Resulta muy difícil encontrar a una persona a la que no le interese el cine y las series de televisión, que no formen parte de su tiempo de ocio en mayor o menor medida. Y hay algo en lo que coinciden indiscutiblemente sencillos espectadores, cinéfilos, críticos especializados y cineastas: su amor por el séptimo arte. A todos nosotros nos chiflan determinados filmes, y el preferido de Pixar para Domee Shi, la directora de Red, es uno que no suele elegirse como tal.

Los analistas consideran que Toy Story, el largometraje fundacional de la animación en tres dimensiones realizado por John Lasseter (1995) y primero de los veinticinco que suman hasta ahora, constituye lo mejor del estudio con sede en la localidad californiana de Emeryville. Para los votantes de Rotten Tomatoes, es Onward, segunda de Dan Scanlon (2020); y los de IMDb y FilmAffinity señalan Coco, de Lee Unkrich y Adrián Molina (2017), para ese honor.

Pero, mientras que Lindsey Collins, la productora de Red a la que entrevistamos junto con Domee Shi por el reciente estreno de la película, escoge Up, de Pete Docter y Bob Peterson (2009), la realizadora china-canadiense se decanta por Ratatouille, la segunda de Brad Bird para Pixar tras Los Increíbles (2004) antes de su continuación (2018), y la única de Jan Pinkava (2007). Fue lanzada con Abducido, el descacharrante cortometraje de Gary Rydstrom (2006).

Ese triunfo llamado ‘Ratatouille’, la película de Pixar que encanta a Domee Shi

Pixar

Las ideas del estudio de animación subsidiario de Disney para sus obras, más largas o breves, acostumbran a ser bastante llamativas, y este caso no decepciona en tal sentido. Y la aventura de una rata callejera con aspiraciones culinarias, la Remy de Patton Oswalt, que tiene un gusto y un olfato exquisitos y termina ayudando al Alfredo Linguini de Lou Romano, responsable de la basura, a cocinar platos maravillosos en el restaurante parisino Gusteau, enamoró a Domee Shi.

Este concepto para Ratatouille fue desarrollado por Jan Pinkava desde el año 2000. Pero el asunto no iba bien, y Pixar quiso a Bob Peterson como codirector en 2004, una maniobra que no surtió efecto y, en 2005, se puso al frente a Brad Bird. “¿Qué es lo que más temen todas las cocinas? Ratas. Así que imagina si tuvieras una cuya única ambición fuera convertirse en un maestro chef”, dijo él después. “Algo sobre juntar esos polos opuestos realmente me habló. Parecía un gran desafío”.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Del que supo salir triunfante. No en vano, con un presupuesto de 150 millones de dólares, el filme recaudó más de 626 en la taquilla mundial. Y fue galardonado en los Oscar, los Globos de Oro y los BAFTA entre más de cincuenta certámenes que lo premiaron. Así que, con su inolvidable escena en la que el Anton Ego de Peter O’Toole flipa en colores con el ratatouille modificado que Remy le prepara, recordándole la cocina materna, la de Domee Shi no parece una mala elección.