Windows 11 llegó por sorpresa cuando todos estábamos acostumbrados a Windows 10. Con el tiempo, algunos hemos actualizado Windows y disfrutamos de funciones como el nuevo menú de Inicio, los widgets o el soporte para aplicaciones de Android. Pero más allá de lo anunciado por Microsoft, cada día encontramos nuevos trucos para Windows 11, pequeños descubrimientos que nos facilitan el día a día.

Como suele ser habitual en Windows, las cosas se pueden hacer siempre de varias maneras. Y es posible que lo que haces de una manera tenga un atajo o un truco que desconocías y que te ahorrará tiempo, te será más cómodo o, directamente, te dé acceso a opciones que buscabas y que no sabías dónde estaban.

Así que sin más dilación, aquí van algunos trucos para Windows 11 con los que todo será más fácil, más rápido y más cómodo. No sabemos durante cuánto tiempo usaremos Windows 11, pero sí sabemos que una vez descubras estos trucos, no hay marcha atrás.

El menú de Inicio secreto

Una de las novedades de Windows 11 es su menú de Inicio renovado. En vez del menú habitual, ahora verás una ventana con buscador y atajos a las aplicaciones que hayas instalado y los documentos que usaste por última vez. A partir de ahí, busca lo que quieras en el buscador y aparecerá al instante.

Pero como segunda opción, tienes un menú de Inicio alternativo o secreto. Su propósito es mostrar todas las herramientas y funciones de Windows que solemos necesitar en determinadas ocasiones y que no siempre están en primera línea. Este menú de Inicio secreto es muy escueto, una lista que incluye el Terminal de Windows, Administración de equipos, Sistema, Ejecutar, Administrador de tareas, Opciones de energía, etc. Básicamente todo aquello que tenías a mano en el ya abandonado Panel de Control y que sirve para personalizar Windows.

Acceder a este menú de Inicio alternativo es fácil. Simplemente pulsa la tecla Windows y la letra X o, en su lugar, haz un clic derecho encima del icono del menú de Inicio.

Dónde está el modo oscuro

Tanto Android como iOS, macOS y ahora Windows cuentan con modo oscuro. El modo oscuro o modo noche se ha puesto de moda. Una manera de cambiar el aspecto del sistema operativo con tonos más oscuros y, de paso, ahorrar batería y que no te duelan tanto los ojos por la noche.

Windows 11 no podía ser una excepción y tiene modo oscuro que puedes activar manualmente. Desde la configuración de Windows, vamos a Personalización > Colores > Elige tu modo. Allí podrás elegir entre el modo claro y el modo oscuro. Esto afecta principalmente al fondo y a las ventanas de Windows y otras aplicaciones. También a las páginas que cargues en el navegador.

Si sólo quieres que Windows 11 tenga un tono más oscuro, puedes usar el tema oscuro directamente. Desde Configuración > Personalización encontrarás una selección de temas para Windows 11. Entre ellos, los que corresponden al modo claro y al modo oscuro.

El Asistente de concentración

Entre los trucos para Windows 11 más visibles, o destacables entre las novedades de Windows, está lo que en inglés se conoce como Focus Sessions o Focus assist y en castellano, Asistente de concentración. Como su nombre indica, su labor es evitar que te distraigas con todo lo que puedes ver en Windows 11 y te centres en ese documento o archivo en el que estás trabajando.

Disponible desde Configuración > Sistema > Asistente de concentración, se trata de la versión para Windows del ya clásico modo reunión de tu teléfono. Tanto Android como iOS facilitan silenciar tu smartphone si estás reunido o trabajando. Esto silencia notificaciones, avisos y nuevos mensajes.

En Windows 11, el Asistente de concentración hace lo mismo. Puedes silenciarlo todo o solamente permitir alarmas y/o notificaciones de una lista de prioridades que configurarás previamente. Puedes activarlo a mano o programarlo cuando vayas a jugar, durante un momento del día, al usar una app a pantalla completa, etc.

El menú contextual de siempre

Otra novedad de Windows 11 es su nuevo menú contextual, ese que ves cuando haces clic encima de algo con el botón derecho del ratón o con dos dedos en tu trackpad. Este nuevo menú es más simple y muestra solo lo más importante.

Pero puede que prefieras volver al menú contextual de siempre, el de Windows de toda la vida. Incluye más opciones y te será más práctico para según qué tareas. Puedes recuperarlo momentáneamente si al hacer clic derecho pulsas en Mostrar más opciones… o acudes al atajo de teclado Mayúsculas + F10.

Capturas de pantalla instantáneas

Para hacer capturas de pantalla en Windows 11 contamos con la Herramienta Recortes. Su nombre lo dice todo. Por defecto, podemos abrirla desde el menú de Inicio y así capturar fragmentos de pantalla, toda la pantalla o una ventana activa. La herramienta es muy completa, pero tiene la particularidad de que dependemos de su ventana principal.

