El principio del fin llegó para Google Hangouts. Tras diez años de vida y un sinfín de ajustes, el cliente de mensajería dejará de existir en noviembre. Google comenzó la migración de cuentas de Hangouts hacia Chat con miras a desconectar el servicio en a finales de año. Aunque el final de la plataforma estaba cantado con la llegada de Meet y Chat hace cinco años, algunos usuarios siguieron usándolo.

Tras comenzar la migración de sus clientes empresariales, la tecnológica ahora hará lo propio con los usuarios con cuentas personales. Si utilizas Hangouts en la aplicación móvil comenzarás a ver avisos de que es momento de migrar a Chat. Esto aplicará también a quienes usen la extensión de Chrome, sugiriendo que cambien a la web app de Chat.

Los usuarios de Hangouts dentro de Gmail migrarán a Chat una vez que Google implemente el cliente dentro de su servicio de email.

Si bien alentamos a todos a que cambien a Chat, Hangouts en la web seguirá estando disponible hasta finales de este año. Los usuarios verán un aviso en el producto al menos un mes antes de que Hangouts en la web comience a redirigir a Chat en la web.

Google

El proceso de transición será transparente y las conversaciones de Hangouts estarán disponibles en Chat. Aun así, Google recomienda que realices un respaldo de tu información por medio de Takeout. Solo requieres de iniciar sesión con tu cuenta de usuario para que descargar los datos.

El cierre de Hangouts y la confusa estrategia de Google

Con el fin de Hangouts, Google da vuelta a la página de su caótica estrategia en este segmento. El servicio debutó en 2013 con la idea de unificar los servicios de mensajería de la compañía. Hasta ese momento, la tecnológica tenía Talk, Mensajes, Messenger y Hangouts, como parte de Google+.

El anuncio de un nuevo cliente con mensajes y videollamadas lejos de ayudar, confundió más a los usuarios. Posteriormente, Meet y Chat llegaron como dos productos separados de la suite Workspace para potenciar la comunicación.

El cierre de Hangouts obedece a un cambio necesario. En lugar de actualizarse para recibir opciones como menciones, notificaciones personalizadas o algo tan básico como el Modo Oscuro, Google cortó por lo sano y apostó por Chat.

Tenemos grandes ambiciones para el futuro de Chat y, en los próximos meses, verá aún más funciones, como llamadas directas, hilos en línea en Spaces y la capacidad de compartir y ver múltiples imágenes.

La migración de Hangouts no es el único ajuste en los servicios de Google. La empresa de Mountain View cerró hace unos días Talk, el sucesor de GChat que usábamos hace más de 15 años para comunicarnos con nuestros contactos de Gmail. Por increíble que parezca, el cliente continuaba disponible por medio de aplicaciones de terceros, como Pidgin y Gajim.