SpaceX sigue apostando por Starlink. El servicio de internet satélite de Elon Musk, que recientemente abría su beta en España, sigue expandiéndose por todo el mundo (y por toda la órbita baja de la tierra). Aunque el servicio está teniendo una adopción lenta, sobre todo por lo que tiene que ver con el precio, SpaceX tiene un nuevo plan para hacer el servicio más atractivo.

¿Cómo? A través de una nueva modalidad de suscripción premium que, a cambio de una mensualidad más abultada, se dispara la velocidad de conexión de Starlink. Bajo el nombre de Starlink Premium, la compañía tiene pensado ofrecer velocidades entre 150 y 500 Mbps con 20 a 40 milisegundos de latencia, un gran aumento respecto a los 50 a 250 Mbps con la misma latencia.

Las velocidades de subida también suben con este plan premium, que pasan de los 10 a 20 Mbps del estándar a 20 a 40 Mbps en Premium. Una subida muy interesante e importante para mantener conexiones estables. No obstante, por mucho aumento, Starlink todavía está lejos de ofrecer conexiones simétricas, ni aún pagando un extra. Aunque también sea dicho que su objetivo no es reemplazar a las conexiones clásicas de cable.

Crédito: SpaceX

Lógicamente, este aumento de velocidad tanto de subida como de bajada conllevan también un aumento de precio. El plan Starlink Premium también lleva aparejado un precio premium, valga la redundancia. En este sentido, la cuota mensual sube hasta los 500 dólares al mes. Es una subida considerable teniendo en cuenta que el plan estándar son 99 dólares, bastante en línea con otros servicios parecidos.

Y no son los únicos costes que suben. Las velocidades de Starlink Premium requieren hardware especifico respecto al del plan estándar. Eso significa que los usuarios que quieran pasarse a este plan tienen que desembolsar 2,500 dólares extra por la antena y otro hardware. En el plan normal, el hardware cuesta 499 dólares. Ah, y también tendrán que dejar un depósito de 500 dólares adicionales para reservar Premium.

Es decir, 3000 dólares para empezar y otros 500 dólares mensuales por usar el servicio Starlink Premium cada mes. Eso significa que los usuarios que quieran usar este nuevo servicio pagarán el primer año 9000 dólares por el servicio de conexión por satélite de alta velocidad de Starlink.

La buena noticia es que aquellos que usen Starlink Premium de SpaceX tendrán disponible un servicio satélite que funcionará mejor en “condiciones climáticas extremas” y soporte prioritario las 24 horas del día, los 7 días de la semana. La mala es que es posible que, en algunas regiones, el premium sea la única forma posible de tener acceso a internet.