Elon Musk finalmente no formará parte de la junta directiva de Twitter, pese a anunciar que se iba a unir al equipo el pasado 5 de abril, tan solo un día después de adquirir un 9,2 % de la empresa. Parag Agrawal, CEO de la compañía, ha confirmado la noticia mediante una carta a sus empleados que posteriormente ha compartido públicamente en la plataforma. En ella, asegura que la decisión del magnate por no aceptar el puesto en la junta "es lo mejor".

"Elon Musk ha decidido no entrar en nuestro consejo. Esto es lo que os puedo compartir sobre lo que ha pasado", escribía Agrawal en las primeras líneas de la carta enviada a sus empleados. El máximo responsable de Twitter continuaba destacando lo entusiasmado que estaba porque el también CEO de Tesla y SpaceX se uniera al equipo directivo, incluso teniendo en cuenta los riesgos que suponía. "Creíamos que tener a Elon como un fiduciario de la empresa donde él, como todos los miembros del consejo, tiene que actuar en el mejor interés de la compañía y de todos nuestros accionistas, era el mejor camino a seguir".

Musk no rechazó el puesto inicialmente, cuando el equipo le propuso formar parte de la junta el 5 de abril. Lo hizo, en cambio, el pasado 9 de abril, tan solo unas horas antes de su nombramiento oficial. "Anunciamos el martes que Elon sería nombrado para el Consejo, sujeto a una verificación de antecedentes y a la aceptación aceptación". El nombramiento iba a ser efectivo el 9 de abril, pero Elon compartió esa misma mañana que ya no se unirá a la junta". "Creo que que esto es lo mejor", destacaba el CEO de Twitter, quien ha asegurado que siempre valorarán las aportaciones de sus accionistas, estén dentro o fuera de la junta directiva.

A los empleados de Twitter no les gustaba la idea de que Musk formara parte de la junta

No está claro si Musk ha decidido no formar parte de la junta directiva por las preocupaciones de los empleados de Twitter. Estos, recordemos, temían que el empresario hiciera de la red social un lugar donde primara el acoso y la desinformación. El magnate siempre ha apostado por no limitar las opiniones de los usuarios, por muy polémicas que sean. De hecho, las protestas de los trabajadores de Twitter hicieron que Agrawal anunciara una sesión de preguntas y respuestas junto con Elon Musk. Sesión que, finalmente, no se llevará a cabo ante la decisión del magnate.

Musk, por otro lado, lleva días compartiendo a través de su perfil de Twitter los cambios que le gustaría ver en la plataforma y en la compañía. Entre ellos, la posibilidad de editar tweets, la verificación de aquellos usuarios que pagan una suscripción mensual por tener Twitter Blue (una versión de pago la red social con funciones adicionales) o que la sede de la empresa, ubicada en San Francisco, se convirtiera en un refugio para personas sin hogar. Es muy probable que continúe haciendo aportaciones a través de su cuenta, como hasta ahora. Además, algunas de sus ideas podrían influir en los cambios de la plataforma.