La Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 es uno de los grandes eventos del año. También, el punto ideal para la celebración de la importancia del fútbol. Se trata de una oportunidad única para disfrutar de una demostración de las habilidades de los mejores jugadores, y un buen momento para celebrar el fútbol en el cine.

Con semejante envergadura, el Mundial de Qatar recuerda la trascendencia del fútbol. Una experiencia que trasciende las canchas y se transforma en un estilo de vida por derecho propio. Una idea que el cine ha reflejado en docenas de maneras distintas y a través de todo tipo de personajes. Desde la celebración a los apasionados, hasta la exploración del fenómeno de un deporte capaz de aglutinar un entusiasmo extraordinario. El fútbol en el cine demostró ser tan atractivo como su versión en las canchas.

Te dejamos cinco recomendaciones para disfrutar del Mundial de fútbol a través del cine. Desde el relato de deportistas históricos, hasta los sueños de los deportistas que solo desean hacer el gran gol de la victoria. Todo un recorrido a través de un escenario extraordinario, que en la actualidad une de una forma u otra al mundo entero. 

Quiero ser como Beckham

YouTube video

Jess (Parminder Nagra) quiere ser futbolista. Lo desea más que cualquier otra cosa en el mundo, a pesar de su muy tradicional familia y que debe enfrentar todo tipo de prejuicios. Pero en el terreno de juego y con la pelota entre los pies, todo sacrificio parece tener sentido. Mucho más, si tiene como ejemplo y objetivo emular a su ídolo, el jugador David Beckham. Una metáfora que va más allá de la aspiración de lo inalcanzable — un tema que la película toca con ingenio —.

Esta encantadora fábula, hito del fútbol en el cine, sobre la superación personal, la voluntad y por supuesto, el amor al fútbol es una mirada entusiasta al deporte. Pero a la vez, es una reflexión sobre el valor del talento y la búsqueda del propio camino, incluso a través de terrenos complicados y cada vez más duros de asumir.

El guion también es una acertada combinación acerca de las expectativas familiares y el recorrido hacia el destino, como un hecho personalísimo. Todo, a través de la percepción del fútbol como un lugar de encuentro para ideales más grandes, importantes y profundos. Como toda historia de tránsito y crecimiento que se precie, Quiero ser como Beckham también analiza la percepción sobre la identidad. La que se transforma a partir de un ensueño y la que se construye a través del esfuerzo. Toda una oda a la esperanza ideal para disfrutar en medio del gran evento mundial del deporte rey.

¿Un dato curioso encantador? Sí, el gran ídolo del fútbol inglés aparece por un par de minutos frente a la cámara en un brevísimo y curioso cameo para la historia. 

Buscando a Eric

YouTube video

Eric Bishop (Steve Evets) atraviesa uno de los peores momentos de su vida. Su esposa le abandonó y debe lidiar con la crianza de sus dos hijastros. Por si eso no fuera suficiente, tiene la ingrata sensación que está a punto de perder todo lo que creía valioso en su vida. Tanto como para que incluso comience a plantearse si vale la pena continuar en medio de un descalabro semejante. 

Pero Eric tiene un único momento de paz. Uno que va más allá de su experiencia y en particular, que se enlaza con algo más elaborado, profundo y sincero. Más allá de todos los sinsabores, dolores e incomodidades, el fútbol es el espacio ideal para el consuelo. Para el personaje, el mundo se detiene en cuanto la pelota comienza a rodar y el campo se llena de las grandes jugadas con las que está obsesionado. Es entonces cuando el dolor, el sufrimiento y la desesperanza, se transforma en una forma nueva de profunda alegría. 

La película de Ken Loach logra convertir todo el entusiasmo del fútbol en un lugar insular en medio del caos cotidiano. Mucho más, construir una metáfora del poder del deporte como elemento para la curación de heridas emocionales y espirituales. El argumento es una cuidadosa visión acerca de fenómenos colectivos como formas de vínculo con espacios privados profundamente significativos. Poco a poco y siempre gracias al fútbol, Eric logra reencontrar su sitio en el mundo y el consuelo a sus dolores. 

Pero más allá de eso, comprender que el deporte puede ser también una forma de consuelo tan válida como cualquier otra. Con toda su carga emotiva y su bien planteado escenario, el film es mucho más que una odisea con tintes sentimentales sobre el significado del deporte. También, es un símbolo del poder de la esperanza. Todo, claro, a través del símbolo de una pelota que atraviesa un campo radiante y bullicioso. 


Ronaldo

YouTube video

Cristiano Ronaldo se ha convertido en, probablemente, una de las figuras más importantes de la historia del fútbol. El documental de Anthony Wonke no solamente analiza el motivo de esa trascendencia, fuera y dentro del campo de juego. También, la forma en que el jugador cambió la historia del balompié a fuerza de talento. Con una cuidadosa mirada a su trayectoria, el film analiza su impacto en un estrato tan competitivo como el de los jugadores de alto nivel.