Pero si quieres agilizar el proceso de capturar pantalla, podemos usar un atajo de teclado para ello. El más popular, el de toda la vida, consiste en presionar la tecla Print Screen o Impr Pant. Pulsando esa tecla, una captura de toda la pantalla o a pantalla completa irá a parar al Portapapeles. Pégala en cualquier aplicación de imagen o dibujo para guardarla. Si quieres guardar la captura automáticamente, pulsa la tecla Windows + Impr Pant.

Y si en Windows 11 pulsas las teclas Windows + Mayúsculas + S, aparecerá una versión reducida de la Herramienta recortes para que elijas qué tipo de captura quieres hacer: un rectángulo, un fragmento con los márgenes delimitados a mano, capturar una ventana o capturar toda la pantalla. Esa captura irá a parar al Portapapeles, aunque verás durante unos segundos una miniatura de la captura para verla en la Herramienta Recortes, editarla y guardarla.

Agita una ventana para ocultar las demás

En ocasiones, abrimos varias aplicaciones, documentos y carpetas. El resultado, un sinfín de ventanas abiertas que se convierten en un caos difícil de ordenar. Si quieres centrarte en una única ventana y ocular las demás de una sola vez, puedes hacerlo de una forma curiosa.

Seleccionamos una ventana y sin soltarla, la agitamos. Las demás ventanas se ocultarán. Por defecto, esta función de Windows 11 está desactivada. Pero activarla es tan fácil como ir a Configuración > Sistema > Multitarea y activar la opción “Agitar barra de título en ventanas”.

Almacenamiento bajo control

Más trucos para Windows 11. Entre las novedades de Windows, algunas vienen heredadas de iOS y Android. El objetivo es simplificar las opciones a la vista para que la mayoría de usuarios encuentren lo que quieren a la primera. Esto significa que muchos menús se han simplificado o unificado. Es el caso del espacio disponible en disco.

Si vamos a Configuración > Sistema > Almacenamiento en Windows 11 encontraremos una nueva manera de ver en qué ocupamos espacio del disco. Además del espacio total y disponible del disco principal, veremos lo que ocupan aplicaciones y juegos o archivos temporales. Pulsando en Mostrar más categorías veremos también música, vídeos, fotografías, archivos del sistema, documentos, mapas…

Así te será más fácil y cómo hacer un poco de limpieza, eliminar duplicados, trasladar contenido a tu nube o a almacenamiento externo, eliminar lo que no quieras mantener.

Si te cansas de escribir, díctale a tu ordenador

En los últimos años, Microsoft se ha esmerado en introducir importantes mejoras para leer texto en voz alta o para reconocer tu voz y convertirla en texto escrito. En Windows 11, hay funciones de voz que podemos activar y también es posible dictar en voz alta para que sea Windows el encargado de transcribirlo en cualquier aplicación de texto que tengas abierta.

Pulsando las teclas Windows + H se activará este modo de dictado. También se activa desde el icono de micrófono del teclado virtual. La primera vez tendremos que hacer una prueba de voz para que la herramienta aprenda a reconocernos y pueda hacer una buena transcripción.

Un Portapapeles como Dios manda

Hay novedades de Windows 11 que afectan a detalles tan pequeños que pasan desapercibidas. En esta recopilación de trucos para Windows 11 no podía faltar el Portapapeles de Windows, una de las herramientas más antiguas y que usamos constantemente, sin darnos cuenta. Cada vez que haces CTRL+C y CTRL+V, el Portapapeles está ahí.

Windows 11 permite que tu Portapapeles sea mucho más de lo habitual. En concreto, añade un historial para pegar varias cosas en el orden que quieras. Lo habitual en Windows es copiar algo y pegarlo. Pero si copias dos cosas, solo podrás pegar la última.

Cuando actives el historial del Portapapeles (tecla Windows + V) podrás elegir qué elemento pegar. Incluye texto, imágenes, enlaces, archivos… Otra ventaja de este nuevo Portapapeles es que te permite insertar emojis, emoticonos y animaciones GIF en cualquier campo de texto: páginas web, documentos, chats, correos electrónicos…

Uso de batería por aplicaciones

La batería es un componente imprescindible de tu ordenador portátil o tableta con Windows 11. Así que cuanta más información nos brinde el sistema, mejores decisiones tomaremos en cuanto a consumo y carga de la batería.

Si vamos a Configuración > Sistema > Energía y batería encontraremos todo lo que necesitamos para personalizar el comportamiento de Windows 11 cuando depende de la batería. A nivel informativo, veremos un gráfico con el nivel de batería. Si pulsamos en Ver información detallada verás el tiempo que la pantalla ha estado encendida o apagada, el porcentaje de batería en las últimas 24 horas y, lo más interesante, qué aplicaciones consumen más batería.