No hay fabricante que no tenga en su catálogo unos auriculares true wireless para hacer frente a los AirPods Pro. Algunos de ellos ofrecen modelos muy económicos que, si bien suelen cumplir en sonido y conectividad, quedan muy por detrás de los de Apple en cuanto funciones extra. Otras compañías, en cambio, son capaces de igualar o superar las prestaciones de los auriculares más populares del mercado. Una de ellas es Sony, quien recientemente ha actualizado su gama de auriculares completamente inalámbricos con una serie de modelos en los que destacan los Sony LinkBuds S, una versión económica de los WF-1000XM4

Los LinkBuds S, de hecho, comparten muchas características con los true wireless que la compañía anunció el año pasado. Cuentan con cancelación de ruido activa e incluyen, además, diferentes modos de ambiente para poder escuchar lo que sucede a nuestro alrededor. También tienen un diseño in-ear, con almohadillas de silicona y son compatibles con el estándar LDAC para el audio sin pérdida. Todo ello, a un precio de unos 200 euros. 

Son por tanto, más económicos que los WF-1000XM4 (que cuestan 280 euros), dado a que no implementan algunas de las prestaciones más avanzadas de estos auriculares, como la carga inalámbrica en el estuche. También son 80 euros más baratos que los AirPods Pro, los cuales se pueden adquirir por 280 euros en las Apple Store. En este último caso, y teniendo en cuenta que apenas hay diferencias entre las características de ambos auriculares, podríamos pensar que los auriculares de Sony pueden ser una genial alternativa para aquellos usuarios que, por ejemplo, buscan una opción más adaptada a los móviles Android. Ahora bien, ¿cumplen en sus diferentes áreas?

Diseño: comodidad ante todo

Sony LinkBuds S

Una de las prestaciones clave de estos Sony LinkBuds es su diseño. No por su estética en sí, sino por su ligereza. Cada auricular, en concreto, pesa 4,8 gramos, y esto hace que en la oreja resulten muy cómodos. Si se colocan bien y la almohadilla se adapta a tu oído —incluyen diferentes tamaños, desde Xs a XL—, al cabo de unos minutos ni notarás que los llevas puestos. De hecho, he llegado a estar una larga jornada con ellos y no me han llegado a molestar en ningún momento. No se resbalan, no se desplazan al hablar o al abrir la boca para comer y no se mueven cuando, por ejemplo, queremos controlar la reproducción mediante una pulsación en el lateral para pausar la música. 

Los materiales del estuche, eso sí, dejan que desear. Probablemente Sony haya apostado por este acabado para hacerlos más ligeros, pero al tacto sientan como unos auriculares mucho más económicos. Esto se aprecia, sobre todo, en el estuche de los mismos y a la hora de controlar la reproducción mediante las pulsaciones en el lateral del auricular; la sensación es mucho menos premium que otros modelos del mismo precio. Eso sí, lo cómodos que resultan han conseguido que me olvide de esa sensación "plasticosa" de los materiales, por lo que sus acabados no deberían ser un punto importante para decidir si comprar o no estos auriculares.

El estuche, por cierto, tiene un tamaño correcto y permite guardar y extraer los auriculares de forma cómoda. Cuenta, además, con una parte inferior completamente plana que permite colocarlo en posición vertical sobre una superficie plana. 

Los Sony LinkBuds no son nada sin su aplicación

Los Sony LinkBuds S, al igual que el resto de auriculares inalámbricos, pueden conectarse a través de Bluetooth de forma rápida y sencilla. Tan solo hay que pulsar el botón de enlace que incluye el estuche, buscar el modelo en los ajustes de conexión Bluetooth y enlazarlos. Una vez seguidos estos pasos, el usuario puede escuchar música desde su app favorita y controlar la reproducción a través de la interfaz del servicio de música, de los botones y controles del dispositivo o bien, desde los propios auriculares. Los LinkBuds S, sin embargo, no son nada sin su app.

La aplicación de Sony, de hecho, es una de las características más diferenciales de estos auriculares. Es una de las más completas que he probado en este segmento, y funciona realmente bien. La app, en concreto, puede descargarse gratuitamente desde la App Store o Google Play. No obstante, Sony también permite la instalación de su plataforma nada más enlazar los auriculares al dispositivo.

