El caos en Twitter es una realidad. Ha sido un fin de semana de vértigo en las oficinas, ahora propiedad de Elon Musk, tras el viernes negro: era el día de los despidos masivos. Ahora, apenas unas horas después, Twitter se está echando para atrás con algunos de los seleccionados que recibieron el correo para abandonar la compañía.

Según adelanta Bloomberg, Twitter cometió algunos fallos a la hora de seleccionar a alguno de los 3.000 empleados para su despido. Algunos, apuntan, entraron en las listas por accidente. Otros suponían una fuerza laboral esencial para el desarrollo de alguna de las nuevas funcionalidades que prepara la compañía de Elon Musk.

No ha sido hasta ahora cuando se han dado cuenta del fallo cometido. Todo a pesar de que los propios empleados avisaron de que era algo que podía ocurrir tarde o temprano. Se añade, también, la rapidez con la que el propio Elon Musk quiso efectuar el despido de la mayor parte de la plantilla. Solo una semana después de haber tomado las riendas de Twitter. Y si bien algunas áreas tenían los días contados –es conocida la aversión del empresario por ciertas actividades en las compañías privadas–, las áreas técnicas no tuvieron tiempo de analizar el impacto de la falta de personal en un corto espacio de tiempo.

De los casi 3.800 empleados en las listas de salidas, el área de comunicación y derechos humanos fueron reducidas casi en su totalidad. No era una sorpresa, ya en Tesla, Elon Musk decidió que la comunicación y el marketing no casaban con sus políticas de trabajo. Pero también la de IA ética o investigación. Ahora, en el intento de recuperar a docenas de miembros de su personal, parece que Elon Musk necesitaría revitalizar una parte del área vinculada a desarrolladores de Android e iOS.

Avisos en Europa a las políticas de despido en Twitter de Elon Musk

Elon Musk, Twitter

Con la vuelta o no de docenas de empleados despidos por «error», la realidad es que Twitter ha marcado un antes y un después en su historia. Una que Meta está copiando: el propio Zuckerberg acaba de anunciar despidos masivos en Meta. ¿El motivo? El mismo que en la red social de Musk: hay que dejar de perder dinero y recortar en áreas no estratégicas. O al menos que puedan ajustar el gasto, ya que el metaverso de Facebook será uno de los más afectados por el recorte.

Sea como sea, ahora Elon Musk se tiene que enfrentar a un nuevo rival en Twitter: los sindicatos europeos. Y más concretamente los de España. Una plantilla local, formada por unas 30 personas, que ha recibido su carta de despido prácticamente en su totalidad. 26 de ellos ya no forman parte de la plantilla. Dedicados a tareas de marketing y comunicación en su mayoría era algo más que esperable.

Sobre esto, los sindicatos locales se han lanzado a denunciar la decisión de Musk. Recuerdan que los despidos colectivos deben someterse a una serie de requisitos y garantías para los empleados. Así como someterse a debate con los representantes de los trabajadores de Twitter. También deberán ser avisados con 15 días de antelación. Como era de esperar, un Elon Musk contrario a las agrupaciones sindicales, no ha tenido en cuenta ninguno de estos requisitos. De no cumplirse, los despidos podrían declararse nulos.

Participa en la conversación

1 comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. siii…. claaaaaro. Se acabaron los sueldazos, la explotación sobre los puestos medios y bajos, la extorsión por «checks», así como la devoción por ideologías estupidizantes.