El 2021 fue un año crucial para el mercado de las criptomonedas, que experimentó un crecimiento muy importante en todo el mundo. Al punto tal que, según una encuesta, poco menos de la mitad de quienes poseen este tipo de activos digitales a nivel global hicieron su primera compra el año pasado.

El trabajo corresponde a Gemini, una plataforma centralizada de compra y venta de "criptos". Dicha compañía encuestó a casi 30 mil personas de 20 países, entre noviembre de 2021 y febrero de 2022, y obtuvo conclusiones muy interesantes; por ejemplo, que los principales mercados que observaron un marcado crecimiento en el número de personas que invirtieron por primera vez en criptomonedas fueron Latinoamérica, Asia Pacífico y Estados Unidos.

Específicamente, el reporte indica que el 41% de los tenedores de criptomonedas existentes en el mundo hizo su primera inversión en 2021. Pero en algunos países ese porcentaje es aún más alto que la media global; en India, el 54% de quienes utilizan criptoactivos dieron sus primeros pasos durante el último año, en tanto que en Brasil lo hicieron el 51%.

La encuesta de Gemini menciona también que la principal motivación para ingresar al mundo de los activos digitales fue la inflación. Según los datos recabados, el interés por las criptomonedas entre las personas que viven en países con más de 50% de devaluación frente al dólar era "más de cinco veces superior" en comparación con quienes viven en países con economías más estables.

Las criptomonedas crecen en adopción y como inversión a largo plazo

Foto por Pierre Borthiry en Unsplash

También es una realidad que el mercado alcista de 2021 ha colaborado para que muchas personas se animaran a dar el salto a las criptomonedas. No olvidemos que, después del desplome en su cotización por la prohibición en China, el Bitcoin alcanzó su valor máximo histórico en noviembre pasado, cuando llegó a valer poco más de 69 mil dólares.

Y si bien es cierto que a comienzos de este año su precio volvió a sufrir una dura caída, en las últimas semanas se ha recuperado para cotizar en torno a los 45.000 dólares.

Las criptomonedas siguen siendo motivo de especulación, especialmente por la volatilidad que presentan algunas de ellas. Sin embargo, el reporte de Gemini indica que el 79% de quienes informaron haber comprado activos digitales durante el último año lo hicieron como una potencial inversión a largo plazo. Vale decir que esto no es algo nuevo en el mundo de los criptoactivos, pues aferrarse a los mismos (holdear o hodlear) a pesar de la caída de los precios —con la esperanza de que pronto revierta su cotización— se ha convertido en una de sus máximas.

Europa aún las mira mira con recelo

Photo by CardMapr.nl on Unsplash

Si bien es cierto que las criptomonedas también tienen su lugar en Europa, su adopción no se encuentra en los mismos niveles que otras partes del mundo. De acuerdo con Gemini, el 17% de los europeos que participaron del sondeo informaron que poseen criptoactivos; esto pone a la región en línea con otros mercados desarrolladores, como Australia (18%) y Estados Unidos (20%), pero por debajo de la media global (23%). Además, solo un 7% de quienes no poseen estarían interesados en adquirirlos.

La principal preocupación en Europa por el uso de criptomonedas gira en torno a los aspectos regulatorios. El 36% de quienes aún no han comprado estos activos asegura que se debe a la falta de certidumbre legal sobre los mismos.

También debemos mencionar que en la región existe una crítica muy fuerte hacia el consumo energético del minado, especialmente de aquellas que utilizan el protocolo proof-of-work, como Bitcoin y Ethereum; incluso, Suecia llamó a prohibir dicho sistema de minería. Por otra parte, en los últimos días el Parlamento europeo aprobó que todas las transacciones con criptomonedas deben incluir información de las partes involucradas; para ello se debe implementar la tecnología de identificación KYC (Know Your Customer), lo que ha generado una reacción muy negativa en la industria.