Tanto en la literatura como en el cine, uno de los aspectos clave en la construcción de los personajes es el diálogo. Oraciones y palabras específicas que sirven para describir su imaginario y personalidad. Partiendo de esta lógica, ¿cómo es posible que un personaje que solo dice “Yo soy Groot” haya trascendido dentro de una narrativa? Lo ha hecho hasta tener su propio proyecto paralelo a Guardianes de La Galaxia, y la atención de no pocos seguidores.

Parte de esa respuesta se ofrece en Yo soy Groot, la serie de cortos presentada por Disney+. En ellos se narran distintas aventuras del personaje en un formato breve (cada capítulo no supera los cinco minutos). A través de esos episodios se recrea parte de la infancia del personaje que apareció, por primera vez, en Guardianes de La Galaxia Vol. I; en ese que se sacrificó y luego quedó resumido a una ramita. En la adaptación destaca un aspecto clave en la comunicación del protagonista: sus gestos y entonación.

Ese pedacito de árbol ha ido creciendo a través de las producciones que siguieron a su película debut. Se posicionó como 'Baby Groot', uno de los personajes más conmovedores del Universo Cinematográfico de Marvel. Esta serie no representa un antes y un después en su historia, pero puede entenderse como una despedida del personaje. En la próxima entrega de Guardianes de La Galaxia, Vol 3 se le verá en una edad más próxima a la que tenía cuando se sacrificó.

I am Groot

Los días de Baby Groot son contados en esta serie de cortos. Una parte de esas aventuras muestran al personaje en diversas situaciones cotidianas a través de las cuales descubre las dimensiones de su cuerpo y las posibilidades que le ofrece. Los episodios de esta serie de Disney Plus tienen una duración de alrededor de los cinco minutos. Son historias compactas, directas, en las que el personaje resuelve distintas cuestiones de forma sencilla y, en algún caso, explosiva.

Puntuación: 3 de 5.

Yo soy Groot, Disney y Marvel
siguen explorando recursos

El Universo Cinematográfico de Marvel está en un momento en se cuestiona su propio paso del tiempo. Con tres fases instaladas en el imaginario colectivo, una cuarta en desarrollo y dos más confirmadas, ¿cómo es posible hacer productos que no se parezcan entre sí y, a la vez, sirvan para seguir construyendo ese mega relato? Desde ahí se explica su interés por el formato televisivo, a partir de WandaVision, y de la animación, mediante ¿Qué pasaría si…?. En esa línea llega Yo soy Groot.

YouTube video

Estos cortos animados muestran al personaje como quien, a través de Instagram, muestra los primeros pasos de su bebé. El protagonista explora las dimensiones de su diminuto cuerpo, sus potencialidades, a la vez que, también, experimenta algunos riesgos del mundo exterior. Esta serie de cinco capítulos breves se ubica cerca o durante los días de Guardianes de La Galaxia Vol. 2. y no tienen mayor influencia en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Yo soy Groot se entiende como un contenido animado pensado para explorar nuevos formatos. Ese viaje sirve para contar parte de la infancia de uno de los personajes más entrañables de toda la narrativa. Sobre este momento de vida ya no quedan rastros en el Universo Cinematográfico de Marvel. Desde Avengers: Infinity Wars (2018) se muestra al Groot en una versión adolescente, una que se confirmó hace poco en Thor: Love and Thunder (2022). 

Atención, ¡spoilers a continuación!

Comienza la despedida

Groot, de Los Guardianes de La Galaxia

El encanto hacia Groot dentro del Universo Cinematográfico de Marvel comenzó cuando se sacrificó por sus compañeros en Guardianes de La Galaxia Vol. 1 y quedó resumido a una pequeña rama. Fue creciendo hasta convertirse en el adolescente que es en la actualidad. Mientras, los espectadores se dejaban conmover por sus manifestaciones emocionales, con la frase “Yo soy Groot” como medio. Según el tono y el gesto de ese pequeño arbusto se podía intuir si estaba molesto o no, por ejemplo. Otra muestra de cómo el cine, en sus posibilidades infinitas, puede construir un personaje sin un lenguaje verbal común con quien observa.

Yo soy Groot es eso dentro de una serie de circunstancias usuales en las que se encuentra el personaje. Como cuando descubre un poso de barro, se baña en él, y florece. Sobreviviendo al ataque de una plaga espacial, construyendo, con sus propias ramas, una casa que es arrasada por una ave. Intentando hacer un dibujo sobre los Guardianes de La Galaxia, explotando parte de la nave en el proceso. Ese último capítulo, en el que es un niño homenajeando a quienes lo cuidan, es el más entrañable. También el que tiene más relación con toda la narrativa. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Groot se presenta como ese ser inocente, inmaduro, malcriado. Sin embargo, frágil y encantador ante los ojos de Rocket (con voz de Bradley Cooper), el único Guardián que aparece durante la saga breve de capítulos. Yo soy Groot, disponible desde este 10 de agosto en Disney Plus, es un guiño al pasado de un personaje carismático. La producción sirve para recordar parte de la dinámica esos héroes. Aquellos que, en Guardianes de La Galaxia Vol. 3, se despedirán, quizá de la misma forma como Disney y Marvel dicen “adiós” a los primeros años de Baby Groot, de forma emotiva y entretenida.

Deja un comentario

Deja tu comentario