Los que ya hemos tenido oportunidad de ver el primer volumen de la cuarta temporada de Stranger Things, obra ochentera de los Hermanos Duffer (desde 2016) y una de las series más populares de Netflix, hemos podido constatar que se trata de la pesadilla más angustiosa que nos han brindado las aventuras en la ficticia localidad de Hawkins hasta el momento y, como nos dijo Natalia Dyer en la rueda de prensa madrileña, “la más oscura y aterradora”.

Con estas características, no nos extraña que las imágenes que han montado para el tráiler final compartido hoy por la plataforma de streaming nos parezcan tan potentes. Los nueve episodios que componen la nueva tanda tienen una duración mayor que de costumbre, y se estrenarán en dos veces: los siete primeros, este cercano 27 de mayo, y los dos con los que termina, el 1 de julio. Y os podemos asegurar que os brindarán emociones muy fuertes.

Ya no solo porque suponga un auténtico gusto ver de nuevo a la Eleven de Millie Bobby Brown, al Jim Hopper interpretado por David Harbour, al Dustin Henderson de Gaten Matarazzo y a los demás integrantes habituales del elenco de Stranger Things. Y también contamos con ciertas incorporaciones en esta temporada, desde el Eddie Munson de Joseph Quinn o el Argyle al que encarna Eduardo Franco hasta el Victor Creel del mismísimo Robert Englund.

Pelando la cebolla de ‘Stranger Things’

“Cuando hicimos la temporada uno, Netflix seguía diciendo: «¿Podéis explicarnos toda esta mitología?», contó uno de los Hermanos Duffer en una entrevista con Joe Itichi para Deadline. “Así que escribimos un documento gigante de veinte páginas, que hablaba de todo en términos de lo que estaba pasando y qué era exactamente el Mundo del Revés”. Seguro que a un buen montón de espectadores a los que no les preocupan los spoilers les encantaría leer esos veinte folios.

“Y luego, cada temporada, simplemente estamos pelando las capas de esa cebolla, por así decirlo”, prosigue el guionista. “Sin embargo, esta temporada, realmente queríamos profundizar y [revelar] algunas de esas respuestas. Pero, para hacerlo correctamente, necesitábamos tiempo, así que se hizo más y más grande”. A tenor de estas palabras, no nos debe resultar raro en absoluto que los nueve capítulos de la cuarta temporada se alarguen bastante más que de costumbre.