Ya tenemos nueva Ley de Tráfico y nuevos detalles a tener en cuenta para evitar las famosos multas de la DGT. Los conductores de coches y motos, así como los usuarios de bicis o patinetes eléctricos, deben estar al día de la nueva regulación que se aplica a todos los usuarios. El hecho de desconocer la norma no salvará a muchos de las más que probables multas que lleguen a partir de ahora.

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial entra en vigor hoy mismo, tras recibir el visto bueno el pasado 21 de diciembre. Salvo alguna excepción en alguna de las normas –que amplían el plazo a los próximos meses– deberás ponerte al tanto de las nuevas multas de la DGT.

En general, el objetivo es que vayamos más despacio y que los conductores tengan en cuenta el resto de usuarios de la vía. La cosa ya no va solo de coches y motos, ahora los patinetes eléctricos y las bicis entran en juego y se convierten en protagonistas. No solo para su protección, también en el listado de multas por infracciones.

Multas estrella de la DGT: ojo con usar el móvil y detector de radares

Sin reparos: 6 puntos de carné y 200 euros de multa. ¿El concepto? Simplemente sostener el móvil en la mano. Aquí está uno de los grandes cambios en el listado de multas de la DGT motivado por los problemas que el uso de la tecnología ha acarreado en las vías de circulación. El móvil es uno de los motivantes de los mayores despistes dentro del coche.

Hasta ahora suponía 3 puntos y 200 euros por usar el móvil mientras se estaba conduciendo. La clásica búsqueda en Google Maps o cambiar la música. Con el cambio, una cámara de tráfico podrá pillarte cogiendo el móvil y automáticamente ser sancionado.

Además, y pasando por el área tecnológica, las multas de la DGT también van a por los detectores de radares. Si el vehículo tiene instalado un detector de radares –se esté usando o no– se perderán 3 puntos de carné y 200 euros. Si le añadimos inhibidores de radar la cuenta sube a 6.000 euros y 6 puntos de carné.

A por los patinetes eléctricos y bicis

No es una novedad, la DGT lleva tiempo detrás de una regulación enfocada única y exclusivamente a los patinetes eléctricos y bicicletas. Los conocidos como los VMP (Vehículos de Movilidad Personal), ahora, entran en Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y, por tanto, en los posibles de multas de tráfico y la DGT.

La primera aproximación fue a finales de 2020. La nueva normativa para patinetes eléctricos de la DGT incluía una suerte de ITV para estos vehículos, así como la limitación para circular por las aceras o sin casco. El incumplimiento de esta norma implicará unos 200 euros de multa. No queda claro si esta norma aplica también a las empresas de movilidad compartida, pero Spin –ahora propiedad de Tier– ya incluía un sistema de bloqueo en aceras. Su comprador, además de ostentar una tecnología similar, también cuenta con un casco integrado para uso compartido.

De nuevo, en el texto de multas de la DGT se incluye la prohibición a estos vehículos para circular por aceras. Por supuesto, también en otras vías destinadas solo a grandes vehículos: autovías y autopistas.

De forma paralela, y para proteger la circulación de estos vehículos, se multa a aquellos que irrumpan en las zonas destinadas a los VMP. 200 euros por irrumpir en un carril bici y otros 200 por no hacer el adelantamiento a un ciclista ocupando el carril contrario completo.

Más multas de la DGT: sin alcohól en los VMP

Kelsey Knight (Unsplash)

Esta medida es sumamente polémica. La nueva normativa de multas de la DGT incluye un epígrafe para el que algunas empresas de patinetes eléctricos ya se han preparado. Un sistema de detección de alcohol que impida mover los patinetes e iniciar la reserva. Concretamente, los patinetes de Bolt implementaron este sistema en octubre de 2021.

Pese a que la norma de la DGT aplique, de momento, a menores de edad, la compañía estonia viene poniéndola en práctica para todos sus usuarios. Si no se pasa el test, no se podrá usar el patinete. De hecho, el nuevo texto aporta cobertura legal a estos mecanismos que deberán ser de uso obligado a partir de julio de 2022. Así que, a partir de ahora, es probable que todas las aplicaciones de patinetes comiencen a preguntarte por si has bebido o no.

Las multas impuestas por la DGT pueden subir hasta los 500 euros.

Fin de los 20 km/h adicionales

Esta medida quizá resulte familiar a los que se sacaron el permiso de conducir hace algunos años y es quizá la que más multas de la DGT suscite. Principalmente por desconocimiento, también porque su implantación permitirá una mayor implantación de radares en carreteras secundarias. Es polémica pura.

Nos referimos a aquella excepción de límite de velocidad que permitía, en carreteras convencionales y vías secundarias, rebasar el límite máximo permitido otros 20 km/h más para poder adelantar a un vehículo en la vía. Fin de la medida. El límite, para adelantar o no, será el que marque de forma oficial. Sin excepciones.

El primer paso fue rebajar este máximo a 90 km/h, en el que se incluía ya el permiso de adelantar a otros vehículos. Ahora, y tras la última actualización de multas de la DGT, esta medida pasa a mejor vida.