Ligthyear, de Pixar, está a punto de estrenarse y marcar un hito en el cine animado. Como experimento curioso que es, intentará brindar contexto a un personaje y crear una historia en paralelo. Un logro argumental que corre el riesgo de versionar una de las películas animadas más queridas de las últimas décadas. ¿Está preparada la generación Toy Story para una reformulación de uno de los puntos básicos de la película? La disyuntiva emociona y preocupa a buena parte de los fanáticos. Pero también demuestra que Pixar tiene la firme intención de innovar, a pesar de las trabas, posibles traspiés e intentos fallidos de nuevos discursos. 

Pero más allá de eso, Ligthyear es una manera de reconocer el largo tránsito del estudio en la historia del cine reciente. Después de todo, Pixar es pionero en las grandes épicas animadas con corazón, todo envuelto en un aire contemporáneo. Un tipo de visión sobre el discurso cinematográfico en el que Hollywood debe luchar contra visiones más elaboradas y profundas. Pero el estudio encontró la forma de enlazar lo simbólico y lo estructural, además de la calidad para crear algo nuevo. 

Ligthyear, la primera película Pixar en estrenarse en el cine en dos años, lleva aparejada un peso adicional. Como spin-off de la exitosísima franquicia Toy Story, es también un recorrido a través de la madurez de la casa. Después de todo, la película marcó un antes y un después en la manera de profundizar en la animación en Norteamérica. Y sus personajes se convirtieron en iconos del tránsito de lo emocional y lo enternecedor. A la vez, en momentos de considerable importancia en la cultura pop. 

De modo que la llegada de una película de contexto para uno de sus personajes más queridos es todo un acontecimiento. Uno que enmarca y sostiene la posible evolución de Pixar hacia nuevos lugares y espacios. ¿Es Ligthyear la primera de una serie de películas de personajes entrañables? Con la insinuación de una secuela para el astronauta más querido del mundo de Pixar nada es descartable.

Pero, ¿quién es en realidad Ligthyear? Te dejamos algunos datos sobre el personaje que te permitirán comprender mejor la repercusión de la película. Y además, conocer un poco mejor a Buzz.  

Buzz Ligthyear se inspiró en otro grupo de personajes famosos

John Lasseter deseaba para su película Toy Story un héroe a la “antigua usanza”. En una entrevista para The Guardian, el director contó que tenía una idea muy clara sobre Ligthyear. No sería el protagonista, sino algo más relevante a nivel emocional. “Un ideal hecho en carne y hueso. O mejor dicho, plástico y baterías”, apuntó. De modo que trató de encontrar un modelo para una figura bienhechora, un poco demente, pero esencialmente íntegro. 

Y lo encontró en el lugar más inesperado. Para Lasseter, el héroe sin matices y siempre dispuesto a dar lo mejor de sí que mostraba la serie animada G.I Joe era ideal para su premisa. Pero Ligthyear sería una versión futurista, extravagante y con una rara autoconciencia que pudiera ser una parodia. 

Por otro lado, el diseño del traje se basó en astronautas reales del Apolo 11, que incluía casco transparente y un traje blanco abultado. ¿Y los colores tradicionales que distinguen a Buzz? El mismo Lasseter escogió el verde y púrpura del atuendo junto a su esposa. 

Antes de ser Buzz fue Lunar Larry

Por extraño que parezca, el primer nombre escogido para Buzz fue Lunar Larry. Pero resultaba tan extraño (y con problemas de traducción) que fue desechado poco después. Se trató de una decisión que marcó también la icónica personalidad de Buzz y dio el pie para el actual film que profundiza en la mitología Pixar.

Lightyear, la próxima película de Pixar, ya tiene nuevo tráiler

Buzz es un homenaje directo al astronauta Buzz Aldrin, la segunda persona en caminar sobre la Luna. Cambiar el nombre de Lunar Larry a otro con un evidente parentesco con la carrera espacial redimensionó a Buzz. De ser una burla paródica de un héroe galáctico, se convirtió en el homenaje a un hombre real. 

Buzz Aldrin está encantado con el homenaje 

El astronauta Buzz Aldrin está encantado con el hecho que el personaje de Pixar lleve su nombre y que le rinda un divertido homenaje. Tanto como para incluso grabar un video en que ayuda a Buzz a entrenar para un eventual viaje a la Luna. 

Y aunque nunca ha recibido pago por el patrocinio o se trata de un acuerdo comercial, el ex astronauta ha llevado el muñeco a varios lugares distintos. Y eso incluye un divertido e ingenioso discurso en la NASA

El origen de la frase más famosa de Buzz

La frase “hasta al infinito y más allá” forma parte de la cultura popular desde que Buzz Ligthyear la pronunciase por primera vez en la década de los noventa. Pero además de ser sinónimo de aventura, amistad y solidaridad, tiene un curioso origen que emparenta a Buzz con la literatura. La cita más conocida del personaje se originó a partir del título del libro To Infinity and Beyond: A Cultural History of the Infinite, escrito por Eli Maor en 1987. 

Se trata de un texto de divulgación científica que está inspirado en la noción de lo infinito, y que emparenta a los grandes científicos con lo humano. El resultado es un libro entre lo poético y lo tecnológico que además contiene una frase más interesante. “La luz y el año luz son una poderosa visión del universo”. Con toda probabilidad, otra de las frases que Pixar utilizó para su personaje. 

Buzz tiene su propio spin-off de largometraje y televisión

Lightyear - trailer - Pixar y Disney

Buzz no es solo un personaje destacado en Toy Story. También tiene su propia película titulada Buzz Lightyear of Star Command: The Adventure Begins. La producción se estrenó el 8 de agosto de 2000 en vídeo.

A su vez, el film es el origen de la serie de 65 episodios Buzz Lightyear of Star Command. ¿Un dato curioso? Fue el primer proyecto animado dibujado a mano de Pixar.

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, Buzz también forma parte del videojuego Travelers Tales en 2000. La experiencia virtual fue lanzada para PlayStation, Game Boy Color, Dreamcast y Microsoft Windows.

Buzz Lightyear fue enviado a la Estación Espacial Internacional


Y por supuesto, Buzz Lightyear no podía dejar de ir al espacio. En el 2008, una figura de Buzz fue enviada al espacio y permaneció en órbita en la Estación Espacial Internacional. También, se convirtió en símbolo de una asociación educativa entre Disney y NASA, con lo que abrió la posibilidad de visitas de escuelas primarias del país. 

Para el 2010 y con su misión completa, la figura de Buzz fue considerada patrimonio de la NASA. De modo que entró a formar parte de la colección del Museo Nacional del Aire y el Espacio en Washington D.C.