Es complicado seguir el ritmo de lanzamientos de Xiaomi. Principalmente, porque la compañía anuncia smartphones prácticamente cada dos semanas –ya sea bajo la marca principal o mediante alguna submarca como Redmi o Poco–. No obstante, entre toda esa multitud de móviles, siempre hay dos familias que nunca pierdo de vista.

Una de ellas es la serie insignia que la marca suele anunciar a principios de año –los Xiaomi 12 actualmente–; la otra, la serie que llega 6 meses después con prestaciones algo más actualizadas, pero con algunas limitaciones para intentar ofrecer un producto redondo a un precio aún más atractivo. Este año, es el turno de los Xiaomi 12T y, más concretamente, del Xiaomi 12T Pro, smartphone que ha pasado por nuestras manos. 

El Xiaomi 12T Pro es, en cierto modo, una versión reducida del Xiaomi 12 Pro, modelo que también probamos en Hipertextual hace tan solo unos meses y que nos dejó muy buenas sensaciones. Lo es, en concreto, porque prescinde de algunas características adicionales de su hermano mayor. Entre ellas, la resolución de pantalla QHD+, un diseño más premium o una cámara ultra gran angular de alta resolución.

A su vez, el 12T Pro de Xiaomi cuenta con prestaciones que dan un importante salto frente a las del Xiaomi 12 Pro. Una de ellas es el procesador. Este modelo, en concreto, tiene un Snapdragon 8+ Gen 1, frente al Snapdragon 8 Gen 1 del 12 Pro. Incluye, además, una cámara principal de nada más y nada menos que 200 megapíxeles. 

¿Hay diferencia de precio entre ambos modelos?

Curiosamente, y al menos si tenemos en cuenta los precios oficiales: no. El Xiaomi 12 Pro se puede adquirir por unos 800 euros: exactamente el mismo precio por el que podemos comprar el Xiaomi 12T Pro. En Amazon, en cambio, el 12T Pro se puede adquirir por unos 680 euros. Es decir, 120 euros menos de lo que cuesta el 12 Pro en la web de Xiaomi, donde está rebajado respecto a su PVP original. Esta diferencia de precio, no obstante, me hace plantearme una pregunta. ¿Es el Xiaomi 12T Pro la opción ideal en la gama alta de Xiaomi, o compensa pagar esos 120 euros de más por el Xiaomi 12 Pro?

Diseño y pantalla del Xiaomi 12T Pro

Xiaomi 12T Pro

Xiaomi, al igual que fabricantes como Apple o Huawei, han conseguido crear una línea de diseño reconocible en prácticamente cualquiera de sus smartphones. Y, por supuesto, en este Xiaomi 12T Pro no es diferente. Este modelo en cuestión tiene un aspecto muy similar al 12 Pro, con ese módulo fotográfico ubicado en la zona superior, donde destaca la lente principal y deja la cámara ultra gran angular y macro en un segundo plano, y esa parte posterior ligeramente curvada en los laterales. Hay, eso sí, alguna diferencia estética que no me ha dejado un sabor de boca un poco agridulce. 

La parte trasera, aparentemente de cristal, tiene un tacto más parecido al plástico que al vidrio, lo que hace que el terminal se sienta menos ‘premium’ que, incluso, otros modelos con un precio más económico, como puede ser el Motorola Edge 30 Fusion. Los marcos, afortunadamente, sí parecen más robustos, y se agradece que el frontal tenga marcos mínimos para hacer que el terminal luzca más llamativo.

Es en ese mismo frontal donde nos encontramos —donde si no— la pantalla de 6,67 pulgadas que incluye este 12T Pro. Se trata, en concreto, de un panel AMOLED con una resolución equivalente a Full HD+ (de 1220 x 2712 píxeles) y una tasa de refresco de 120 Hz. Es, en mi opinión, excelente. Me alegra que sea uno de los apartados en los que Xiaomi —en cierto modo— no ha recortado y que, además, haya apostado por un panel completamente plano, en vez de ligeramente curvado en los laterales. 

La interpretación de los colores es muy buena, con blancos muy bien calibrados y negros puros que se unen a unos ángulos de visión muy buenos. Estos, apenas crean reflejos al sostener el terminal en una orientación ligeramente desviada del centro. 

Rendimiento y autonomía o cómo dar en el clavo con esta combinación de hardware

Xiaomi 12T Pro

Esta buena pantalla se complementa a la perfección con las que son, en mi opinión, los dos mejores apartados del Xiaomi 12T Pro. El smartphone de la compañía llega con un SoC Snapdragon 8+ de primera generación, una versión vitaminada del 8 Gen 1 que ofrece un 10 % más de rendimiento y una mejora de eficiencia energética un 30 % mayor. ¿Se notan estos cambios? 

Lo cierto es que es difícil comparar el rendimiento si ambos SoCs no están frente a frente. No obstante, de una cosa estoy seguro: el Snapdragon 8+ de primera generación hace que este 12T Pro funcione a las mil maravillas. Su rendimiento es impecable, incluso consigue hacer una muy buena gestión del sobrecalentamiento incluso en tareas exigentes, algo que su antecesor no era capaz. 

