Disney ha aprovechado la pandemia para dar un vuelco a su estrategia de contenidos… Sin que repercuta en su estructura de negocio. El gigante del entretenimiento anunció hace unos días que Disney Plus, su plataforma de streaming, superaba ya la barrera de los 137 millones de usuarios en todo el mundo. Todo, además, en poco más de dos años de recorrido y poco después de que Netflix anunciara su primera caída de clientes en una década.

La salud de Disney Plus está clara, con cada vez más series del Universo Cinematográfico de Marvel y de Star Wars como vehículo con el que explotar y retener suscriptores. Pero es que además, si le sumamos las marcas del conglomerado Disney, que también se presentan como plataformas separadas en algunos mercados (ESPN+, Hulu o Star), supera los 200 millones de clientes, la cifra redonda que hasta ahora solo había estado al alcance de Netflix.

La apuesta redoblada por el streaming con películas que llegaban a sus servicios sin apenas pasar por el cine o directamente sin hacerlo fue una respuesta evidente ante la pandemia. Una decisión de un solo camino en muchos sentidos, polémica y compleja que, no obstante, les ha salido bien.

Y es que Disney anunció en sus últimos resultados que durante octubre y diciembre de 2022 ingresó en total 21.819 millones de dólares, un 34% más que en el mismo periodo del año anterior, de los que consiguió 1.104 en beneficio.

Pero, lo más importante de sus cifras es que su pata de negocio de Parques, Experiencias y Productos (de DisneyWorld a Disney Land), llegaron a 7.200 millones de dólares. Un poco menos que el primer trimestre de 2020. Es decir, han conseguido salvar el papel de este negocio que depende sí o sí de que la gente acuda presencialmente y que había entrado en jaque durante la época más dura de la pandemia. Además, no solo eso, sino que parece que la gente ha vuelto con ganas, y es que sus ingresos por visitante en esta división han crecido un 40%.

'Mira mis películas, donde sea, que lo que quiero es que vengas a mis parques y compres merchandising'

DisneyWorld

La mejoría de los parques de Disney no es baladí para la casa del ratón ya que, aunque parezca que sus ingresos por películas y series deberían ser los que mandan, su mayor negocio y el más lucrativo han sido en las últimas décadas los parques y sus productos. La experiencia Disney.

Su ciclo de venta es sencillo: crea personajes, historias y películas y series que les da igual donde las veas —aunque cuanto más beneficio deje mejor, claro— mientras la veas, para que luego compremos y vayamos a ver sus atracciones. De ahí sus importantes inversiones en parques como el de Orlando, California, Shanghai, Tokyo o París; donde, no obstante, a pesar de cumplir este año tres décadas, siempre ha sido su parque menos rentable.

Si nos quedáramos con lo más rentable, Disney es una empresa de parques de atracciones y juguetes

Para hacerse una idea, la compañía, que en 2023 cumplirá 100 años, debía más de un 40% de sus ingresos a los Parques y Productos antes de la pandemia y era el más rentable, porcentaje que cayó en picado en 2020 y se ha recuperado hasta suponer ahora el 33% de nuevo y subiendo, solo por debajo de su producción de medios. En otras palabras, si nos quedáramos con lo más rentable, Disney es una empresa de parques de atracciones y juguetes.

La divisiones del negocio de Disney

Desde 2021, a raíz de la pandemia y el crecimiento del streaming, Disney reorganizó sus segmentos de negocio declarables en sus resultados.

La compañía opera ahora a través de dos segmentos de negocio principales: Disney Media and Entertainment Distribution (DMED) y Disney Parks, Experiences and Products (DPEP).

El primero de estos segmentos, compuesto por los negocios de medios y entretenimiento de Disney, se separa a su vez en tres componentes: Redes Lineales (canales de TV y cine); Directo al Consumidor (Streaming); y Ventas de Contenidos/Licencias y Otros (venta de derechos a terceros).

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Entre los que más crecieron por supuesto están sus plataformas de streaming —no solo Disney Plus— con unos ingresos de 4.700 millones de dólares en el primer trimestre del año fiscal 2022, un 33,8% más que en el mismo periodo del año anterior.

Pero vayamos con su división de Parques y Experiencias: Esta se compone de parques temáticos y complejos turísticos en Florida, California, Hawai, París, Hong Kong y Shanghai. También incluye una línea de cruceros y un club de vacaciones. Los ingresos proceden principalmente de la venta de entradas a los parques temáticos, alimentos, bebidas, mercancías diversas, estancias en complejos turísticos y vacaciones, y derechos de licencia de propiedades intelectuales.

El segmento de Parques, Experiencias y Productos registró unos ingresos de 7.200 millones de dólares en el primer trimestre del ejercicio 2022, lo que supone un aumento del 101,6% respecto al trimestre anterior.

Así que quizá, cuando vuelvas al cine a ver una película de Disney, o renueves tu suscripción a Disney Plus la próxima vez, pienses que todo es un enorme embudo para que en algún momento de tu vida te gastes miles de dólares o euros en unas vacaciones en sus parques. Piénsalo: compara un mes de cuota de una plataforma de streaming o una entrada de cine.