Que Google Stadia ha estado lejos de cumplir con las expectativas que se generaron a su alrededor desde su lanzamiento, no es novedad. Es que, más allá de las virtudes técnicas detrás de la plataforma, el servicio de juegos en streaming nunca logró posicionarse como una alternativa real a los grandes nombres instalados en el mercado, y sus posibilidad de lograr un despegue real se diluyeron con el paso de los meses.

Y ahora parece que en Mountain View se decidieron a tirar la toalla en este esfuerzo. Según publica Business Insider, Stadia ya no es una prioridad en Google. Los californianos habrían tirado la toalla con la plataforma en sí y en adelante se enfocarían en aprovechar la infraestructura ya existente bajo la marca Google Stream.

Al parecer, la nueva apuesta de la empresa será brindar su tecnología de streaming de juegos a terceros. De esta forma los estudios podrán ofrecer sus títulos en línea sin necesidad de incorporarlos al catálogo de servicios ajenos, como Stadia mismo. Si esto se confirma, Google convertirá definitivamente los recursos técnicos detrás de Stadia en una marca blanca.

El citado informe incluso menciona que los de Mountain View se acercaron a Bungie para ofrecerles esta posibilidad, aunque esto ocurrió antes de que Sony comprara a los creadores de Halo y Destiny. Sin embargo, la propuesta aparentemente permitía que los desarrolladores de los juegos mantuviesen la propiedad sobre el contenido y controlasen la experiencia front-end.

Google Stadia sigue perdiendo atención y todo apunta a salvar su infraestructura

Si les cuesta creer que Stadia haya podido perder tanta preponderancia dentro de Google, Business Insider echa luz sobre el asunto. Una de las fuentes menciona que apenas el 20% del esfuerzo existente sobre el servicio de streaming se enfoca a la plataforma para consumidores.

Esto no necesariamente significa que ya no le importe a nadie, pero sí que quienes toman las decisiones no quieren perder el dinero. "Internamente hay muchas personas a las que les encantaría que siguiera funcionando, por lo que están trabajando muy duro para asegurarse de que no muera. Pero no son las que escriben los cheques", cita el informe.

A pesar de todo, Google asegura que su intención aún es llevar "grandes juegos" a Stadia este año. "Con más de 200 títulos disponibles actualmente, esperamos agregar más de 100 juegos a la plataforma este año", explicó un vocero de la empresa californiana, aunque no detalló sobre los planes de Google Stream.

Lo cierto es que el cambio de rumbo ya ha comenzado a hacerse efectivo. Google ha brindado la tecnología detrás de Stadia a Peloton, la conocida firma de bicicletas estáticas. Esto ha permitido que a mediados del 2021 se lanzara Lanebreak, un videojuego de ejercicios para los suscriptores de Peloton Bike y Peloton Bike Plus.

Stadia venía perdiendo espacio en el seno de Google desde hacía varios meses. En la primera parte del último año, los de Mountain View cancelaron el desarrollo de juegos y cerraron sus estudios dedicados a la plataforma; en tanto que en julio recortaron sus comisiones con el objetivo de atraer a más desarrolladores a su catálogo.