Japón declaró la guerra a los disquetes en un último intento por reemplazar varias tecnologías obsoletas que se usan en el gobierno. Tano Koro, Ministro de Asuntos Digitales del país asiático, compartió un tweet donde confirma su plan para deshacerse de los disquetes de 3,5 pulgadas, uno de los medios de almacenamiento más usados durante década de 1990.

De acuerdo con Koro, existen miles de trámites gubernamentales que requieren el uso de tecnología obsoleta.

Hay alrededor de 1.900 procedimientos gubernamentales que requieren que la comunidad empresarial use discos. Por ejemplo, disquetes, CD, MiniDisk, etcétera, para presentar solicitudes y otros formularios. [El objetivo de la] Agencia Digital es cambiar esas regulaciones para que puedas hacerlo en línea.

En una presentación con diversos medios, el Ministro de Asuntos Digitales expuso la problemática de usar tecnología vieja, como los disquetes. Actualmente, diversas solicitudes de trámites requieren el uso de discos ópticos o magnéticos que dejaron de producirse hace más de una década.

Tano Koro quiere agilizar los procedimientos y de paso, modernizar Japón. El Ministro afirmó en su presentación que en casos donde no se requiere un disquete, el interesado debe acudir personalmente a entregar su solicitud en otros medios digitales. "Es una carga para el solicitante y existe el riesgo de perder los medios", dijo.

Declararle la guerra al disquete y promover la digitalización de los trámites gubernamentales suena bien, no obstante, los cambios deben respaldarse legalmente. Para ello, Japón modificará la normativa para reemplazar ciertos términos en sus requerimientos. Frases como "creado con registro electromagnético" se sustituirán por algo más neutral del tipo "medios de grabación especificados por el gobierno".

Japón todavía utiliza disquetes, pese a que dejaron de producirse en 2011

disquetes
Foto: Brett Jordan

El uso de tecnología obsoleta en 2022 no es novedad. Casos como la instalación de actualizaciones de software en los aviones y otros sistemas requieren del uso de disquetes, aunque aquí es una cuestión de confiabilidad más que de migrar a un sistema moderno. Los trámites gubernamentales y otros sistemas si pueden migrar a alternativas más avanzadas

Japón, quien durante muchos años marcó la tendencia tecnológica, quedó desfasado por aferrarse a viejas costumbres. Esto lo sabe el Ministerio de Asuntos Digitales, quien desde hace un año comenzó su cruzada por modernizar su infraestructura. En regiones como Meguro y Chiyoda, las autoridades iniciaron la transición hacia los sistemas online desde 2019.

Nikkei reportó a finales de 2021 que el Banco de Mizuho cobraría 50.000 yenes al mes al distrito por usar medios de almacenamiento físico. Esto obligó a que las autoridades a buscar una solución eficaz que dejara de lado los disquetes. Aunque la migración a un sistema completamente en línea tomará otros cuatro años, la inversión está justificada y beneficiará a todos los habitantes.

El país asiático no es el único que dirá adiós a los disquetes. Estados Unidos anunció a finales de 2021 que dejaría de usar los viejos discos de 8 pulgadas en sus sistemas de misiles nucleares. El Sistema Estratégico Automatizado de Comando y Control (SACCS) reemplazará sus viejos lectores de hace 50 años por unidades de estado sólido de alta seguridad.

Deja un comentario

Deja tu comentario