El programa Artemis realizará este sábado, 3 de septiembre, un segundo intento para lanzar la nave Orión, impulsada por el cohete SLS, hacia la Luna. Este primer vuelo va sin tripulación, pero no sin equipaje. Ya supimos que a bordo de la cápsula irán tres maniquíes que se encargarán de medir la radiación, pero eso no es todo. En total, viajarán hasta nuestro satélite y volverán a la Tierra unos 10.000 objetos de lo más variados.

En realidad esto no es algo nuevo. Todas las misiones Apolo llevaron algunos objetos que, a su vuelta, se convirtieron en codiciados souvenirs. Además, en las últimas misiones de la NASA se ha puesto mucho hincapié en hacer partícipe a la población mundial de sus hazañas. Para ello, se les ha invitado a hacerse con un ticket a la Luna. Durante unos meses estuvo abierta la oportunidad de enviar a través de un formulario nuestro nombre y apellidos. Nosotros recibiríamos una especie de billete de avión, que indica que viajaríamos con Artemis a la Luna, y, a cambio, nuestro nombre pasaría a formar parte de una lista incluida en unidades USB y microchips que también contienen fotos, dibujos y otros regalos de la población que han ido recogiendo las agencias participantes.

Por lo tanto, ya tenemos tres maniquíes y varios dispositivos de almacenamiento. Pero eso es solo el principio. ¿Qué más objetos viajarán a la Luna con esta primera fase de Artemis?

Los souvenirs de Artemis

Además de los tres maniquíes, a bordo de Orión viajarán otros curiosos astronautas. Concretamente, dos Legos, el perrito Snoopy y la oveja Shaun, todos ellos ataviados con uniformes de la NASA o la Agencia Espacial Europea (ESA). 

También hay 90 insignias de las Girl Scout que se repartirán a las niñas ganadoras de un concurso de redacciones sobre la vuelta a la Luna. No es lo mismo recibir una insignia cualquiera que una que ha viajado con Artemis a nuestro satélite. De hecho, en esa línea también habrá miles de regalos, como parches y alfileres de solapa, para todos los trabajadores que han hecho posible la misión. 

Pero aún hay más. La Agencia Espacial Israelí enviará un guijarro del mar Muerto y semillas de árboles. Esto último no es una novedad. El Apolo 14 también llevó a bordo algunas semillas de los que ahora se conocen como árboles de la Luna. Todas ellas están plantadas en lugares emblemáticos, como la Casa Blanca o las tumbas de algunos de los astronautas que emprendieron estas misiones. Por su parte, la ESA ha decidido incluir un modelo impreso en 3D de la diosa Artemisa. Nada más apropiado, desde luego. 

2021 Peanuts Worldwide LLC

Una cadena de fragmentos de naves y aviones

En 1969, el Apolo 11, con el que se llegó por primera vez a la Luna, llevaba a bordo un fragmento del avión de los hermanos Wright. Es decir, el primer aeroplano de la historia que se consiguió hacer volar de manera exitosa.

Siguiendo en esa misma línea, la nave Orión de Artemis llevará a bordo un fragmento del mismísimo Apolo 11. Además, también una pequeña muestra del polvo lunar que estas misiones llevaron hasta la Tierra. Más de 50 años después, vuelven al satélite, aunque lo harán para regresar por segunda vez a nuestro planeta.

Si la sucesión siguiera, no sería raro que en el futuro haya otra misión emblemática que lleve a bordo un fragmento de la nave Orión. Pero, para eso, primero Artemis tiene que finalizar con éxito. Este sábado veremos si por fin puede dar su tan esperado primer paso. Ya habrá tiempo para extraer pedazos a la nave. 

Deja un comentario

Deja tu comentario