Desde que Elon Musk presentó el Tesla Semi a fines de 2017, se ha generado mucha expectación a su alrededor. Por lo pronto, el camión eléctrico aún está a unos cuantos meses de llegar a los compradores, quienes ahora aguardan su estreno en 2023. Las demoras le han valido fuertes críticas al principal fabricante de vehículos eléctricos del mundo, pero la compañía se ha mantenido firme en su promesa de dejar obsoletos a los camiones con motor diésel, tanto en rendimiento como en economía.

En este último punto, han salido a la luz algunos datos que aseguran que, solo en la comparación de costes entre combustible y energía, un Tesla Semi puede ser más de un 83% más económico que un camión diésel. El dato es brutal y, de cumplirse, significará un quiebre absoluto para la industria del transporte. ¿Pero es realmente tan así?

Recientemente, un usuario de Twitter llamado Alex Gayer compartió una comparativa de gastos según los consumos de un camión convencional con motor diésel y un Tesla Semi. Según sus cálculos, para completar un trayecto de 200 millas, el camión eléctrico necesitaría apenas una fracción del presupuesto de su contraparte.

Específicamente, el vehículo con motor de combustión interna requeriría de unos 34 galones de diésel —casi 127 litros— para cubrir el trayecto. En promedio, cubriría unas 5.9 millas (9.5 kilómetros aproximadamente) con un galón. Y tomando en cuenta que el precio del galón de diésel en autopistas se encuentra actualmente en 4,99 dólares, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos, la matemática daría como resultado un coste de 169,76 dólares en combustible para completar las 200 millas.

Al analizar el caso del Tesla Semi, Gayer tomó como referencia el consumo de "menos de 2 kWh por milla" anunciado por el fabricante y, a fines prácticos, lo redondeó a 2 kWh completos. Así, cubrir las 200 millas del recorrido requerirían del uso de 400 kWh, los cuales multiplicados por un precio de 7 centavos de dólar por kilovatio hora arrojarían un gasto de solo 28 dólares para cubrir el trayecto.

Según sus cálculos, entonces, el Tesla Semi podría cubrir el trayecto gastando apenas un 16,5% del dinero que debería utilizar un camión diésel. Una verdadera locura, sin dudas. Pero la comparación no sería del todo realista, y a continuación explicamos por qué.

Tesla Semi: poniendo a prueba precios y consumos

La gran pregunta es por qué se ha tomado como referencia un precio de 7 centavos de dólar por kilovatio hora. Y la respuesta es sencilla: porque es el que Elon Musk mencionó durante la presentación del Tesla Semi al hacer una comparativa con el consumo de un camión convencional. El problema está en que dicho evento tuvo lugar en noviembre de 2017; es decir, hace casi cinco años.

Tesla Semi
La comparativa entre el Tesla Semi y un camión de diésel, en 2017. | Foto: Captura YouTube.

Entonces, Gayer está comparando el consumo de un camión diésel con precios por galón de agosto de 2022, contra el consumo del camión eléctrico basado en un precio de kilovatio hora prometido prácticamente un lustro atrás. El autor del análisis incluso menciona que Tesla "PUEDE establecer un costo de energía de 7 centavos por kWh" con el despliegue de los nuevos Megacargadores para el Tesla Semi, así como con los Megapacks y la generación solar en el sitio.

Pero habiendo pasado tanto tiempo desde que se hizo público dicho precio, ¿aún es certero tomarlo como referencia? No olvidemos que Estados Unidos está experimentando altos niveles de inflación que recientemente se han ubicado entre el 8,5 y el 9,1% interanual. Por ende, es lógico pensar que el objetivo de 7 centavos de dólar por kilovatio hora ya puede haber pasado a la historia. Es más, cuando Elon Musk presentó el Tesla Semi y comparó su coste por milla con un camión con motor de combustión interna, el precio de referencia del galón de diésel estaba en 2,50 dólares; es decir, la mitad de lo que cuesta en la actualidad.

Tal vez la comparación sea más justa si se toma el precio por kilovatio hora que tienen actualmente los Superchargers de Tesla en Estados Unidos. Vale mencionar que hoy en día dicha cifra varía según la ubicación de los cargadores. Algunos incluso no facturan por kWh, sino por minutos de carga. Sin embargo, se estima que el promedio se encuentra en unos 25 centavos de dólar por kilovatio hora.

¿Un escenario más realista?

Tesla Supercharger

Es un salto muy fuerte comparando con los $0,07 citados por Elon Musk originalmente, claro. Pero no olvidemos que la idea tras los Megacargadores del Tesla Semi sería ofrecer puntos de recarga rápida para aprovechar en las paradas de descanso. Por ende, más allá de los costes, lo más parecido que existe en la actualidad para recargar rápido un Tesla es un Supercharger. Más adelante, cuando los cargadores específicos para el camión eléctrico estén en funcionamiento, posiblemente haya subvenciones o tarifas especiales que hagan la recarga más económica, pero por ahora no hay más datos al respecto.

Considerando el nuevo precio de $0,25 por kWh, los 400 kWh necesarios para cubrir las 200 millas con un Tesla Semi costarían 100 dólares. Es bastante más que los 28 dólares del ejemplo original, pero sigue siendo sustancialmente menos que los 169,76 dólares del camión diésel.

Siguiendo esta línea, el camión eléctrico de Tesla podría ser un 41% más económico que su contraparte de diésel. No es un porcentaje brutal como el obtenido con el ejemplo original (83%), pero sí puede ser un tanto más realista. De todas maneras, hay matices. Los gastos y consumos del transporte de carga pueden variar según qué se traslada, su peso, el estado de las rutas y el clima. Por ello, hasta que el Tesla Semi no transite por las carreteras de Estados Unidos y otros países, no tendremos datos verdaderamente certeros al respecto. Y para ello habrá que seguir esperando un buen tiempo más...

Deja un comentario

Deja tu comentario