«Una reunión galáctica». Estas son las palabras que la NASA ha empleado para describir a la última foto captada por el telescopio espacial James Webb. La poética imagen representa a un par de galaxias conocidas como II ZW 96 para los astrónomos. Es el resultado de una colaboración entre la NASA, la ESA y la CSA.

A 500 millones de años luz de distancia, II ZW 96 se posa dentro de la constelación de Delphinus, muy cerca de lo que definimos como ecuador celeste. La imagen del James Webb no solo muestra el choque galáctico; también ofrece un salpicado de otros cuerpos celestes en el fondo, con todas las formas y colores imaginables.

La fusión de II ZW 96 nos demuestra que este proceso es violento a niveles cósmicos. La fuerza de gravedad de ambas galaxias distorsiona sus formas, creando puentes, anillos y toda clase de figuras antes de que ocurra la fusión de los centros galácticos. Estos últimos están conformados por agujeros negros masivos que mantienen unida a la galaxia, junto a la materia oscura.

El James Webb nos deja ver un puente de estrellas entre ambas galaxias

Una pareja de galaxias en fusión retoza en esta imagen captada por el telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA.
Una pareja de galaxias en fusión retoza en esta imagen captada por el telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA.

En su fusión, las galaxias han creado un asombroso puente de estrellas que genera una conexión directa entre sus respectivos centros. Los brazos espirales, por su parte, han sido deformados debido a las perturbaciones gravitatorias que ocurren en la fusión.

Al mirar la fusión de galaxias en el espectro infrarrojo, el James Webb ha podido detectar un brillo especialmente intenso en el centro de cada una. Esto se traduce en un alto nivel de formación de estrellas dentro de II ZW 96, un tema que suele encantar a los astrónomos. Por supuesto, esto la convierte en un objetivo de estudio para el telescopio espacial.

Esta observación forma parte de una colección de mediciones del James Webb. Su objetivo es profundizar en el terreno de la evolución galáctica, sobre todo aquellas tan luminosas a niveles infrarrojos.

Por otro lado, el estudio de dicha galaxia también es una prueba para el James Webb. II ZW 96 y ha sido retratada con telescopio terrestres y el Hubble. Así, ver qué detalles ofrece el James Webb concede a los astrónomos un mejor entendimiento sobre la capacidad que tiene el telescopio para observar el universo.

Deja un comentario

Deja tu comentario