Aún con el fenómeno Cobra Kai en marcha, Sony anunció el desarrollo de una nueva película de la franquicia Karate Kid. Aunque aún se desconocen detalles en relación con la trama, la noticia llegó con una fecha de estreno programada, el 7 de junio de 2024. El detalle permite inferir que el proyecto será una de las prioridades de la compañía durante los próximos meses. Se trata del regreso, en formato cinematográfico, de un relato que marcó a distintas generaciones.

Basta ver el efecto Cobra Kai para dimensionar la influencia de la mitología Karate Kid en una parte de los espectadores en la actualidad. La serie, que empezó con dudas y sospechas, se ha instalado en Netflix como una garantía de entretenimiento. Es un relato que no aspira a casi nada y, sin embargo, ha permitido revivir en una segmento de la memoria colectiva una narrativa que parecía olvidada, con evocaciones esporádicas por parte del público de culto. 

En ese contexto, es válido interpretar que Sony desea montarse en esa ola de nostalgia y presentar una producción a su manera, en el formato en el que comenzó todo, y tender puentes con Cobra Kai y la saga de películas ya desarrollada. Un universo de puños, patadas, alguna frase filosófica y, quizá, chistes malos: “encerar… pulir… encerar… pulir…”. Todo esto puede tener algunas implicaciones positivas para la mitología entera, a la vez que conlleva algunos riesgos.

Karete Kid, Cobra Kai, tono y sentido

Desde una perspectiva quizá estricta, Cobra Kai está en las antípodas del tono narrativo de Karate Kid. La saga de películas es formal, mientras que la serie de Netflix se ríe de forma amable, se la toma de manera informal, a la vez que celebra esa mitología. ¿Puede entenderse esto como una tradición? Por supuesto, dependiendo del ojo de quien mire. Sin embargo, también es una decisión válida desde un punto de vista narrativo, al hacer evidentes las diferencias entre uno y otro relato a partir de cómo se cuentan. 

THE KARATE KID III, Ralph Macchio, Pat Morita, 1989, (c)Columbia Pictures/courtesy Everett Collectio

La saga ha tomado una enorme cantidad de referencias de las películas para asentar uno de sus principales valores, la nostalgia, y generar un relato propio a partir de la evolución de sus personajes y la manera en la que estos se ven a sí mismos. Sus protagonistas están presos de su pasado y la tradición presentada en Karate Kid. El mundo entre ambas narraciones ha cambiado mucho y, con él, ellos también se encuentran en situaciones distintas. 

De esa forma, Cobra Kai se nutre de viejos conflictos para traerlos de vuelta al presente de la narración, darles un giro de tuerca y apropiarse de ellos, ofreciendo distintas respuestas que en Karate Kid quedaron en el aire o no fueron respondidas de forma clara. Esto puede suponer uno de los riesgos en relación con la próxima película anunciada por Sony. 

¿Otra temporada de Cobra Kai?

En la actualidad, es válido sospechar que el público interesado en la nueva película de Karate Kid esté condicionado por el tono narrativo de Cobra Kai. Conviene tener en cuenta que la serie de Netflix se considera como parte formal de esa mitología. Entonces, evadir ese tono o volver sobre el que se estableció a través de las producciones cinematográficas puede ser una de las discusiones clave durante el proceso de preproducción. Resolver esto sería uno de los ejes sobre los cuales giraría algo similar a una nueva temporada de Cobra Kai o una producción que se escape de ella, sin dejar a un lado las referencias y los hechos presentados. 

Una de las alternativas posibles, dentro de una amplia gama de opciones, es que la narración se ubique mucho antes de los acontecimientos de Cobra Kai. De esa forma, podría desembocar en ella u ofrecer una etapa de los personajes que no se conozca dentro de la serie de Netflix. Puestos a imaginar posibilidades, la nueva película de Karate Kid también puede ser un relato ajeno a Daniel LaRusso y Johnny Lawrence, interpretados por Ralph Macchio y William Zabka, de forma respectiva. Algo similar a lo ocurrido con la película protagonizada por Jaden Smith y Jackie Chan, estrenada en 2010. 

Karate Kid, ¿un nuevo universo?

Quizá sea la opción más interesante, dentro de las que se pueden pensar a prisa en relación con la nueva película de Karate Kid. Nuevos personajes, un tono similar, con la tradición haciendo un poco de sombra, marcando el ritmo y la forma de la adaptación. Fue lo que se quiso hacer en 2010, aunque no dio los mejores resultados. ¿Puede ser este nuevo intento uno que apunte hacia esa dirección? No se sabe, pero, como alternativa, es factible. 

Cobra Kai - Season 4 - Cuarta Temporada - Netflix - Crítica - Johnny Lawrence - Netflix

Esa opción, quizá, evitaría otro de los riesgos a los que se aproxima el universo de Karate Kid: saturar su propia historia o agotarla. Cobra Kai ya parece estar exprimiendo cuanta referencia puede. ¿Cómo gestionar este aspecto? ¿Qué ofrecer, como novedad, para el espectador, más allá de una vuelta a la nostalgia o el descubrimiento de otro sentido narrativo? No son las únicas preguntas que están sobre la mesa. Alguna de ellas, a través de su respuesta, pueden servir para recrear parte de esa experiencia a nuevas generaciones. Un relato distinto al establecido sin necesidad de ser ajeno.

Deja un comentario

Deja tu comentario