El pasado domingo 13 de febrero se emitió el último capítulo de la segunda temporada de Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba) y se confirmó la tercera temporada. Aniplex, la empresa responsable de la producción, junto con el trabajo del estudio de animación Ufotable, liberó un video en el que ratificó las sospechas. Uno de los animes del momento seguirá siendo adaptado. Aunque no se especificó una fecha de estreno, sí se revelaron dos rostros que serán clave.

Al final de la primera temporada, los pilares fueron presentados dentro del relato de Demon Slayer. Se trata del grupo de élite dentro de los cazadores de demonios. Uno selecto y reducido: desde hace décadas pierden más combates de los que ganan. Como son combates a muerte, siguen en pie pocos mientras otros más jóvenes aún se preparan. Es el caso de Tanjiro Kamado, Inosuke Hashibira y Zenitsu Agatsuma, los protagonistas del relato. A partir de Demon Slayer: El tren infinito, la película que dio continuidad a la primera temporada, la relación entre los personajes principales y los especialistas cazadores de demonios comenzó a cambiar.

Kyojuro Rengoku, el pilar de la llama, apadrinó a Tanjiro, Inosuke y Zenitsu. A través de sus habilidades no solo les mostró el potencial de ese grupo de élite; también, con su destino final, les reveló que no basta con ser buena para derrotar a las Lunas Superiores, el grupo de demonios más poderosos. Aquello, traumático porque involucró a la muerte de Rengoku, activó en los protagonistas un sentido de compromiso y esfuerzo que hasta el momento no era tan evidente. 

Parte de ese crecimiento se desarrolló durante la segunda temporada, con los personajes mejorando su forma física y sus distintas habilidades y respiraciones. Esto se llevó a otro nivel ese sentido narrativo, cuando Tanjiro, Inosuke y Zenitsu fueron capaces de enfrentar a una Luna Superior y derrotarlo, con la ayuda de Tengen Uzui, el pilar del sonido. Son ellos quienes cortan la cabeza de los demonios y no el pilar intentando hacerlo solo. Parece un detalle menor pero es bastante simbólico en cuando a desarrollo de personaje. 

En ese contexto llega la tercera temporada.

Demon Slayer: un detalle clave de la segunda temporada que será relevante en la tercera

Kagaya Ubuyashiki, el patriarca y líder de la orden de los cazadores de demonios, celebró el triunfo del pilar Tengen Uzui junto con Tanjiro, Inosuke y Zenitsu y dijo: “Seguro que te venceremos en esta generación”, en referencia al villano de la historia, Muzan Kibutsuji. Luego de décadas de muerte y desolación, hay una esperanza. Las personifican los tres aprendices mencionados y un puñado de pilares. Luego de esa frase, Ubuyashiki describió a Kinutsuji como una mancha dentro del clan. Es decir, en algún momento, Muzan fue parte de lo que Kagaya está defendiendo. 

Al anime aún le resta mucho por aclarar en relación con el origen y la historia entre Kagaya Ubuyashiki y Muzan Kibutsuji. Puede que durante la tercera temporada se aporte más información al respecto. La narrativa, de forma progresiva, se enfoqué en el crecimiento de los protagonistas antes que en las referencias al antagonista, más claras en la primera temporada. Por tanto, a partir del comentario de Ubuyashiki, es válido sospechar que se irán compartiendo algunos detalles importantes para cerrar ese círculo. 

Aunque lo anterior no es una garantía de cara a la temporada tres de Demon Slayer, el viaje de sus protagonistas sí. En particular, el de Tanjiro. Debido a su tradición, como parte de los usuarios de la respiración solar, su potencial aún está por descubrirse. Los cazadores de demonios, más allá de las habilidades que aprenden a través de un maestro, logran desarrollar su propio estilo a partir de los combates que superan y de sus características físicas. Durante la segunda temporada, el protagonista dio un ejemplo de esto cuando decidió combinar la respiración del agua con la del fuego para poder mantenerse en pelea.

Esa evolución seguirá estando presente durante la tercera temporada. Pero, a diferencia de la segunda, puede que el rol de los pilares sea aún más importante. Mientras Tengen Uzui ofreció su canto del cisne, al prometerse que luego de vencer a una Luna Superior se retiraría, los compañeros que entrarán en acción en la continuación de Kimetsu no Yaiba tienen un fondo personal más complejo.

Los pilares de la tercera temporada

El adelanto ofrecido por Aniplex y Ufotable mostró a Muichiro Tokito, el pilar de la niebla, y a Mitsuri Kanroji, el pilar del amor. Los relatos particulares de estos personajes tienen un fondo que, en oposición del de Tengen Uzui, podrían tener más recorrido en el futuro de Demon Slayer; en particular, el de Tokito, quien fue mencionado por Uzui durante la segunda temporada como un pilar que logró alcanzar ese título en solo dos meses. La tercera temporada de Demon Slayer adaptará el Arco de la Aldea del Herrero del manga.

Muichiro Tokito está marcado por su falta de recuerdos y por ser un descendiente de los usuarios del aliento del sol, pero no puede utilizar. Si bien cuenta con múltiples habilidades, hay una frase que suele tener en cuenta. Se la dijo Kagaya Ubuyashiki: sigue tu camino y encontrarás tus memorias. Eso lo lleva por distintos debates emocionales y personales, mientras tiene que asumir distintos retos durante su preparación como pilar y en un combate contra una Luna Demoniaca que llega al lugar para sorpresa de todos los presentes.

Por su parte, Mitsuri Kanroji, aunque se muestra extrovertida, tienen una historia opuesta a ese comportamiento. Años atrás, el pilar del amor sufrió de bullying y acoso debido a su fuerza, su apetito desbordado y el color de su pelo. Movida por su interés en conseguir pareja, decide teñirse el pelo y cambiar sus hábitos alimenticios. Fiel a los principios que vienen marcando a este anime, es probable que ambas historias sirvan de excusa para soltar críticas y reflexiones que tienen un asidero lógico en la realidad.

Otro personaje que será importante durante la tercera temporada de Demon Slayer es Genya Shinazugawa. Este personaje no es un pilar y tampoco cuenta con demasiadas habilidades, pero sí tiene una historia marcada por el dolor y la rabia debido a la muerte de su papá y un demonio que mató a sus hermanos. Será uno de los ejes narrativos durante la adaptación. 

La trama del Arco de la Aldea del Herrero

En este tramo, Tanjiro viajará a la aldea en la que se encuentran los herreros. ¿Qué ocurre? Quien se encarga de reparar su espada o de proveer de una nueva no quiere seguir haciéndolo. Se niega debido a que el protagonista suele tener inconvenientes con ellas. Desde botarlas hasta destruirlas a través de los distintos combates. Entonces, viaja hasta allá para resolver la situación. 

A la Aldea del Herrero no se llega en tren. Para llegar hasta allá, a Tanjiro lo llevaron vendado, con oídos y nariz tapados para evitar que pueda rastrear su ubicación. ¿Por qué tanto secreto? Revelar la ubicación de este lugar pone en peligro la tradición de los herreros y la disposición de las armas con las que pueden pelear los cazadores de demonios. Al llegar al lugar, encuentra que hay varios cazadores y los dos pilares mencionados antes. 

Tanjiro comenzará a prepararse en la aldea hasta la llegada de Hantengu, la Luna Superior Cuatro. Esto derivará en un combate que involucrará tanto a Tanjiro, a Genya, a Muichiro Tokito y a Mitsuri Kanroji, junto con Nezuko.