Con solo siete largometrajes estrenados, el inglés Edgar Wright (n. 1974) se ha convertido en padre de al menos dos de culto popular; es decir, ese tipo de obras que, por unas características narrativas o audiovisuales muy particulares, producen un interés exacerbado e incluso cierta polémica. Se trata de Zombies Party y Scott Pilgrim contra el mundo, adaptación esta última de las novela gráfica de Bryan Lee O’Malley (2004-2010).

En los premios no ha tenido mucha consideración ajena ni suerte. Quizá lo más notable que se le pueda atribuir son cinco nominaciones en los BAFTA, los trofeos de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, y una en el Festival de Venecia por Última noche en el Soho, su filme más reciente. Pero también resulta curioso que aquellos en los que ha participado con mayor recaudación en taquilla no los ha dirigido.

Para Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio, de Steven Spielberg (2011), fue productor ejecutivo y guionista, y escribió también el libreto de Ant-Man, de Peyton Reed (2015), que también iba a realizar pero abandonó por las habituales diferencias creativas; y ambas obtuvieron más de 518 y de 373 millones de dólares respectivamente en todo el mundo. Mientras que Baby Driver, con unos 228, es la película que Edgar Wright ha rodado y les sigue en números.

Working Title

La opinión de la crítica especializada sobre la obra de Edgar Wright

Los números que muestra la sección de Rotten Tomatoes para los críticos son los siguientes en cuanto a las películas de Edgar Wright, ordenándolas de mejor a peor:

  1. Baby Driver (2017): nota media de 8,1 sobre 10 en 397 críticas.
  2. Zombies Party (2004): media de 7,8 en 215 críticas.
  3. Arma fatal (2007): media de 7,7 en 203 críticas.
  4. Scott Pilgrim contra el mundo (2010): media de 7,5 en 271 críticas.
  5. Bienvenidos al fin del mundo (2013): media de 7,4 en 244 críticas.
  6. Última noche en el Soho (2021): media de 6,9 en 326 críticas.

No hay datos sobre A Fistful of Fingers (1995).

La opinión de los cinéfilos de Rotten Tomatoes

Acudimos de nuevo a Rotten Tomatoes, pero en esta ocasión para el primer ranking de los filmes de Edgar Wright según las votaciones de sus usuarios:

  1. Zombies Party: nota media de 4,3 sobre 5 con más de 250.000 votos.
  2. Última noche en el Soho: media de 4,3 con más de 500 votos.
  3. Arma fatal: media de 4,2 con más de 250.000 votos.
  4. Baby Driver: media de 4,1 con más de 50.000 votos.
  5. Scott Pilgrim contra el mundo: media de 4,1 con más de 100.000 votos.
  6. Bienvenidos al fin del mundo: media de 3,7 con más de 50.000 votos.
  7. A Fistful of Fingers: media de 3,5 con más de 250 votos.
Universal

La opinión de los cinéfilos de IMDb

Por otra parte, estos son los datos que nos brinda también IMDb sobre la opinión del público:

  1. Zombies Party: nota media de 7,9 sobre 10 con 543.081 votos.
  2. Arma faltal: media de 7,8 con 492.977 votos.
  3. Baby Driver: media de 7,6 con 505.138 votos.
  4. Scott Pilgrim contra el mundo: media de 7,6 con 412.742 votos.
  5. Última noche en el Soho: media de 7,1 con 94.649 votos.
  6. Bienvenidos al fin del mundo: media de 7 con 275.185 votos.
  7. A Fistful of Fingers: media de 6 con 885 votos.

La opinión de los cinéfilos de FilmAffinity

Y, para terminar, aquí tenemos la información que nos ofrece FilmAffinity:

  1. Zombies Party: nota media de 6,8 sobre 10 con 43.433 votos.
  2. Última noche en el Soho: media de 6,7 con 8.224 votos.
  3. Arma fatal: media de 6,7 con 27.972 votos.
  4. Scott Pilgrim contra el mundo: media de 6,6 con 45.268 votos.
  5. Baby Driver: media de 6,5 con 29.806 votos.
  6. Bienvenidos al fin del mundo: media de 6,1 con 20.237 votos.
  7. A Fistful of Fingers: media de 5,2 con 56 votos.
Working Title

Conclusiones sobre lo mejor y lo peor de Edgar Wright

La opinión de la crítica especializada apunta a que la mejor película de Edgar Wright es Baby Driver, el thriller musical de atracos protagonizado por el Miles de Ansel Elgort, una de las últimas obras en las que trabajó Kevin Spacey, como Doc, antes de que sus escándalos de depredación sexual fuesen de dominio público, con tres nominaciones a los Oscar: a mejor montaje, sonido y efectos sonoros, y galardonada en la primera categoría por los académicos de los BAFTA.

En cambio, hay unanimidad entre los espectadores que votan en Rotten Tomatoes, IMDb y FilmAffinity en cuanto a que su filme preferido del director inglés es Zombies Party. Para sorpresa de nadie, habría que añadir. La misma consonancia de opiniones respecto a lo peor que ha estrenado: A Fistful of Fingers, su ópera prima; en lo que los críticos probablemente estarían de acuerdo en vez de señalar Última noche en el Soho si no fuese porque no hay datos disponibles sobre ella.