Animales fantásticos y dónde encontrarlos: Los secretos de Dumbledore de David Yates recorrió un largo camino para su estreno en el cine. Entre controversias, escándalos y en la dura polémica alrededor de la autora J. K. Rowling, la producción se convirtió en un rodaje complicado que podría ser el último bajo el nombre de la autora que se vea en salas.

La tercera entrega de la saga tiene un doble y duro compromiso. El de revitalizar la franquicia y brindar un final digno a una pentalogía cuyo futuro es incierto. Por ahora, la producción depende a futuro de los resultados de su más reciente entrega. Pero también de la capacidad de la película para sobrellevar con dignidad el desinterés alrededor de su premisa. 

El mundo mágico de Harry Potter sobrevive en su mayor parte gracias a la nostalgia. O al menos, se trata del punto central de un universo literario y cinematográfico que no atraviesa su mejor momento. El fenómeno pudo comprobarse con el especial Harry Potter 20 Aniversario: Regreso a Hogwarts, estrenado en enero por HBO Max. Pero también a las dificultades que atraviesa la franquicia. 

Mientras la plataforma celebraba la importancia y trascendencia de la saga del niño mago, fue notorio un debate al margen del homenaje. La autora J.K. Rowling tuvo una participación limitada y varias de las críticas al programa hicieron hincapié en su ausencia. Más allá de eso, fue evidente que la nostalgia alrededor del universo cinematográfico creado por la autora es cuando menos limitado. O en todo caso, debe atravesar una serie de situaciones incómodas que rodean tanto a J.K. Rowling como a su franquicia. 

La supervivencia del mundo de los magos 

¿Podrá sobrevivir la saga Animales fantásticos y dónde encontrarlos al desencanto de su público adulto? Es la gran pregunta que rodea a la tercera entrega de la franquicia. También la que gravita incluso sobre los films que aún no han llegado a filmarse. Se trata de un peso considerable que la producción lleva a cuestas y con la que tendrá que lidiar el crucial fin de semana de su estreno. 

Un fracaso taquillero o incluso un recibimiento tibio podría condenar al resto de las películas al limbo de los proyectos incompletos. A la vez, la permanencia misma del mundo mágico de J.K. Rowling en el cine. Con la saga en medio de la incertidumbre, todo depende del desempeño en taquilla de una película que no ha despertado especial interés previo. De hecho, todo el universo asociado a Harry Potter se encuentra en mitad de preguntas incómodas con un futuro no muy claro. 

El problema alrededor de la saga tiene una relación más que evidente con todo los sucesos que la rodean como suceso pop. En específico, el considerable escándalo que provocó entre buena parte de los fanáticos de la saga, la postura pública de J.K. Rowling sobre la comunidad transgénero. El enfrentamiento de la escritora con grupos activistas que provocó el rechazo de incluso los actores principales, ha tenido consecuencias inmediatas. De ser consideradas una de las figuras más fulgurantes de la escena literaria contemporánea, J.K. Rowling se convirtió en un poco incómodo en un debate más amplio. Las opiniones controversiales de la autora la ponen, además, en medio de un debate complejo sobre su influencia inmediata. Lo que sin duda afectó los vínculos que sostenía con su nutrida base de fanáticos e incluso, el legado a futuro de su obra. 

Se trata de un panorama complicado. Los fans naturales de J.K. Rowling y los que vivieron el fenómeno de la saga literaria a plenitud son adultos. Y buena parte de ellos tiene opiniones encontradas, cuando no negativas, sobre las declaraciones y puntos de vista de la autora. Y la generación más joven que comienza a descubrir el mundo del niño mago tiene duros cuestionamientos y señalamientos con respecto a la obra. La combinación de ambas situaciones provocó una reacción concreta. Aunque la saga literaria y cinematográfica sigue siendo mayormente celebrada y querida, J.K. Rowling se encuentra en un punto oscuro del fenómeno. Y es esa salvedad lo que podría afectar las posibilidades de Animales fantásticos y dónde encontrarlos: Los secretos de Dumbledore de ser un éxito de taquilla. O al menos, el que la saga necesita para remontar el punto peligrosamente neutral en que se encuentra.

Un trayecto a ninguna parte de J.K. Rowling

Los crímenes de Grindelwald, segunda película de la saga, despertó un interés tibio y tuvo una taquilla discreta. Tanto como para que Warner retrasara el proyecto de la tercera entrega para tomar algunas decisiones puntuales. Entre ellas, las de analizar las posibilidades de éxito a mediano plazo de la historia del mago oscuro Grindelwald. Con un proyecto original de cinco películas, los resultados decepcionantes de su segundo capítulo provocaron algunas reconsideraciones sobre el futuro. En específico, si valía la pena profundizar en el universo mágico de J.K. Rowling desde una perspectiva distinta y adulta. 

Al final, el estudio dio luz verde a la producción, con algunas modificaciones esenciales. Añadió al equipo de guionistas a Steve Kloves y de forma tácita pidió que tuviera más relación con la saga original del niño mago. También y mientras la accidentada filmación avanzaba, hizo el que quizás, fue el cambio más notorio en la estructura de la franquicia. Luego de atravesar un sonado escándalo público, Johnny Depp fue sustituido en su papel de Grindelwald por el danés Mads Mikkelsen. El cambio anunció que el tono y ritmo de la película cambiaría por completo. 

Warner Bros.

El film es una complicada caja de argumentos incompletos. No solo debe resolver los errores de continuidad de la anterior película

Pero a medida que la producción avanzó, fue claro que el film lidiaba con puntos más complicados que una atmósfera adulta. Ezra Miller, que interpreta a Credence Barebone en la ficción, atravesó diversos escándalos públicos que ponen entredicho su participación en las siguientes películas. También, hubo polémicas de origen que Los Secretos de Dumbledore deben resolver, como la inclusión del personaje Nagini en la saga. Convertida para la historia de la franquicia en una maledictus — un ser humano con la capacidad de tomar forma animal — despertó controversia. El personaje es interpretado por la actriz Claudia Kim de ascendencia asiática, lo que provocó malestar y comentarios. El más duro, el de la escritora coreana Ellen Oh, que criticó que Nagini es “la mascota de un hombre blanco” en el film. 

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, el film es una complicada caja de argumentos incompletos. No solo debe resolver los errores de continuidad de la anterior película. También plantear ideas frescas que brinden a la franquicia un lugar distinto hasta el que hasta ahora ocupa. Ya no se trata de una historia juvenil, sino un argumento fantástico más maduro y sofisticado. O al menos debería serlo. Con la película a punto de llegar a las salas de cine del mundo, sólo queda esperar la reacción general que pueda provocar. En especial, si podrá resolver la gran pregunta ¿Será el final del mundo de J.K. Rowling en el cine?