Hoy, 30 de marzo, se estrena por fin Caballero Luna (2022), la serie de Disney+ protagonizada por el actor Oscar Isaac. Muchos aficionados consideran a este superhéroe como el Batman de Marvel, básicamente porque su mayor superpoder es el dinero. Aunque, en su caso, cuenta con otra diferencia, y es que además de una gran fortuna tiene una enfermedad mental: el trastorno disociativo de la personalidad. Y eso precisamente es lo que da lugar a buena parte de sus poderes.

Alrededor de Marc Spector y sus principales personalidades, Steven Grant, Mr. Knight y Jake Lockley, puede haber algo de fantasía, pero nada sobrenatural. No es un extraterrestre, como Superman, ni un mutante como Lobezno. Tampoco le ha picado una araña radiactiva, como a Spiderman. Simplemente es un niño que tuvo una experiencia traumática que cambió su vida para siempre. Otro paralelismo con Batman.

Pero entonces, ¿qué hay de realidad en el estreno de Marvel 2022 de Caballero Luna? ¿Cómo se deja ver en el personaje la realidad del trastorno disociativo de la personalidad? Y, más importante aún, ¿cómo pueden convertirse los rasgos de una enfermedad mental en superpoderes?

El origen de Caballero Luna

El Caballero Luna nació como Marc Spector. Cuando era un niño huyó desde Checoslovaquia hacia Estados Unidos junto a su madre y su padre, un rabino llamado Elías al que los nazis seguían los pasos. 

Un avez en América, la familia se sintió a salvo hasta que Marc descubrió que un buen amigo de su padre era en realidad un espía nazi que se dedicaba a matar judíos. Cuando este supo que el niño le había descubierto quiso matarle para que no hablara, pero Marc se defendió, pegando una brutal paliza a su enemigo. La escena fue tan dura que quedó traumatizado. Y fue dicho trauma el que sembró la semilla de su trastorno disociativo de la personalidad. 

El trastorno comenzó con una gran trauma infantil

Al ver su situación, su padre le ingresó en un psiquiátrico, donde se fue desarrollando una de sus personalidades, el violento taxista Jake Lockley. Poco después escapó del centro en el que estaba interno y buscó trabajo como marine. Sin embargo, le despidieron en cuanto descubrieron su trastorno disociativo de la personalidad. Después, pasó por multitud de profesiones. Primero una corta estancia en la CIA, después otra más larga como boxeador y mercenario.

Como mercenario, le contrataron para robar la tumba de un faraón en Egipto. Sin embargo, acabó viéndose enfrascado en una pelea con su cliente, que le dejó herido de muerte. Con sus últimas fuerzas se arrastró hasta la tumba del faraón, donde se le apareció Konshu, el dios de la Luna, quien le ofreció salvarle la vida a cambio de que se convirtiera en su avatar en la Tierra.

Tras esta aventura, volvió a Estados Unidos, donde invirtió el dinero que ganó como mercenario y se hizo de una gran fortuna. Nació así una nueva personalidad: el millonario Steven Grant. A Steven y Jake se unieron las apariciones de Konshu; que, a pesar de ser concebidas por Spector como una verdadera deidad, puede no ser más que otra personalidad fruto de su imaginación. Y también se unió Mr. Knight, una versión más heroica del Caballero Luna, que siempre actúa obedeciendo a la ley y disfruta de ayudar a la policía. 

Todos ellos componen al Caballero Luna. Steven Grant usa su dinero para construir todo tipo de artilugios, al más puro estilo de Batman, Jake aprovecha su trabajo como taxista para hacer contactos y enterarse de todo lo que ocurre a pie de calle. Mr. Knigt es el héroe amable de la historia. Y Konshu aporta ese toque de misticismo que Spector combina con el perfeccionamiento de técnicas de artes marciales y uso de armas de lo más variadas. 

Marvel Studios | Disney Plus

¿Qué es el trastorno disociativo de la personalidad?

El trastorno disociativo de la personalidad es una enfermedad bastante rara, que afecta aproximadamente al 1,5% de la población mundial. Se cree que tiene una fuerte relación con el desarrollo de traumas durante la infancia, como fue precisamente el caso del Caballero Luna. ¿Pero cuáles son sus síntomas?

A grandes rasgos, los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-5) establecen que para que se considere como tal un trastorno disociativo de la personalidad debe incluir al menos dos personalidades distintas, como las del Caballero Luna. 

Se calcula que el trastorno disociativo de la personalidad se da en un 1,5% de la población mundial

Además, según explican desde el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, “cada personalidad varía en comportamiento, sentido de conciencia, memoria y percepción del mundo exterior”. Todos estos síntomas causan “una notable falta de funcionamiento en la vida cotidiana”.

Este es un punto importante, ya que el Caballero Luna no deja de ser un personaje de cómic. El trastorno disociativo de la personalidad es una enfermedad de la vida real, que puede ser muy dura para la persona que lo padece y quienes le rodean. Por eso, hay que tomarlo en serio y, sobre todo, seguir los tratamientos pautados por los psiquiatras. 

Un trastorno mental que se convierte en superpoder

Acorde con el trastorno disociativo de la personalidad, el Caballero Luna tiene personalidades totalmente diferentes. El millonario elegante, el taxista violento, el buen ciudadano y el dios egipcio. No le falta de nada.

En cuanto a sus superpoderes, la mayoría no lo son. Sí que parece que su fuerza y sus resistencia aumentan acorde a las fases de la Luna, supuestamente gracias a la influencia del dios Konshu. Sin embargo, esto podría ser una especie de sugestión causada por su condición mental.

Su condición mental le protege de algunos ataques psíquicos de sus enemmigos

Por otro lado, se considera que otro de sus superpoderes es la resistencia a ataques psíquicos, aunque en los cómics se reconoce que esta resistencia está en cierto modo relacionada con su trastorno disociativo de la personalidad. Al no trabajar su mente como la de la mayoría de personas, tampoco se puede manipular del mismo modo.

De hecho, en uno de los cómics el Caballero Luna asegura que ha perdido sus poderes. Aunque no se dice el motivo, podría deberse perfectamente a que ha comenzado a tomar un tratamiento y se encuentra mejor de su trastorno disociativo de la personalidad.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Sea como sea, todo esto va unido al hecho de que Caballero Luna es un personaje intrigante. Un vigilante callejero que fascina y asusta a las bandas criminales. En definitiva, algo así como si Batman, Robin y Alfred estuviesen todos en una sola persona. Quizás sería todavía mejor superhéroe  que el original.  En cuanto consiguiera escapar de Arkham, claro.