La apuesta de Arabia Saudí por los videojuegos va en serio. El país asiático, durante los últimos años, ha diversificado sus millonarias inversiones en diferentes mercados, pero es en los juegos donde ven mayor posibilidad de éxito. Y la razón es muy sencilla: es la industria más fructífera en el mundo del entretenimiento. Por tal motivo, Arabia Saudí ya tiene listo un fondo estratosférico para realizar más adquisiciones.

Antes de continuar, debemos recordar que Arabia Saudí, a través del príncipe heredero Mohammed bin Salman, compró el 96% de SNK, responsables de King of Fighters y Metal Slug; por mencionar solo un par de franquicias de su extenso catálogo. En mayo del presente año desembolsaron 3.000 millones de dólares por una participación del 5,01% en Nintendo, considerado uno de los tres gigantes de la industria de los videojuegos. También tienen el 5% de Capcom y Nexon. Pero la ambición de Arabia Saudí va más allá.

Esta semana, anunciaron que su Fondo de Inversión Pública aprobó un total de 37.800 mil millones de dólares para seguir invirtiendo en los videojuegos (vía VGC). La cifra es descomunal, pero lo que más sorprende viene después. El país señala que, del capital disponible, 13.300 millones de dólares están destinados a comprar un editor referente de la industria. El resto estará dedicado a comprar participaciones mínimas en empresas o estudios clave, tal y como hicieron con Nintendo hace unos meses.

En su comunicado, Arabia Saudí dice que Savvy Games Group, como han nombrado a la empresa gestora de sus inversiones y activos en los videojuegos, pretende convertirse en un exponente de la industria para 2030.

"Savvy Games Group es una parte de nuestra ambiciosa estrategia. Tiene como objetivo hacer de Arabia Saudí el centro global definitivo para el sector de los videojuegos y esports para 2030. Estamos aprovechando un potencial sin explotar en el sector de los deportes electrónicos y los juegos para diversificar nuestra economía, impulsar la innovación en el sector y escalar aún más las ofertas de competencia de entretenimiento en todo el Reino."

Las opciones de Arabia Saudí

Ubisoft, Arabia Saudí

Por supuesto, el anuncio de Arabia Saudí no hecho más que desatar un extenso debate sobre cuál publisher de videojuegos podrían comprar con 13.300 millones de dólares. Hay varias empresas reconocidas que estarían al alcance de sus bolsillos: Ubisoft, CD Projekt RED, Capcom, Square Enix y Konami, por ejemplo. No obstante, en el caso de las compañías japonesas, sería más complicado por un tema de protección por parte del gobierno de la isla asiática.

Quizá la opción con mayores posibilidades es Ubisoft. ¿Por qué? El editor francés no ha ocultado su interés por ser comprado. "Siempre hemos tomado decisiones en beneficio de quienes apuestan por nosotros, que son nuestros empleados, jugadores y accionistas. Ubisoft puede seguir siendo independiente: tenemos el talento, la escala financiera y una gran cartera de propiedad intelectual original. Habiendo dicho eso, si existiera una oferta para comprarnos, por supuesto que la junta directiva la revisaría en interés de todas las partes involucradas", expresó su CEO Yves Guillemot. No obstante, sería varios los interesados en sumar los activos de Ubisoft.

Con la contundente incursión de Arabia Saudí, y con las ya conocidas estrategias de compra de Microsoft y Sony, se aproximan unos años muy movidos en la industria de los videojuegos.

Deja un comentario

Deja tu comentario