Después de varios años en desarrollo, la tecnología 5G finalmente ha llegado a los dispositivos móviles. Tanto los iPhone como muchos modelos Android pueden disfrutar de mejoras en la velocidad de navegación, y ya son millones los usuarios que pueden disfrutar de ella en todo el mundo. Sin embargo, siempre hay una letra pequeña. ¿Por qué deberías desactivar el 5G en tu móvil, y cómo puedes hacerlo? Aquí te contamos.

Entre los motivos para deshabilitar la conexión 5G encontramos varios bastante válidos e importantes para los usuarios. No todas las personas dan prioridad a las conexiones ultrarápidas; otros, probablemente, querrán tener una autonomía más duradera, y menos problemas de conectividad.

Así, si no te importa volver a una velocidad de navegación ligeramente más lenta que la 5G para obtener beneficios en otros apartados, esta guía es para ti,

No importa el móvil que tengas, o su sistema operativo. Las configuraciones para desactivar la conexión 5G están bastante estandarizadas. ¿Qué quiere decir esto? Que deberías poder seguir estos mismos pasos en casi cualquier dispositivo, y conseguir el mismo resultado.

¿Por qué deberías desactivar el 5G en tu dispositivo móvil?

Aunque el 5G trae importantes mejoras en velocidad, latencia y cobertura en comparación con el mítico 4G, tampoco es la panacea de las conexiones inalámbricas. Existen varios inconvenientes que los usuarios podrían enfrentar en el día a día al tener esta conexión activa.

Mayor gasto de datos móviles

Uno de ellos tiene que ver con el consumo de datos. Aunque es la velocidad de navegación de las conexiones 5G son imbatibles (al menos en datos móviles), puede llegar a consumir muchos más datos que las redes más tradicionales.

La velocidad de las conexiones 5G permite hacer más cosas en menos tiempo, y transmitir contenido en mayor calidad. Esto, inevitablemente, se traduce en mayores gastos de datos móviles; y es un punto muy importante a tener en cuenta.

Si cuentas con un plan de datos ilimitado, esto no debería ser problema para ti. No obstante, si no cuentas con este beneficio, podrías verte en un serio aprieto antes de que acabe el mes, cuando todos tus datos hayan sido consumidos por el 5G y alguna tarea en segundo plano de tu móvil.

Mayor consumo de batería

Las conexiones 5G requieren mucha más energía para enviar y recibir paquetes de datos. Este es un problema que puede ir mejorando con las próximas generaciones de móviles, pero que en la actualidad sigue existiendo.

Además, una de las cosas que más consume batería en el móvil es la búsqueda de cobertura. Al no haber señales 5G en todas partes (dado que es una tecnología «reciente» en múltiples territorios), es bastante probable que tu dispositivo móvil se encuentre constantemente buscando una red 5G a la que conectarse, sin mucho éxito. Esto, irremediablemente, hará que tu porcentaje de batería baje de forma vertiginosa.

La buena noticia es que internet está lleno de mapas que te muestras las zonas con cobertura 5G. Así, si sabes que saldrás de tu ciudad con conexión 5G, puedes buscar de antemano y decidir si deberías desactivar o no esta opción en tus ajustes.

Cómo desactivar en 5G en tu iPhone

Conexión 5G iPhone

El proceso es bastante sencillo y directo.

  1. Entra al menú Ajustes de tu iPhone.
  2. Ve a Datos móviles.
  3. Aquí, dirígete a Opciones.
  4. Entra a Voz y datos.
  5. Para desactivar el 5G, basta con activar la conexión 4G o LTE.

Listo. Ahora tu iPhone debería evitar conectarse a redes 5G. Esta opción está a partir del iPhone 12 en adelante, que fueron los primeros en recibir compatibilidad con este nuevo estándar de redes móviles.

Cómo desactivarlo en Android

Los ajustes de los móviles con sistema operativo Android varían ligeramente. Sin embargo, todos los caminos llevan a Roma, así que si en tu terminal no aparecen como están descritos aquí, busca los parámetros que más se parezcan.

Un dato curioso es que la red 5G de tu móvil Android se desactivará de forma automática al encender el modo de ahorro de energía. Sin embargo, como sabemos que no todos querrán pasar por dicho proceso para evitar conectarse a esta red, aquí te dejamos una solución más práctica.

  1. Entra al menú de Ajustes de tu móvil Android.
  2. Desplázate y entra al apartado Conexiones o Wi-Fi y Redes.
  3. Aquí, ve a Redes móviles.
  4. Posteriormente, entra a Modo de Red.
  5. Elige una opción que no sea 5G. Preferiblemente 4G o LTE, dependiento de tu dispositivo.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario