Actualización, 6 de octubre a las 00:05 (CET), 5 de octubre 17:05 (GMT-5):

Una juez de Delaware suspendió el juicio de Twitter contra Elon Musk y les dio una fecha limite para cerrar la compra: 28 de octubre de 2022. Si las partes no llegan a un acuerdo, el juicio se reanudará en algún momento de noviembre.

Seguramente te estás preguntando cuál será el próximo capítulo de este circo. Salvo otro inesperado suceso, Elon Musk y Twitter deben sentarse a finalizar la adquisición y tener todo en orden antes del 28 de octubre. Las partes involucradas en la financiación informaron que están listas para abrir los bolsillos en la fecha indicada.

Pese al evidente conflicto que todavía existe entre Twitter y Elon Musk, todo indica que no habrá más obstáculos para concluir la compra. Eso sí, será poco después de lo esperado, pues algunos analistas y medios anticipaban el gran anuncio para el viernes 7 de octubre.

Publicación original:

Elon Musk compra Twitter

La novela entre Elon Musk y Twitter sigue dando giros inesperados. Esta semana, el también CEO de Tesla, en un acto de aparente arrepentimiento, propuso seguir adelante con la compra de la red social respetando los términos originales del acuerdo. El problema es que desde Twitter no parecen estar dispuestos a volver aceptar dichas condiciones. De acuerdo a los propios abogados del magnate, Twitter rechazó la oferta de compra de 44.000 millones de dólares, según recoge Bloomberg.

Pero los obstáculos para Elon Musk no terminan aquí. Además de rechazar la oferta, Twitter solicitó al tribunal de Delaware seguir adelante con el juicio, declinando así la petición del empresario por suspender el conflicto legal.

"Twitter no aceptará un sí por respuesta. Sorprendentemente, han insistido en continuar con este litigio, arriesgando imprudentemente el acuerdo y jugando con los intereses de sus accionistas", dijeron los dirigidos por Elon Musk.

Cuando Elon Musk anunció su intención de reanudar el proceso de adquisición el pasado lunes, puso como condición que las autoridades primero debían suspender inmediatamente el juicio, algo que en Twitter no están dispuestos a aceptar. Según mencionan las representantes legales de la compañía, su postura tiene que ver con que la parte demandada no quiere cumplir las obligaciones que dicta el contrato:

"El obstáculo para terminar este litigio no es, como dicen los acusados, que Twitter no esté dispuesto a aceptar un sí por respuesta. El obstáculo es que los demandados [Elon Musk y su equipo] aún se niegan a aceptar sus obligaciones contractuales

Abogados de Twitter.

El tribunal de Delaware ya había dejado claro que el juicio no se iba a detener porque, hasta el miércoles 5 de octubre, no existía una petición formal de ninguna de las dos partes para frenarlo. Si bien la empresa con sede en San Francisco no tiene problemas en aceptar los 44.000 millones de dólares acordados inicialmente, consideran que Elon Musk aún debe responder por sus intentos de romper el contrato. Debemos recordar que el empresario decidió retirarse del proceso de compra, una medida que, evidentemente, violó el acuerdo.

Deja un comentario

Deja tu comentario