El escándalo de los Oscar 2022 ha dado un giro inesperado. The Hollywood Reporter recoge que Will Smith ha renunciado a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas después de haber agredido al comediante Chris Rock en plena gala. Así pues, el actor se adelanta al dictamen final de dicha organización, que contemplaba apartarlo definitivamente por violar sus normas de conducta.

"He respondido directamente al aviso de audiencia disciplinaria de la Academia y aceptaré todas y cada una de las consecuencias de mi conducta. Mis acciones en la nonagésima cuarta presentación de los premios de la Academia fueron impactantes, dolorosas e inexcusables. La lista de personas a las que he lastimado es larga, e incluye a Chris, su familia, muchos de mis queridos amigos y seres queridos, todos los asistentes y la audiencia global en casa", menciona Will Smith.

El actor, además, reconoce haber traicionado la confianza de la Academia y de arruinar la celebración de aquellas personas que también estaban nominadas. "Tengo el corazón partido. Quiero volver a centrarme en aquellos que merecen atención por sus logros y permitir que la Academia vuelva al increíble trabajo que realiza para apoyar la creatividad y el arte en el cine. Por lo tanto, renuncio a mi membresía en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, y aceptaré cualquier otra consecuencia que el consejo considere apropiada", concluye.

Apenas el 31 de marzo, la Academia se pronunció sobre la agresión de Will Smith, dejando claro que rompió sus estatutos de conducta durante la gala. La organización se comprometió a estudiar el caso con toda la seriedad que merece. Por otra parte, instaron a Will Smith a brindar explicaciones sobre lo sucedido en un plazo no mayor a 15 días. No obstante, el actor no ha tardado mucho en responder con algo más que una simple aclaración.

La Academia dejó en evidencia a Will Smith

Sin embargo, lo más impactante en el mensaje de la Academia no tenía que ver con la reprobación del acto ni la advertencia de sanción. La organización aseguró que, tras el bofetón a Chris Rock, pidieron a Will Smith abandonar el Teatro Dolby, pero el actor se negó. "Las cosas se desarrollaron de una forma que no podríamos haber anticipado. Si bien nos gustaría aclarar que se le pidió al Sr. Smith que abandonara la ceremonia y se negó, también reconocemos que podríamos haber manejado la situación de otra manera", y agregaron:

"Las acciones del Sr. Smith en la 94ª entrega de los Oscar fueron un evento traumático y profundamente impactante para presenciar en persona y por televisión. Sr. Rock, le ofrecemos disculpas por lo que experimentó en nuestro escenario y le agradecemos su resistencia en ese momento. También nos disculpamos con nuestros nominados, invitados y espectadores por lo que ocurrió durante lo que debería haber sido un evento de celebración."

La Academia.

Indudablemente, esta información terminó por enterrar la reputación del ganador del Oscar a "Mejor actor". Ahora bien, el hecho de que Will Smith haya renunciado a la Academia no lo exime de todas las sanciones. Como se mencionó anteriormente, el organismo está estudiando el caso para llegar a una conclusión en la próxima junta del consejo, la cual se celebrará el próximo 15 de abril. Entre las posibles sanciones se encontraba, precisamente, ser expulsado permanentemente.

En Los Angeles Times mencionan que Will Smith también podría ser excluido de futuros eventos organizados por la Academia, incluyendo las futuras galas de los Oscar. Por supuesto, esto evitaría que el actor sea nominado por tener una destacada participación en otros proyectos cinematográficos. Claramente, la sanción más severa de todas, y la que más se ha hablado tras su violenta reacción, es que pierda su Oscar. ¿Existen posibilidades de que esto suceda? Sí, pero la Academia tendrá la última palabra.