En los próximos meses la PS5 recibirá una de las funciones más reclamadas por los jugadores: el soporte para la tasa de refresco variable o VRR. La novedad fue confirmada por Sony en las últimas horas, con el lanzamiento de la más reciente actualización del sistema para la PS4 y la PlayStation 5.

Según explicó la compañía japonesa, esta opción se encargará de sincronizar de forma dinámica la frecuencia de actualización de la pantalla con la salida gráfica de la PS5. En la teoría, esto traerá importantes beneficios en el apartado visual a la hora de jugar; desde gráficos más nítidos y escenas más fluidas, hasta una experiencia más constante gracias a que se minimiza la caída de los cuadros por segundo, por mencionar algunos.

Un punto clave a tener en cuenta es que la tasa de refresco variable de la PS5 funcionará solamente con televisores y monitores compatibles con HDMI 2.1. De hecho, el soporte para VRR llegó a muchos televisores de Sony recién hace un par de semanas, a través de una actualización de software. Dicha determinación había alimentado la expectativa de que pronto hubiese novedades sobre el arribo de esta tecnología a la PlayStation 5.

De acuerdo con el anuncio de la compañía japonesa, los juegos de PS5 ya lanzados podrán incorporar el soporte para la tasa de refresco variable con futuras actualizaciones; e incluso se menciona que futuros títulos podrían ser lanzados con esta característica. Sin embargo, lo verdaderamente llamativo es que los usuarios podrán aplicar el VRR a videojuegos que no lo soporten. "Esta característica puede mejorar la calidad del video para algunos juegos. Si esto produce efectos visuales inesperados, puedes desactivarla en cualquier momento", indicaron.

Vale mencionar que, una vez implementada, la tasa de refresco variable no será de uso obligatorio en la PS5. Sony explicó que se podrá activar o desactivar según el gusto o la necesidad de cada jugador.

El soporte para VRR, una larga cuenta pendiente de la PS5

Photo by Reet Talreja on Unsplash

Que Sony aún no mencione fechas específicas para el lanzamiento de VRR en la PlayStation 5, nos deja con una sensación agridulce. Por un lado, es bueno que la consola esté más cerca de recibir una de las características más reclamadas por el público; por el otro, que solo se mencione que llegará en "próximos meses" no hace más que alimentar la incertidumbre al respecto.

Tengamos en cuenta que el soporte para la tasa de refresco variable se viene prometiendo desde el lanzamiento de la PS5. Es más, poco después de que la consola llegara al público, en noviembre de 2020, se prometió añadir VRR a través de una actualización. Desde entonces, los usuarios están esperando pacientemente.

A todo esto se debe sumar que las Xbox Series X|S son compatibles con la tasa de refresco variable desde su lanzamiento. Esto significa que la consola de Sony ya lleva más de un año de retraso para sumar esta opción, comparando con sus principales competidoras.

Y cuando por fin llegue el soporte para VRR en la PS5, esperemos que sea de la mejor manera. Por lo pronto, desde Sony ya abrieron el paraguas y aseguraron que los resultados podrían variar según qué TV y juego se utilicen. "A medida que nos acerquemos al lanzamiento de la función, compartiremos más detalles, incluidos algunos de los juegos que habilitarán la compatibilidad con VRR a través de un parche", indicaron.

Antes que la tasa de refresco variable llegue a la PlayStation 5, se espera que Sony realice pruebas con los testers de su programa Beta. De modo que, si realmente veremos el soporte para VRR en cuestión de meses, pronto podría haber novedades entre quienes prueban las características en desarrollo.