En One Piece Film: Red, de Gorō Taniguchi, que se estrena el 4 de noviembre, ocurren varias cosas en paralelo. Por un lado, Monkey D. Luffy debe concluir una vieja historia personal. En el otro, continúa, por supuesto, con su aventura para convertirse en rey de los piratas. Pero, entre ambas cosas, también decide junto a su tripulación acudir al concierto de una cantante extraordinaria.

La historia, llena del sentido del humor del anime y su cualidad entrañable, traslada a la pantalla grande una narración coherente con su espíritu e identidad.

También enlaza con el conocido — y en apariencia interminable — relato en busca del One Piece con algo más singular. Incluso, se toma el atrevimiento de incorporar música. Lo que brinda al argumento una fluidez singular y conmovedora. One Piece Film: Red tiene una conciencia muy clara de la larga historia que la precede y analiza, con un guion que sorprende por su solidez, sus pequeñas singularidades.

One Piece Film: Red

En One Piece Film: Red, de Gorō Taniguchi, ocurren varias cosas en paralelo. Por un lado, Monkey D. Luffy debe concluir una vieja historia personal. En el otro, continúa en su aventura para convertirse en rey de los piratas. Pero, entre ambas cosas, también decide junto a su tripulación acudir al concierto de una cantante extraordinaria. La historia, llena del sentido del humor del anime y su cualidad entrañable, traslada a la pantalla grande una narración coherente con su espíritu e identidad. También enlaza con el conocido - y en apariencia interminable - relato en busca del One Piece con algo más singular. Incluso, se toma el atrevimiento de incorporar música. Lo que brinda al argumento una fluidez singular y conmovedora. La película tiene una conciencia muy clara de la larga historia que la precede y analiza, con un guion que sorprende por su solidez, sus pequeñas singularidades.

Puntuación: 4 de 5.

One Piece Film: Red es una obra maestra para cualquiera

Sin duda, One Piece Film: Red está creada para fanáticos de hueso rojo de la obra de Eiichirō Oda. Pero al mismo tiempo tiene una amplitud suficiente para incorporar a una audiencia más grande. La película es una ambiciosa puesta en escena que desea analizar las obsesiones principales de One Piece como conjunto. Desde la lealtad y el amor, hasta el extraño grupo de piratas. Sin embargo, toma la brillante decisión de ser algo más que un vehículo de entretenimiento puro entre personajes queridos y una narración familiar.

One Piece Film: Red quiere contar una versión propia sobre un acontecimiento incidental en su mundo. Algo que muchas películas basadas en manga intentan, aunque sin lograr la sensación de que son algo más que un capítulo muy largo del original.

Al contrario, One Piece Film: Red encuentra un lenguaje propio y una construcción elegante para sostener su carácter individual. Una percepción que hace del argumento una curiosa mezcla de estilos y buenas decisiones narrativas.

YouTube video

La importancia de la música en la película 

Uta, la diva de la voz formidable que ha sorprendido al mundo, ofrecerá su mayor concierto. El personaje no canon de One Piece Film: Red es, quizás, el añadido más entrañable en una narración que busca sorprender. Se trata de una decisión audaz: incorporar a Uta y a su contexto implica que el apartado musical será de considerable importancia.

De hecho, lo tiene. Uno de los puntos más sorprendentes de One Piece Film: Red es la forma en que sostiene una narración en lo onírico y bordea la premisa central. ¿Qué haría que un grupo de curtidos piratas acudiera a un concierto? Una artista talentosa por descontado. Pero también que Uta es algo más que una diva. Es un recuerdo infantil de Luffy y, por añadidura, hija del famoso pirata Shanks. 

La triple circunstancia sostiene buena parte del entramado de One Piece Film: Red. En especial, porque Uta apenas apareció en el capítulo 1055 de la serie como una silueta en los recuerdos de su padre. De modo que, a pesar de que todo lo que relata la película no impacta en One Piece como conjunto, sí es parte de su mitología extendida. Una mirada curiosa a todos los pequeños fragmentos de información desordenados que el manga sostiene y que construye como algo más amplio. 

One Piece Film: Red

No obstante, en One Piece Film: Red, el conflicto es más interesante porque Uta tiene un objetivo. Uno violento y que llevará a cabo a toda costa. El hilo narrativo enlaza entonces al personaje con el mundo del manga con habilidad, hasta crear la sensación de un todo cohesionado. Pero es la música — ese territorio misterioso que convierte a One Piece Film: Red en algo sorprendente, emocional — el núcleo de toda la película. Una perspectiva interesante para una narración que durante su larga historia se distinguió por escenas de acción y una burlona percepción de la violencia. 

El guion, de Tsutomu Kuwoira y Brooklyn El-Omar, utiliza además a Uta para brindar una notoria tridimensionalidad al clásico Luffy. Pero es, en especial, Shanks el que obtiene una nueva sustancia. Padre, protector y, al final, un héroe levemente trágico, el personaje logra una nueva dimensión. Algo que sostiene a One Piece Film: Red como una línea fluida de acontecimientos que celebra la identidad de la historia y, también, brinda un espectáculo brillante e independiente. 

La voz, el peligro, el mundo alterno 

El espectáculo de Uta es, por supuesto, el centro del argumento. Pero, a partir de que el concierto comienza, la película toma un cariz principal más oscuro. La diva, la mujer que hipnotiza con su voz, también está obsesionada y decidida a cambiar el mundo. Hacerlo, además, de una manera total y sin punto de retorno.

One Piece Film: Red toma entonces una peculiar mezcla entre un aire siniestro y una mirada casi desesperada por un bien mayor. Uta es mucho más que un recurso de la historia para unir piezas. Es un elemento que hilvana la película con un discurso maduro dentro del mito del manga.

One Piece Film: Red

Quizás, uno de los mayores logros de One Piece Film: Red sea utilizar cada punto a su disposición para convertir el espectáculo en pantalla en una celebración. A través de sus canciones, la película celebra los ideales y conflictos habituales de la serie. Con la mirada a sus personajes — esa gran pandilla llena de vitalidad — y su trasfondo conmovedor, One Piece Film: Red es un triunfo de la imaginación. Mucho más de lo que puede decirse de productos similares, que no logran el nivel de encanto y divertida autocomplacencia de la obra de Gorō Taniguchi.

Deja un comentario

Deja tu comentario