FTX hizo oficial su bancarrota durante la presente semana, pero este problema, por sí solo trascendental, sería solo la punta del iceberg. De acuerdo a la información que recoge Reuters, Sam Bankman-Fried, cofundador y ahora exCEO de la plataforma, habría implementado una puerta trasera (backdoor) para poder desviar fondos de sus clientes. De esta manera, lograría pasar desapercibido.

Antes de continuar… ¿Qué es una puerta trasera? En términos simples, es una vulnerabilidad en el software que permite saltarse el sistema de seguridad. Las backdoor, además, suelen ser colocadas a propósito con distintos fines, la mayoría ilegales.

En el caso de FTX, según describe el citado medio, la puerta trasera estaba presente en el software de contabilidad. La vulnerabilidad habría permitido que Sam Bankman-Fried ejecutase comandos para alterar los registros contables sin que nadie se diera cuenta. El objetivo era ocultar sus movimientos no solo de los ojos de otras áreas de la empresa, sino también de los auditores externos.

La puerta trasera habría sido descubierta durante una investigación llevada a cabo por los equipos legales y financieros de FTX. Su análisis expuso que Bankman-Fried logró transferir en secreto 10.000 millones de dólares hacia Alameda Research, empresa hermana de FTX y también dirigida por el mismo personaje. Evidentemente, el software de seguridad no lanzó ninguna alerta del movimiento. El de contabilidad, por su parte, tampoco registró el suceso.

El caos no termina aquí. Del monto mencionado, cerca de 1.700 millones de dólares están completamente desaparecidos. El resto, aparentemente, no se movieron de Alameda Research.

Sam Bankman-Fried niega la acusación, pero la FTC le pisa los talones

Sam Bankman-Fried, CEO de FTX
Sam Bankman-Fried, CEO de FTX.

En respuesta a al reporte de Reuters, Bankman-Fried negó haber realizado una transferencia de 10.000 millones de dólares de fondos de sus clientes hacia Alameda Research. "No nos transferimos en secreto. Tuvimos un etiquetado interno confuso y lo leímos mal". También, rechazó haber implementado una puerta trasera en el software contable de FTX. Eso sí, en relación a la estratosférica cantidad que desapareció, no quiso ahondar en el tema.

La declaración de Bankman-Fried no será suficiente para convencer a las autoridades estadounidenses. Meses antes de que FTX oficializara su bancarrota, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) ya había iniciado una investigación contra la plataforma por el posible uso indebido de los fondos de sus clientes. Evidentemente, el escándalo surgido durante la presente semana provocó que ambos organismos pisaran el acelerador en su indagatoria.

Parece, entonces, que Bankman-Fried está por enfrentarse a una situación muy compleja. La SEC de alguna manera pudo saber del despilfarró de los fondos, y los equipos internos de FTX supuestamente encontraron una puerta trasera para transferir los mismos. De momento, el susodicho no tiene cómo defenderse.

Binance se hace a un lado para evitar problemas

Binance

Fue esta investigación, de hecho, la que ocasionó que Binance decidiera no seguir adelante con la propuesta de compra de FTX. La primera plataforma tenía la intención de absorber la empresa liderada por Bankman-Fried para saldar sus deudas.

Recordemos que FTX se quedó sin liquidez después de que una buena parte de sus clientes solicitaran retirar sus fondos. Un informe había dado a conocer que el balance de Alameda Research estaba conformado, sobre todo, por FTT (el token de FTX) y otras criptomonedas. Al ser la empresa hermana de FTX, los usuarios de esta última también tuvieron dudas sobre la verdadera solvencia de la plataforma y prefirieron abandonar el barco. Después se dieron cuenta que, efectivamente, ni siquiera había liquidez para recibir su dinero.

"Como resultado de la debida diligencia corporativa, así como de los últimos informes en relación al mal manejo de los fondos de los clientes y las supuestas investigaciones de agencias estadounidenses, hemos decidido que no buscaremos la posible adquisición de FTX", señaló Binance.

¿Qué sigue? Bueno, la FTC y la SEC continuarán con su investigación. Si los organismos encuentran irregularidades en el manejo de fondos, incluyendo la implementación de la puerta trasera, a Bankman-Fried le será difícil evitar un castigo ejemplar.

Etiquetado:

Participa en la conversación

3 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Prision domiciliaria… Bromeo, claro, pero no tanto. Los ladrones de guantes blanco tienen los mejores Defensores y así logran muchas veces algo que no el que toma una manzana por HAMBRE, NO POR CODICIA.

  2. Y cuál es el castigo «ejemplar» para el robo de 1700 millones de dólares??? A un compañero de trabajo lo despidieron sin derechos porque se robó 1 manzana…