En abril de 2021, Meta sufrió la filtración de datos personales de más de 500 millones de usuarios, y ahora deberá afrontar una nueva multa millonaria impuesta por reguladores europeos. Más específicamente, por la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), que castigó a la firma de Mark Zuckerberg por no proteger apropiadamente la información de las cuentas afectadas.

Lo cierto es que la compañía estadounidense tendrá que pagar 265 millones de euros por no tomar las medidas técnicas y organizativas para evitar la exposición de tamaña cantidad de usuarios. Además, Meta tendrá que realizar cambios en sus sistemas para evitar que los datos se filtren con tanta facilidad. En tal sentido, The Wall Street Journal menciona que los ajustes predeterminados tendrán que ser cambiados para evitar que la información personal de los usuarios se pueda compartir con un número ilimitado de personas.

La masiva filtración de datos de Facebook dejó al descubierto nombres completos, fechas de nacimiento, ubicaciones y, en algunos casos, direcciones de correo electrónico y números telefónicos. El evento afectó al público de 106 países, incluyendo Estados Unidos (32 millones), España (10 millones), México (13 millones) y Argentina (2 millones).

Según se conoció más tarde, una vulnerabilidad de la red social permitía ver los números de teléfono asociados a cada cuenta. La misma fue explotada a comienzos de 2020, aunque Meta aseguró haberla reparado en 2019. Lo cierto es que alrededor de 533 millones de personas a lo largo y ancho del mundo sufrieron la exposición de sus datos personales.

Con respecto a la multa aplicada por la DPC irlandesa, la firma de Menlo Park indicó que analizará el castigo y posteriormente definirá si lo apelará o no.

Cuarta multa millonaria para Meta en Irlanda

Meta, Facebook, Instagram
Photo by Dima Solomin on Unsplash

El nuevo castigo económico emitido desde Irlanda, donde Meta tiene sus principales oficinas europeas, se suma a otras tres multas de gran calibre que se dieron a conocer en poco más de un año. Es que la misma DPC le había aplicado una sanción de 225 millones de euros en septiembre de 2021 por no informar correctamente a los usuarios en la Unión Europea cómo gestionaba sus datos personales en WhatsApp.

En tanto que en marzo de este año la obligó a pagar 17 millones de dólares por una filtración de usuarios de Facebook de 2018. Mientras que durante el último septiembre le aplicó una multa de 402 millones de euros por la mala gestión de la información personal de adolescentes en Instagram.

Así las cosas, solo en los últimos 15 meses, Meta ya lleva casi 1.000 millones de euros en multas de la DPC por incumplir el Reglamento General de Protección de Datos (GPDR). De todos modos, los californianos han apelado los castigos relacionados con Instagram y WhatsApp.

A todo esto hay que sumarle otros escándalos en los que se ha visto involucrada la compañía dirigida por Mark Zuckerberg. Desde la problemática compra de Giphy, que finalmente no se llevará a cabo, hasta la presión ejercida para controlar el mercado publicitario en línea junto a Google.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario