Instalar cualquier versión de Windows, como es el caso de Windows 11, es un proceso que lleva su tiempo y que no acaba con la instalación en sí misma. A continuación viene el momento de personalizar tu sistema operativo, comprobar que la configuración es la adecuada. O si actualizaste de Windows 10 a Windows 11, asegurarte que la configuración sigue siendo la deseada y Microsoft no ha hecho de las suyas. En definitiva, tras instalar o actualizar, conviene configurar Windows 11 a tu gusto.

No sólo me refiero a cambiar de fondo o colocar tus atajos y archivos donde quieras. Hay detalles importantes, como la privacidad de Windows 11, las aplicaciones instaladas por defecto y que tal vez quieras eliminar, determinadas configuraciones como las notificaciones y la publicidad, características nuevas que quieras activar desde el primer día, etc. Vamos, que hay muchas cosas por hacer después de la instalación.

A continuación recopilamos 11 cambios y configuraciones que tal vez quieras tener en cuenta si actualizas o instalas Windows 11 en tu ordenador. El propósito es evitar problemas y molestias, hacer tu PC más amigable y seguro para ti y deshacerte de ciertos aspectos de Windows 11 que convendría evitar.

Desactiva la publicidad de Windows 11

Windows 11 integra publicidad en el propio sistema operativo. Disfrazada de recomendaciones, pueden ser juegos y aplicaciones o directamente anuncios publicitarios. Es lo que tiene que tu ordenador esté conectado a internet constantemente. Pero tiene solución.

Si no quieres ver publicidad, sólo tienes que ir a Configuración > Privacidad y seguridad. En la sección General deberás desmarcar las cuatro opciones, activadas por defecto. Como puedes leer, una a una, tienen que ver con mostrar publicidad en las aplicaciones y/o en el navegador web al realizar búsquedas. Incluso en el menú Inicio aparece publicidad por defecto.

Desactiva las notificaciones molestas

Aunque Windows 11 quiere ayudarte, en ocasiones esa ayuda puede resultar molesta. Me refiero a las notificaciones de Windows. Si vas a Configuración > Sistema > Notificaciones puedes personalizar el comportamiento de las notificaciones. Pero hay dos opciones que deberías desactivar para evitar notificaciones que tal vez no quieras ver en pantalla. Vamos a configurar Windows 11 para que sea lo menos molesto posible.

La primera opción a cambiar es “Ofrecer sugerencias sobre cómo puedo configurar mi dispositivo”. Y la segunda, “Obtener consejos y sugerencias al usar Windows”. Puede que al principio te sean útiles, pero si consideras que ya sabes todo lo necesario para trabajar con Windows 11, puedes desactivar esas notificaciones.

Desactiva OneDrive y Microsoft Teams del inicio

Por un lado, está muy bien que tu sistema operativo te ofrezca otras aplicaciones y servicios del mismo fabricante. En este caso, Microsoft, durante la instalación de Windows 11, te pregunta si quieres configurar OneDrive, instalar Office 365 y un largo etcétera. El problema es que, por defecto, algunas de estas aplicaciones se cargan al inicio de Windows aunque no las vayas a utilizar nunca.

En mi experiencia personal, Cortana aparece desactivada al inicio. Bien. Pero Microsoft Teams y OneDrive se cargan al inicio. En cambio, Windows Terminal, que me sería más útil, está desactivado. No pasa nada. Desde Configuración > Aplicaciones > Inicio es posible activar y desactivar esas opciones para cargar al inicio solo lo que realmente necesites.

Desinstala lo que no vayas a usar

Ya ocurría en Windows 10. Instalas o actualizas el sistema operativo y te encuentras con una miríada de aplicaciones que tal vez no conozcas ni necesites. Dedícale un tiempo a esa lista para ver qué vas a usar y qué no. En especial si hablamos de juegos promocionados que ocupan espacio. O aplicaciones como OneDrive o Microsoft Teams, que ocupan juntas más de 270 MB.

Desde Configuración > Aplicaciones > Aplicaciones y características verás las aplicaciones instaladas por defecto en Windows 11. Podrás desinstalarlas una por una si no las vas a utilizar. En el futuro, ya tendrás ocasión de recuperarlas.

Cambia tu navegador y apps predeterminadas

Por defecto, Windows 11 nos brinda la oportunidad de navegar por la web con Microsoft Edge. Basado en Google Chrome, ha mejorado mucho con respecto a sus antecesores. Pero eso no quita que quieras usar tu propio navegador por defecto.

Normalmente, cuando instalas un navegador externo, como Google Chrome, Mozilla Firefox o Brave, por citar varios ejemplos, el propio navegador te pregunta si quieres configurarlo por defecto la primera vez que lo abres.

Además, puedes hacerlo tu navegador por defecto y cambiar el resto de esas opciones desde Configuración > Aplicaciones > Aplicaciones predeterminadas. Y es que configurar Windows 11 es fácil si sabes dónde buscar.

