Un eclipse de Sol en la Tierra es uno de los eventos que más emoción despiertan. Tanto para civilizaciones milenarias, como en la actualidad; sin importar los motivos. Cada vez que sucede un evento astronómico de esta magnitud, todos intentan verlo de una forma u otra. Pero, ¿sabías que Marte también tiene eclipses solares? Sí, y según nos muestra la NASA hoy, son bastante diferentes a los de la Tierra

El rover Perseverance ha captado en vivo y en directo un eclipse solar en la superficie marciana este 18 de noviembre. Las imágenes fueron reveladas por aficionados a la astronomía, quienes procesaron las fotos capturadas por el robot de la NASA. El resultado es una especie de ojo que mira a un costado, y es tan espectacular como extraño.

¿Por qué este eclipse luce tan distinto a los vistos en la Tierra? En primer lugar, tenemos la forma del satélite marciano. A diferencia de la Luna, cuya superficie es bastante esférica, la luna Fobos de Marte tiene una forma mucho más extraña. De hecho, es más parecida a una patata que a una bola perfectamente esférica. Además, su tamaño también la delata, y es que el Sol se ve notablemente más grande que el pequeño satélite.

Es por esta razón que, al pasar por delante del astro, el resultado es bastante diferente a lo que acostumbramos a ver desde la Tierra. El Sol sigue siendo visible, con zonas quedando totalmente oscurecidas por la pequeña luna Fobos de Marte.

El Perseverance de la NASA nos ofrece un vistazo del día a día marciano, y eso incluye un eclipse de Sol

Kevin Gill ha sido el encargado de procesar las imágenes y convertirlas en un vídeo para compartirlo en Twitter. De esta forma, podemos ver en movimiento cómo luciría un eclipse solar si estuviésemos en la superficie de Marte. De hecho, puede que pronto lo hagamos, y es que la misión Artemis de la NASA busca llevar a los humanos a la Luna, para después impulsarnos hasta el planeta rojo vecino.

Rover Perseverance de la NASA sobre la superficie de Marte
El rover Perseverance de la NASA sobre la superficie de Marte

Fobos es uno de los dos satélites naturales que hacen residencia en la órbita marciana. Cuenta con solo 27 kilómetros de ancho en su parte más ancha. Es probable que el satélite no viva por siempre. Teniendo en cuenta su cercanía a Marte, se estima que se acerque a tal punto de llevarlo a su propia destrucción dentro de millones de años; un evento parecido al que formó los famosos anillos de Saturno.

Recordemos que el Perseverance de Marte no está en el planeta rojo solo por diversión. El rover tiene la tarea de recoger muestras de sustrato que alguna vez perteneció a lagos y océanos de agua, y que podrían esconder la respuesta a la pregunta de la década: ¿Hubo alguna vez vida en Marte o somos extremadamente raros en el universo?

Deja un comentario

Deja tu comentario