En el caso de Android, gracias a Fast Pair, el sistema de emparejamiento de auriculares diseñado por Google, la sincronización y la descarga de la app es extremadamente sencilla, pues no es necesario realizar los pasos manualmente. En iOS, sucede algo similar, dado a que te recomienda descargar la plataforma desde la App Store para continuar con la configuración.

La aplicación para los Sony LinkBuds S y el resto de auriculares de la compañía, llamada Headphones Connect, no solo permite el emparejamiento de los auriculares con el dispositivo. También ofrece la posibilidad de ajustarlos de forma mucho más precisa a cada usuario. Durante el proceso de sincronización, los LinkBuds realizan diferentes acciones para comprobar que se ajustan al oído y que podemos escuchar música correctamente con ellos. También permiten la posibilidad de activar algunas funciones adicionales, como el audio 3D (solo compatible con algunos servicios) o los diferentes tipos de cancelación de ruido, de los que hablaré más adelante.

Una vez sincronizados los auriculares, la App se convierte en un centro de control. Muestra una página principal con información relevante sobre el estado de la batería. También diferentes opciones para ajustar la cancelación de ruido o las diferentes características adicionales. La app, por otro lado, tiene una sección de actividad donde es posible ver el tiempo de uso o activar una opción de escucha segura. Esta, en concreto, ajusta el nivel de ruido de los auriculares para evitar futuros problemas de audición.

Una característica curiosa, aunque poco útil en mi opinión, es la de "Badge", donde muestra diferentes progresos que el usuario puede completar e ir subiendo de nivel. Por ejemplo, hay un progreso de escucha en diferentes lugares (estaciones, paradas de autobús, gimnasio). Como la app también funciona a través de la localización, es capaz de detectar la ubicación y los lugares y completar el proceso.

¿Cómo se escuchan los LinkBuds S? ¿qué tal es su autonomía?

Si bien las opciones y funciones adicionales que ofrecen la app de Sony hacen que estos auriculares sean mucho más completos, lo realmente importante, y lo que podría decidir si comprar estos modelos frente a otros de fabricantes como Apple o no, es su calidad de sonido. En este caso, y a nivel técnico, cada auricular cuenta con una unidad de diafragma de 5 mm. Son, además, compatibles con el formato LDAC, una tecnología de codificación que permite trasmitir el sonido prácticamente sin pérdida de calidad.

Todas estas especificaciones se resumen en un buen sonido, pero sin destacar frente a su competencia. Es decir, cumplen en cuanto a la reproducción de graves, tienen buenos bajos y el nivel de volumen se adapta correctamente, algo que permite escuchar con claridad las voces y los instrumentos incluso con un nivel de volumen bajo.

No obstante, y al menos en mi experiencia, no he experimentado una sensación mayor que, por ejemplo, con los AirPods Pro. De hecho, creo que los auriculares de Apple ofrecen una mejor nitidez en las voces y la experiencia reproduciendo música gracias al audio espacial es, en mi opinión, mucho mejor.

Respecto a la batería, Sony asegura que sus LinkBuds S alcanzan hasta seis horas de reproducción con la cancelación de ruido activa. La duración incremente hasta 9 horas sin la cancelación de ruido. Teniendo en cuenta las cargas que puede hacer el estuche, la batería puede llegar a durar hasta 20 horas. Además, con una carga de 5 minutos, podemos obtener una hora de reproducción continuada. En mi experiencia, la duración ha sido muy aproximada a lo que detalla el fabricante. He podido estar una jornada de trabajo completa sin cargar los auriculares. Eso sí, con la cancelación de ruido desactivada la mayor parte del tiempo.

En cancelación de ruido no tienen rival por este precio

Los Sony LinkBuds S, por otro lado, cuentan con un sistema de cancelación de ruido activa que funciona extremadamente bien. Es mejor, incluso que la de los AirPods Pro. Cuando está activada, permite aislar el ruido correctamente. Los sonidos constantes, como el de una aspiradora o el ruido exterior de la calle, los aísla a la perfección, mientras que los de las voces los reduce considerablemente, llegando a quedar prácticamente anuladas cuando el nivel de volumen es muy elevado.