El largometraje también utiliza a la figura de Ronaldo como una forma de explorar el círculo más íntimo de las grandes estrellas del fútbol. Convertidos en ídolos de un renombre considerable, también son símbolos de una extraña manera de comprender la celebridad. Algo que la producción de Wonke explora con cuidado y logra mostrar desde un ángulo por completo inédito. No se trata solo de Ronaldo, como miembro de varios de los mejores equipos y que asume el fútbol desde una posición privilegiada. A la vez, el documental es un recorrido vertiginoso a través de todo tipo de visiones acerca del deporte como reflejo de la identidad de la fama y otros tópicos de interés. 

Pero al final, Ronaldo es un homenaje al fútbol como fenómeno. Uno que, además, se construye alrededor de una figura que, en la actualidad, tiene una estatura mítica. Entre ambas cosas, se trata de una versión acerca del poder del deporte en el mundo actual y también, su enorme trascendencia a futuro. 

Hooligans

YouTube video

¿Qué sería el fútbol sin sus fans? Es la pregunta que se plantea la película de Lexi Alexander y que responde a varios estratos distintos. Cuando Matt Buckner (Elijah Wood) es expulsado de Harvard y debe recomenzar su vida, Londres parece un buen lugar para hacerlo. Pero una vez allí, descubrirá que las calles de la ciudad guardan un curioso secreto. Su total y en ocasiones caótica devoción por el fútbol. 

La película retrata, desde una mirada inteligente y bien planteada, la forma en que el amor por el deporte rey es parte de la cultura inglesa. Lo hace, además, sin emitir juicios morales o en el mejor de los casos, sin mostrar sus puntos más duros. En realidad, todo en la película es una celebración al fútbol como experiencia y también, como estilo de vida. Poco a poco, Matt comienza a comprender la intricada manera en que el balompié se enlaza con la vida en Inglaterra. Un punto de vista que le permitirá no solo comprender la importancia del deporte desde una nueva óptica, sino a la vez, su peso dentro de la cultura británica.

Entre emocionantes juegos en los que los fanáticos son el espíritu mismo de la celebración a la odisea del deporte, la película brilla de buenas intenciones. Al mismo tiempo, en su capacidad para mostrar todo lo que el deporte puede ofrecer a la cultura misma de un país. Todo un recorrido frenético a través de una idea profunda y la mayoría de las veces, fascinante, sobre el fútbol como fenómeno colectivo.

Goool! La película

YouTube video

Santiago Muñez (Kuno Becker) tiene un sueño y es el de jugar fútbol. Se trata de una esperanza que le acompañó desde niño y que, finalmente, parece puede hacerse realidad. Como cocinero mexicano en Los Ángeles, se trata de un recorrido que podría llevarle tanto al desencanto como al triunfo. 

Pero para Santiago, correr el riesgo es inevitable, de modo que comienza un largo trayecto que le llevará a no solo cumplir el sueño de su vida. También, a celebrar un estilo de vida con el que ha soñado desde la niñez. Gol! El sueño imposible es una exploración bien construida acerca del valor de la esperanza. También, el de la construcción de la versión del bien y del mal, como un recorrido hacia lugares más profundos sobre el espíritu humano. Para el personaje el fútbol es la posibilidad de cambiar su vida por completo. Pero también, de encontrar una versión más genuina de todas sus aspiraciones. Quizás el punto más conmovedor de la película

Bonus track del fútbol en las pantallas

Ted Lasso

Ted Lasso (Jason Sudeikis) solo tenía conocimientos sobre fútbol americano cuando fue contratado para entrenar al AFC Richmond, en la Premier League en Inglaterra. Pero Ted aceptó el reto con toda la esperanza que el deporte fuera, al fin y al cabo, el mismo lenguaje. Lo que por supuesto resulta en todo tipo de situaciones extravagantes y conmovedoras que convirtieron a la serie de Apple TV+ en un fenómeno sin precedentes.

La historia del perdedor más entrañable, generoso y carismático de la televisión, alcanzó un inédito nivel de calidad desde su primera temporada. Pero fue su segunda entrega la que demostró que su éxito es algo más que un fenómeno casual. Una de las grandes comedias de la década es una mirada traviesa, audaz y emocional a los grandes temas de nuestra época. Pero también, una inspiradora versión sobre el mundo del deporte como una forma de esperanza, celebración a la voluntad y sensibilidad.

Por supuesto, Ted Lasso sabe que el secreto de su éxito es su capacidad para reinventarse. Lo ha hecho en cada una de temporadas y además, en la profunda visión sobre la posibilidad del éxito en medio de situaciones imprevisibles. La serie es, al final, un gran homenaje al espíritu del fútbol como forma de comprender un tipo de solidaridad colectiva de profundo valor. Quizás, el secreto de su éxito.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario