Spider-Man: No Way Home sigue generando comentarios al respecto. Como toda superproducción cinematográfica, la película propicia debates por cuanto cuenta, las implicaciones en el Universo Cinematográfico de Marvel, y las distintas consecuencias particulares como colectivas para los actores. Dentro de ellos, ninguno ha tenido mayor impacto en cuanto a repercusión que Tom Holland. Como parte de sus encuentros con la prensa dentro de la gira de medios debido al estreno, el actor compartió una anécdota que se relaciona con ese proceso.

Spider-Man: No Way Home fue la película más esperada durante el año pasado, 2021, y quizá la más deseada en estos tiempos de pandemia. La película representó un antes y un después en este momento. En circunstancias en las que la industria del cine aún no se recupera debido a las consecuencias de la COVID-19 en los distintos aspectos de la vida, el film representó un alivio tanto para espectadores como a distintos sectores involucrados en el sector

En ese sentido, la repercusión mediática y la atención del público ha sido elevada e intensa. En un principio, por cuanto se decía sobre ella, los rumores y las filtraciones, y luego por todo cuanto reveló el film. Sin embargo, una de las exigencias desde el estudio de producción a Tom Holland debido a Spider-Man: No Way Home no tuvo que ver tanto con las especulaciones o con la exigencia física, por ejemplo, sino con algunos detalles que debía controlar durante las rueda de prensa.

Tom Holland y la complicación que tuvo debido a Spider-Man: No Way Home

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Durante una entrevista con The Hollywood Reporter, el actor describió un momento incómodo relacionado con sus encuentros con la prensa. Esto motivó un llamado de parte de uno de los estudios involucrados para sugerirle que cambiara su discurso. Tom Holland explicó: 

“Recibí una llamada telefónica de algunas personas en el estudio que decían: ‘¡Dejen de decir que la película es brutal! ¡Deja de decir que la película es emotiva! ¡No vende la película!’”.

De alguna forma, el actor tuvo que ajustar su discurso para cumplir con ese cometido. Aquello, de acuerdo a su comentario, le resultó complejo. Al comentario anterior, Tom Holland agregó:

“Yo estaba como: ‘¡Pero lo es! Esta es la película de superhéroes más emotiva que se haya hecho nunca'. Y dijeron: 'Queremos que la gente entienda lo divertida que es'. Y yo dije: 'Es divertida, pero también es un poco desgarradora'. Así que tuve que cambiar de rumbo sobre cómo estaba promocionando la película, pero me alegro de haber advertido al menos a algunas personas”.

Mientras Tom Holland realizaba el ajuste de su discurso, Spider-Man: No Way Home siguió convocando gente a las salas de cine. En la actualidad, se encuentra segunda en cuanto a recaudación en Estados Unidos, por detrás de Avatar (James Cameron, 2009). Además de esto, el film tiene consecuencias relacionadas con el Universo Cinematográfico de Marvel debido a la presentación del multiverso dentro de este relato. Sobre este último punto, se espera que Doctor Strange en el multiverso de la locura profundice aún más.