Personaliza el menú Inicio y la barra de tareas

Hay varios cambios en Windows 11 respecto a la barra de tareas y el menú Inicio. La barra de tareas sigue estando ahí, como siempre, pero los iconos se muestran en el centro en vez de a la izquierda. Eso por un lado. Por el otro, el menú Inicio ha cambiado para ser más próximo a un buscador al uso que una mera lista de aplicaciones y carpetas.

Cambios que puedes hacer en tu menú Inicio. Primero, desactivar las aplicaciones agregadas y los elementos abiertos recientemente. Encontrarás estas dos opciones a desactivar en Configuración > Personalización > Inicio. De paso, puedes añadir las carpetas que más utilices en ese menú Inicio renovado.

Respecto a la barra de tareas. Como es habitual en Windows desde hace varias versiones, puedes mostrar u ocultar los iconos de la bandeja de sistema. Esto y todo lo que quieras cambiar de la barra de tareas lo encontrarás en Configuración > Personalización > Barra de tareas. Puedes ocultar elementos de la barra de tareas, ocultar o mostrar los iconos de la esquina derecha, ocultar la barra de tareas, etc.

Activa los gestos avanzados para tu trackpad

Hay quien no puede vivir sin el ratón, pero yo soy fan incondicional del trackpad. En especial, gracias a las posibilidades que ofrece moviendo varios dedos por su superficie, creando así gestos táctiles para agilizar tareas o acciones en pantalla.

Windows 11, al igual que Windows 10, incorpora gestos táctiles adicionales para aprovechar el trackpad de tu ordenador portátil. Los puedes activar, personalizar y configurar a tu gusto desde Configuración > Bluetooth y dispositivos > Panel táctil. Si el trackpad está bien configurado debería aparecer la sección Gestos avanzados o similar.

Los gestos avanzados implican usar tres o cuatro dedos a la vez con distintas combinaciones. Al lado de cada combinación, puedes elegir una acción para que se active cuando hagas ese gesto en el trackpad.

Utiliza una cuenta local y no la de Microsoft

Un tema que venimos arrastrando desde Windows 10. Microsoft quiere que utilices su cuenta Microsoft para todo. Pero es posible que sólo quieras crear una cuenta local. Sin depender de la conexión a internet y los servicios asociados. Es más, durante la instalación de Windows 11 no hay una manera clara de crear esa cuenta local.

Sin embargo, una vez tienes instalado Windows 11, puedes crear esa cuenta local. Para ello iremos a Configuración > Cuentas. Dentro de Tu información, encontrarás la opción Configuración de la cuenta > Cuenta de Microsoft. Ahí hay un enlace para Iniciar sesión con una cuenta local en su lugar. Haz clic en él y sigue las instrucciones para tener una cuenta local y olvidarte de la dependencia de tu cuenta Microsoft.

Sincroniza Portapapeles en Windows y Android

Una de cal y otra de arena. Si por el contrario, quieres aprovechar todas las ventajas de usar una cuenta de Microsoft en Windows 11, una de esas ventajas es la que consiste en sincronizar el Portapapeles entre Windows y Android. Así, lo que cortes, copies y pegues en tu teléfono u ordenador podrás hacer lo propio en el otro dispositivo.

Windows 11 integra esta característica. La encontrarás en Configuración > Sistema > Portapapeles. La opción que te interesa es la segunda: Compartir entre dispositivos. La sincronización puede ser manual o automática. Por otro lado, en tu Android deberás instalar la aplicación Teclado Microsoft SwiftKey e iniciar sesión con la misma cuenta de Microsoft que en Windows.

Comprueba la privacidad de Windows 11

En los consejos anteriores para configurar Windows 11 ya hemos visto el menú Privacidad y seguridad. Pero conviene dedicarle tiempo, ya que ahí encontrarás todo lo necesario para personalizar Windows 11 respecto a permisos, historiales y comportamientos susceptibles de recopilar nuestros datos de uso.

Desde Configuración > Privacidad y seguridad, conviene ir apartado por aparato especialmente en las secciones Permisos de Windows. Y, más adelante, a medida que instales aplicaciones y juegos, deberías hacer lo propio en Permisos de la aplicación.

Echa un vistazo a las opciones de Batería

Para terminar, si tienes un portátil con Windows 11, la batería es uno de los componentes a los que más cariño deberíamos dar. Hace tiempo que Windows ofrece opciones adicionales, automáticas unas, manuales otras, para que la batería dure más cambiando el comportamiento de Windows.

En Configuración > Sistema > Energía y batería verás el comportamiento de tu batería. Porcentaje de carga, tiempo estimado, niveles de batería en las últimas horas… Lo que más nos interesa es el apartado Modo de energía. Por defecto, está configurado como Equilibrado. Si lo necesitas, cámbialo por Mejor eficacia energética para que la batería dure más, o Máximo rendimiento para tareas que requieren que tu ordenador lo dé todo, como edición de vídeo o jugar online.

También es recomendable contar con el Ahorro de batería. Por defecto se activa cuando la batería está al 20%, pero puedes cambiarlo a otro nivel o activarlo manualmente. Desde ahí y/o desde la esquina inferior derecha, al pulsar encima del icono de batería. En el desplegable, verás un icono con la leyenda Ahorro de batería.