Los auriculares de Sony también tienen un modo de sonido ambiente que permite escuchar el ruido exterior. Es perfecto, por ejemplo, si estamos escuchando música mientras damos un paseo por el parque. También si necesitamos prestar atención a los avisos por megafonía de un aeropuerto. Sony, además, permite justar el nivel de sonido ambiente de forma manual a través de la app y hacer, por tanto, que los micrófonos capten mejor el ruido del entorno.

Otro detalle interesante de los Sony LinkBuds S es la posibilidad de cambiar el control de sonido dependiendo de nuestro estado. Por ejemplo, si los auriculares detectan que estamos sentados, activará automáticamente la cancelación de ruido activa. Si por el contrario, detecta que nos estamos moviendo, cambiará al sonido ambiente a un nivel que permita escuchar el sonido exterior, pero sin que lo percibamos demasiado. También puede detectar si estamos corriendo para ajustar el nivel de sonido ambiente al máximo, o si estamos en el transporte público para activar la suspensión del ruido.

No me ha gustado, eso sí, que Sony no incluya ningún sonido distintivo que confirme el cambio entre el sonido ambiente o la cancelación de ruido. Si bien es cierto que atenúa la música cuando cambiamos el modo desde el propio auricular (a través de una pulsación prolongada en la zona izquierda) no permite saber si, por ejemplo, pasa a la cancelación de ruido o al sonido ambiente. Y es que en algunas ocasiones, sobre todo cuanto el nivel de la música es bastante alto, no me doy cuenta qué modo está activado.

¿Merecen la pena estos auriculares true wirelles de Sony?

Sony LinkBuds S

Los Sony LinkBuds S, que ya están disponibles por 200 euros, son unos de los auriculares más completos que podemos comprar actualmente. En la mayoría de apartados sí han demostrado ser una muy buena alternativa, no solo a los auriculares de Apple, sino también a aquellos que se sitúan en su rango de pecio. Pero vayamos por partes, ¿qué es lo mejor y lo peor de estos true wirelles de Sony?

Una de las características más destacables, como he comentado durante el análisis, es su diseño. No por su estética, sino por su comodidad. Son extremadamente ligeros y extremadamente cómodos, y eso, en unos auriculares pensados para llevarlos durante una larga jornada, es de muy agradecer. La app de Sony, además, permite ajustarlos de una manera mucho más precisa; y no solo físicamente. Podemos personalizar las pulsaciones de los botones, comprobar el nivel de batería, activar modos de reproducción que se adapten a nuestras necesidades o, por ejemplo, activar la cancelación de ruido.

Y hablando de la cancelación de ruido. La de los Sony LinkBuds S es muy buena, a la altura de los AirPods Pro de Apple que, recordemos, cuestan 80 euros más. También es muy bueno el modo transparencia, ese que se utiliza para escuchar el sonido exterior. Que permita ajustar el nivel de forma manual o dependiendo de la ubicación y la actividad, es una función que todo auricular con ANC debería tener.

Los LinkBuds S eso sí, flojean en la calidad de sonido frente a su competencia. Vuelvo a repetir: no quiere decir que sea mala. De hecho, convence y puede resultar más que suficiente para la mayoría de usuarios. No obstante, la calidad no está a la altura de, por ejemplo, los AirPods Pro.

Teniendo en cuenta estos puntos, ¿son recomendables los nuevos auriculares de Sony? Los LinkBuds S son, en general, una muy buena opción si lo que quieres son unos true wirelles cómodos, con un buen sonido y con una cancelación de ruido y modo de transparencia excelente. Ahora bien, si no te importa pagar más y, por ejemplo, utilizas un iPhone con Apple Music y buscas unos true wirelles que destaquen principalmente por su calidad de sonido, los AirPods Pro son, en mi opinión, una mejor opción. Pero si estás buscando alternativas a los ya anticuados modelos de Apple, no debes descartar estos de la firma japonesa.