Google unió fuerzas con iFixit para impulsar la reparabilidad de los Pixel. La tecnológica emuló a Samsung y anunció que ofrecerá piezas de repuesto para sus smartphones, desde el Pixel 2 hasta el Pixel 6 Pro. Si eres dueño de alguno de estos terminales significa que podrás comprar las refacciones en iFixit y reparar el móvil por tu cuenta.

El programa se activará a finales de año y contempla la venta de baterías, pantallas de repuesto, cámaras y otros componentes del Pixel. Las piezas se venderán por separado o en iFixit Fix Kits, que son paquetes que incluyen las herramientas necesarias para desarmar el smartphone.

El programa de reparabilidad de Google también contempla alianzas con proveedores externos, quienes tendrán acceso a herramientas, capacitación, documentación y piezas en un futuro cercano. Los de Mountain View confirmaron que esta iniciativa estará disponible en todos los países en donde se venden los Pixel.

"Mejorar la capacidad de reparación es una forma importante de ayudar a prolongar la vida y utilidad del móvil" dijo Ana Corrales, directora de Operaciones en la división de Hardware de Consumo de Google.

La tecnológica declaró que su programa se extenderá a otros dispositivos, comenzando con las Chromebooks.

¿Qué tan sencillo es reparar un Pixel de Google?

Google Pixel 5. Foto: iFixit

Desde el lanzamiento del Pixel 3a en 2019, la empresa ha adoptado un diseño modular de sus smartphones que permite reemplazar algunos componentes. Aunque cambiar la batería puede resultar sencillo, otros, como el puerto de carga, son casi imposibles ya que están soldados a la placa madre.

"Evaluamos cada nuevo modelo de Pixel sobre la facilidad de reparación para que podamos reducir el esfuerzo, las herramientas, las piezas y los materiales involucrados en el proceso de reparación." dijo Ana Corrales.

La mayoría de los Google Pixel tienen una calificación de 6 en el índice de reparabilidad de iFixit. En casos muy específicos, el proceso de reemplazar un componente es demasiado complejo, ya que requiere despegar el panel trasero de cristal.

Desarmar un Google Pixel 4 XL podría ser complejo para algunos.

La estrategia de Google llega en un momento crucial para la empresa y los consumidores. El cambio climático está haciendo estragos en el mundo gracias al consumo irresponsable de productos desechables, como los smartphones.

En la Unión Europea ya se tomaron medidas para impulsar el derecho a reparar. En 2021, el Ministerio de Consumo de España aprobó ampliar el tiempo de garantía obligatoria y disponibilidad de piezas de reparación. Las empresas están obligadas a ofrecer garantías de 3 años y componentes de repuesto hasta por 10 años.

Sumado a Google, empresas como Samsung o Xiaomi tendrán que establecer programas similares y replantear el diseño de sus productos. Pese a que los surcoreanos cerraron un acuerdo con iFixit, terminales como el Galaxy Note 20 Ultra o Galaxy S20 Ultra son casi imposibles de reparar, ya que se corre el riesgo de romper algún componente.