Casi 37 años después del lanzamiento formal de Windows 1.0, el viejo sistema operativo de Microsoft nos ha entregado una muy grata sorpresa. Es que un usuario ha revelado un huevo de pascua que permaneció oculto en el software durante décadas. Y si bien no se trata de algo particularmente novedoso para tiempos actuales, donde los easter eggs son comunes en aplicaciones, juegos, series y películas, sí lo era para mediados de la década de 1980.

Según publicó Lucas Brooks en Twitter (vía PC Mag), el huevo de pascua en cuestión consiste de una lista con los nombres de todos los que estuvieron involucrados en el desarrollo de Windows 1.0. El dato verdaderamente peculiar es que, entre tantos, aparece Gabe Newell, quien trabajó en Microsoft desde 1983 hasta 1996, cuando se alejó de la compañía para fundar Valve, la casa matriz de Steam.

Otro aspecto llamativo es cómo la compañía de Redmond logró mantener este huevo de pascua en secreto durante más de tres décadas y media. El propio Brooks indicó que no sabe aún cómo se activa de forma "natural", y que solo logró forzar su aparición tras parchear algunos archivos binarios. Lo que sí se sabe es que el listado estaba escondido dentro de una imagen de mapa de bits que representaba un rostro sonriente.

Y todo indica que no ha sido el único SO de Microsoft en incluir una lista de créditos oculta. Brooks explicó que dedicó varios días a aplicar ingeniería inversa a otras versiones antiguas del software —como Windows 2.0 y 3.0—, y obtuvo resultados similares. Incluso compartió un archivo con las combinaciones de teclas necesarias para hacerlos visibles; sin embargo, el acceso no forzado al easter egg de Windows 1.0 sigue siendo un misterio.

El huevo de pascua secreto de Windows 1.0

Como dijimos anteriormente, hoy los huevos de pascua se han convertido en un elemento común de prácticamente cualquier producto. Sin embargo, es muy difícil que permanezcan tanto tiempo ocultos al ojo del público. En parte, porque son puestos en su sitio con la esperanza de que se los encuentre, y también porque con el paso de los años cada vez cuesta menos trabajo identificarlos.

Pero en el caso del easter egg de Windows 1.0, es probable que sí haya sido oculto a sabiendas de que nadie —o posiblemente nadie— lo hallaría. Podríamos pensarlo como un recurso interno de Microsoft, más que algo pensado para alcanzar a un público masivo.

También debemos considerar que este sistema operativo fue el primer intento de los (por entonces) dirigidos por Bill Gates de dar el salto a una interfaz gráfica de usuario. Así, es lógico pensar que quienes llegaban desde MS-DOS estaban más preocupados por acostumbrarse al nuevo entorno, que por buscar una lista de nombres escondida.

No obstante, vale decir que el caso de Windows 1.0 no es el único en Microsoft con un huevo de pascua que pasa años oculto. El año pasado se reveló algo similar con la Xbox original, al cumplirse 20 años de su lanzamiento. Por entonces, un desarrollador que trabajó en la primera generación de la consola de videojuegos indicó una modalidad hasta entonces desconocida para ver los nombres de todas las personas involucradas en el desarrollo del Dashboard del dispositivo.

"Decidí compartirlo ahora porque han pasado 20 años, y pensé que sería genial que la gente supiera que esto realmente existe. [...] También pensé que, si no lo hacía ahora, probablemente nunca sucedería", había indicado el exingeniero de Xbox.