Avatar 2: El sentido del agua, la secuela de la película más taquillera de la historia, tiene unas expectativas casi imposibles que superar. No solo con la crítica especializada y con la audiencia, también en términos económicos. Las previsiones más optimistas calculan que la película recaudará entre 150 y 200 millones durante su primer fin de semana dentro de Estados Unidos, por encima de los 77 millones que obtuvo la original.

Pero tal vez eso no sea suficiente para que la película sea exitosa desde un punto de vista puramente económico. Mantener el nivel de la película que más ingresos ha generado en la historia no es fácil y James Cameron —director y creador de la franquicia— lo sabe. Conseguirlo significa una inversión descomunal dedicada a la producción y después a la inversión de marketing previa y posterior al estreno. Se calcula que Avatar 2: El sentido del agua debe superar los dos mil millones de dólares en taquilla para dejar de perder dinero. Tan solo su filmación habría significado unos 400 millones de dólares.

Lo ha explicado Cameron en una entrevista en GQ, donde ha profundizado en las dificultades inmensas detrás de hacer una película como Avatar 2, con todos los riegos de producción y económicos asociados.

Para ejemplificarlo, James Cameron le mostró una secuencia de efectos visuales al entrevistador que tenía la etiqueta de 405. «Eso significa que hay 405 versiones de esto que estamos viendo antes de enviármelo», le dijo. La película debió estrenarse hace años y, según el artículo, en septiembre, hace apenas tres meses, Avatar: El sentido del agua aún no se había terminado de hacer.

Además, «la película fue insultantemente cara de hacer», dijo. De hecho le informó al estudio que «es el peor caso de negocio de la historia del cine» y que para ser rentable «tendrá que convertirse en la tercera o cuarta producción más taquillera del mundo. Ese es el umbral para dejar de perder dinero», se lamentó.

En la actualidad estas son las cinco producciones más exitosas de la historia y sus respectivas recaudaciones mundiales en taquilla:

  1. Avatar ($ 2.922.917.914)
  2. Avengers: Endgame ($ 2.797.501.328)
  3. Titanic ($ 2.201.647.264)
  4. Star Wars Episodio VII ($ 2.069.521.700)
  5. Avengers: Infinity War ($ 2.048.359.754)

Por lo que Avatar: El sentido del agua debería intentar superar a Titanic, que también fue dirigida por James Cameron o Star Wars Episodio VII, con 2.201.647.264 y 2.069.521.700, respectivamente, para poder ser rentable. Un reto descomunalmente grande.

¿Avatar: El sentido del agua conseguirá romper la frontera de los dos mil millones de dólares?

La pregunta es si Avatar: El sentido del agua será capaz de romper la frontera de los dos mil millones de dólares en épocas en que aún es difícil atraer personas al cine. Sobre todo en épocas post pandémicas donde muchas personas, simplemente, prefieren esperar a que las películas se estrenen en plataformas digitales y verlas en casa.

También hay un factor que puede impactar significativamente en la taquilla de la película y es la exposición internacional que tenga. Con Avatar, el 73.1% de los ingresos vienen de mercados internacionales, especialmente China. Más que el 69,3% de Avengers: Endgame o el 70% de Titanic. Por lo que, para que Avatar 2 tenga el éxito esperado, necesita romper el mercado chino.

Otro de los problemas a los que se enfrenta Avatar: El sentido del agua es que la fiebre por el 3D en el cine ha quedado muy atrás, mientras que Avatar lo aprovechó de lleno, con solo un 20% de las funciones siendo en 2D.

Por otro lado, Avatar se estrenó en 2009 con 20th Century Fox como estudio. Avatar 2 tendrá detrás toda la potencia y empuje de Disney, quienes compraron el estudio un par de años atrás. Otro aspecto que le da esperanzas a que lo consigan son los 1500 millones de dólares en taquilla que Top Gun: Maverick ha logrado, aun cuando nadie esperaba que llegasen a esos niveles de recaudación.

Avatar: El sentido del agua se estrena el próximo 16 de diciembre en cines de todo el mundo. Cameron repite como director y guionista junto a Rick Jaffa y Amanda Silver.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario