The Batman, de Matt Reeves, ya está aquí y se ha convertido en todo un éxito de crítica. No solo se trata de la versión más oscura e inquietante del personaje. También es la que lleva la mitología del héroe a un nuevo nivel. Desde un personaje más violento y sediento de venganza, hasta una Gotham más inquietante y oscura.

La película es una recombinación de todos los símbolos que rodean al universo del antihéroe desde una nueva percepción. En especial, en la forma en que estructura, sostiene y elabora una mirada sobre la oscuridad interior de sus personajes con una asombrosa eficacia. Como no podía ser otra forma, el clásico Batmóvil también ha sufrido una reconstrucción. Y una que le convierte en uno de los puntos más interesantes de la película. 

Junto con el traje, el Batmóvil cobra especial relevancia. En el caso del atuendo de Batman, en esta ocasión más orgánico y artesanal que el de sus antecesores , muestra la juventud del personaje. De la misma forma que la mansión Wayne su reclusión y obsesión por la búsqueda de una retorcida justicia.

Para la ocasión, Reeves ha transformado el ya conocido coche del héroe en una criatura casi terrorífica. Y lo ha hecho recurriendo a varias referencias y puntos a la vez. De hecho, el Batmóvil del Batman de Matt Reeves es el único que no posee añadidos tecnológicos de envergadura. En realidad, se trata de un coche que encarna la oscuridad del personaje y que refleja sus tensiones internas. Un acierto que convierte al vehículo del personaje en un añadido de enorme interés a la historia.

El Batmóvil, una referencia sombría 

Como ya se había anunciado, el nuevo Batmóvil tiene un parecido más evidente con otro coche terrorífico cinematográfico. Meses antes del estreno de la película, Matt Reeves ya había declarado que el nuevo Batmóvil sería algo más que un medio de transporte. En realidad, representaría la oscuridad que sostiene la figura de Batman y el terror que representa. Reeves decidió dotar al Batmóvil de toda la personalidad de Christine, el ya clásico coche terrorífico y personaje central de la novela de Stephen King. 

El Batmóvil pierde las líneas estilizadas de la versión Burton y las de estructura militar de la de Nolan

Para el Batmóvil de la nueva versión de Batman, Reeves recurrió a la simbología del Plymouth Fury del 58. Christine, de John Carpenter, se estrenó en 1983 y de inmediato se convirtió en un clásico del terror. Mucho más aún, cuando el automóvil poseído por una entidad demoníaca fue adaptado en el cine como una criatura violenta y agresiva. En la película de Matt Reeves, el Batmóvil pierde las líneas estilizadas de la versión Burton y las de estructura militar de la de Nolan. Incluso la apariencia de armamento de última tecnología que le brindó Zack Snyder. En su lugar, es una pieza colosal de carrocería clásica modificada por Batman para convertirse en una presencia siniestra. 

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

La imagen responde a lo que Matt Reeves había planeado para el mundo que rodea a Batman. De hecho, en varias escenas pueden verse homenajes directos a la película de Carpenter. No obstante, el Batmóvil de Matt Reeves es un muscle car clásico con el estilo de los Dodge Charger y Chevrolet Camaro. Al ya conocido modelo de los años 70 se le añadió luces traseras Led y también placas de metal convexa. También tiene un motor V8 con turbocompresores para brindar mayor fuerza al diseño. Al vehículo del héroe también se le añadió una jaula antivuelco.