El Xiaomi 12T Pro, por otro lado, cuenta con una batería de 5.000 mAh. Es una capacidad considerable que, junto a la buena optimización del procesador, permite que el terminal aguante un día de uso muy intensivo sin despeinarse. Fácilmente, podemos llegar al final del día con un 30 % sin dejar de lado la tasa de refresco de 120 Hz o sin limitar algunas opciones del sistema. Incluye, además, una carga de 120W, aunque no es compatible con la carga inalámbrica. 

Así son las cámaras del Xiaomi 12T Pro

Cámaras Xiaomi 12 T Pro

El apartado fotográfico del Xiaomi 12T Pro no sorprende por su número de lentes, sino por la resolución de su cámara principal. El sensor primario, en concreto, cuenta con una resolución de 200 megapíxeles. Se trata de un ISOCELL HP1 fabricado por Samsung y que cuenta, además, con una apertura f/1.69 y la posibilidad de grabar vídeo en 8K. Esta, no obstante, no es la única cámara que incluye este smartphone.

También nos encontramos con un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles de resolución. Para ofrecer un extra de versatilidad, además, Xiaomi ha apostado por una lente macro de 2 megapíxeles de resolución, destinada a tomar fotografías a corta distancia. Pero vayamos a lo importante, ¿Cómo se comportan estas cámaras y, sobre todo, el sensor principal?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que, por defecto, la cámara de 200 megapíxeles no toma fotografías en esta resolución, pues el tamaño de la imagen es considerablemente mayor, llegando a ocupar unos 60 MB frente a los máximos 5 MB de una fotografía capturada en 12 megapíxeles. Por tanto, y a no ser que activemos el modo de 200 MP de forma manual, las imágenes se toman en 12 megapíxeles. Es, eso sí, una resolución decente y con la que podemos obtener muy buenos resultados, con colores bastante realistas y un detalle muy bueno cuando las condiciones lumínicas son aceptables.

¿Es solo un número o realmente se perciben mejores resultados?

Los 200 megapíxeles mantienen esa buena interpretación de los colores y una exposición más que correcta, pero con una pequeña diferencia en la nitidez de la fotografía; el detalle es algo mayor, sobre todo, en aquellas áreas más alejadas de la imagen. Solo se percibe, eso sí, si hacemos zoom o si, por ejemplo, pasamos la fotografía a una pantalla de mayor resolución. En móvil, apenas hay diferencias. Por tanto, personalmente, solo utilizaría este modo si posteriormente vas a editar las imágenes de forma algo más “profesional”.

Por otro lado, la cámara ultra gran angular de 8 megapíxeles consigue captar buenas imágenes en la mayoría de circunstancias, aunque con una considerable pérdida de detalle frente al sensor primario que se percibe, sobre todo, en escenas nocturnas.


¿Merece la pena el Xiaomi 12T Pro?

Xiaomi 12T Pro

El Xiaomi 12T Pro se puede adquirir a un precio de 799,99 euros para su variante con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno. Es, recordemos, 120 euros más barato que su hermano mayor, el Xiaomi 12 Pro. Ahora bien, ¿merece la pena esta terminal o es mejor opción el Xiaomi 12 Pro?

Durante estas semanas de uso he podido comprobar que el 12T Pro de Xiaomi es un smartphone redondo y uno de los más equilibrados que hay actualmente. Su pantalla es excelente, al igual que su rendimiento y autonomía. Su cámara, pese a que es muy parecida a la de otros smartphones, tiene esos pequeños extra que pueden resultar interesantes para los amantes de la fotografía que no quieren gastarse más 800 euros en un móvil.

Todo ello, además, con los extras más importantes de Xiaomi, como una interfaz muy personalizable, lector de huellas en pantalla, sonido firmado por Harman Kardon, etc. 

¿Xiaomi 12T Pro o Xiaomi 12 Pro?

Ahora bien, el Xiaomi 12T Pro pierde algunas características frente al 12 Pro que me parecen importantes mencionar. Su aspecto, por ejemplo, está muy detrás del modelo anunciado a principios de año. También sus cámaras adicionales, así como esos extras que vemos habitualmente en móviles de gama premium, como la carga inalámbrica. En cambio, reiteramos, el 12T Pro ofrece un mejor rendimiento y una mejor autonomía, aunque personalmente, y tras probar ambos terminales, no son puntos decisivos. 

Sí lo es, en cambio, esos 120 euros menos. Sus ausencias, en mi opinión, no son tan relevantes como para pagar ese coste adicional. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el 12T mejora en cuanto a rendimiento y autonomía: dos puntos muy relevantes en un móvil.

En realidad, ambos modelos son opciones muy recomendables, y puedes decantarte por lo que más buscas en un móvil. Si prefieres tener una gran batería y un rendimiento de 10, y no te importa sacrificar en diseño y en esos pequeños extras, el 12T Pro es una opción ideal. Si por el contrario, cree que con la batería del 12T Pro tendrás suficiente y prefieres priorizar en aspecto y en esos extras, aún pagando 120 euros más, puedes apostar por el Xiaomi 12 Pro. 

Puntuación: 4 de 5.

Deja un comentario

Deja tu comentario