Nadie parece haber estado preparado para esa escena traumática que se ve en el primer episodio de La Casa del Dragón. Uno que ya se le considera tan dura como lo fue la icónica Boda Roja de Juego de Tronos. Se trata de una secuencia que muestra el parto de la reina Aemma (Sian Brooke) en toda su crudeza y horror. Un indicativo de las intenciones de la serie de superar la violencia explícita de su predecesora. El punto, que se debatió con interés las últimas semanas, parece haberse aclarado después del polémico giro de argumento. 

Para los espectadores, se trató de un impacto semejante al que produjo la tristemente célebre secuencia en que fue ejecutada gran parte de la familia Stark. Como se recordará, el episodio 9 de la temporada 3 de Juego de Tronos, titulado The Rains of Castamere, muestra la masacre de la casa de Invernalia. Fue, sin duda, de uno de los momentos más espeluznantes de la serie y que marcó su lugar como una de las producciones más violentas en la televisión.

La Casa del Dragón no aguardó demasiado para marcar un punto alto en su intención sobre explorar los horrores y brutalidades de un continente hostil. Para su episodio de estreno, la reina entra en trabajo de parto durante un torneo en Desembarco de Rey. El argumento superpone ambos hechos y los muestra en paralelo. De una u otra forma, la celebración apuntala la circunstancia de que el futuro del regente Viserys I depende de lo que ocurra en la habitación real.

La Casa del Dragón es la nueva serie del universo de Juego de Tronos

No obstante, lo que parecía una sugerencia de la importancia de la sucesión en la trama, se transformó en una secuencia brutal. Cuando el parto se hace más complicado y duro para Aemma, el rey es convocado para una conversación terrorífica. El maestre a cargo le explica que el bebé se encuentra en la posición incorrecta, lo que dificulta su nacimiento. Y a continuación deja claro que, antes o después, el regente tendrá que tomar una decisión imposible. En otras palabras, escoger entre la vida de su esposa y su hijo. Eso incluye un procedimiento semejante a uno de cesárea, pero en condiciones extremas y crueles. 

Una sangrienta visión a horrores íntimos

La Casa del Dragón

Al final, Viserys intenta salvar la vida de su hijo, lo que desencadena un procedimiento terrorífico que la cámara de La Casa del Dragón detalla en primer plano. Mientras Aemma grita y trata de detener lo que ocurre sin lograrlo, el maestre literalmente corta el estómago de la reina para extraer el bebé. Como si no fuera suficiente, los encuadres que muestran el espantoso proceso, se combinan con lo que ocurre en el torneo. Poco a poco, el horror sangriento aumenta hasta que, finalmente, la reina muere y el nuevo heredero nace en medio de una estela de sangre. 

Por supuesto, una visión semejante del parto, impactó y desconcertó a la audiencia. En redes sociales muchos insistieron en compararla con los momentos más cruentos de Juego de Tronos. También exigieron justicia para Aemma, que para un sector del público merecía algo mejor que una muerte semejante. Pero en general, la reacción ha sido de shock.

Más dolorosa es la idea de que Aemma murió en medio de una situación que terminó por ser una tragedia total. A pesar de los esfuerzos de Viserys por salvar la vida de su hijo, en el funeral de la reina se descubre que el bebé también murió. Una situación que, como en la Boda Roja, desencadenó muchos de los eventos del futuro de la serie. 

Una visión oscura sobre la mujer en La Casa del Dragón 

Lo gráfico del momento impactó y dejó a la audiencia sin aliento. En específico, el hecho de que las imágenes dejaran en claro las intenciones de la nueva serie de explorar un lado muy crudo. A la vez, una percepción brutal sobre la vida de Poniente, el continente ficticio y las condiciones de sus mujeres.

De hecho, poco antes de morir, Aemma comenta que para los miembros femeninos de la casa Targaryen, el campo de batalla “son sus cuerpos”. Una difícil reflexión que refleja que la secuencia muestra algo más elaborado que crueldad por sí misma. Ya los creadores de La Casa del Dragón habían señalado a Vanity Fair que se incluirían momentos parecidos. En su momento, Ryan Condal, co-showrunner de la serie, explicó que el impactante acto “no sería violencia gratuita”. Además, específicó que el equipo de producción quería transmitir la "durísima temática de los nacimientos difíciles”.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Incluso, George R. R. Martin, creador de la saga, se pronunció al respecto en la misma entrevista. "Es visceral y te arrancará el corazón y lo tirará al suelo". Tiene el tipo de impacto que tuvo la Boda Roja. Es una escena hermosa de algo horrible” explicó. 

Deja un comentario

Deja tu comentario