Una trama bastante peculiar se ha desatado en Estados Unidos y tiene a OnlyFans en el ojo de la tormenta. Es que la plataforma para adultos afronta dos demandas por supuestamente atentar contra empresas rivales, para que pierdan relevancia y cantidad de visitas. ¿Y cómo estaría haciendo esto? Denunciando como terroristas las publicaciones en redes sociales de sus creadores de contenidos, aseguran.

Según explica BBC News, una de las denuncias también menciona a Facebook como supuesto cómplice de OnlyFans. Pero vamos por partes, para que se comprenda mejor cuál es el aparente rol de cada uno de los protagonistas de esta historia.

El pasado martes, FanCentro —otra plataforma de contenidos para adultos— presentó una demanda contra OnlyFans por supuestamente conspirar contra las cuentas de sus intérpretes (léase, actores y actrices porno) en redes sociales. Esto lo estaría logrando al incluir sus publicaciones en una base de datos de terrorismo del GIFCT, o Global Internet Forum to Counter Terrorism, a pesar de no serlo.

Si bien la denuncia no menciona en qué redes sociales se habría detectado esta conducta, esa database se utilizaría como referencia en distintas compañías para la moderación de contenido. Así, FanCentro sostiene que OnlyFans logra que se limite el alcance de los perfiles de sus creadores de contenido, donde habitualmente interactúan con sus seguidores y comparten enlaces hacia sus publicaciones en la plataforma. Por ende, asegura que el tráfico hacia su sitio se ve claramente perjudicado por esta situación.

La segunda es una demanda colectiva que presentaron tres creadores de contenido contra OnlyFans y Facebook. Aquí la mecánica que se acusa es básicamente la misma, pero con el agregado de que se hace una mención directa a la supuesta complicidad de la firma de Mark Zuckerberg. De acuerdo con los denunciantes, sus publicaciones en Instagram promocionando plataformas rivales a OnlyFans son las que sufren un consistente bloqueo, incluso cuando no incumplen los términos y condiciones de la red social.

OnlyFans y Meta se defienden de las acusaciones

Foto por Jen Theodore en Unsplash

La reacción de las empresas involucradas en esta historia con ribetes absurdos no se hizo esperar. Tanto OnlyFans como Meta le indicaron a la prensa británica que las demandas no tienen fundamento; incluso, la casa matriz de Facebook e Instagram indicó que abordarán las alegaciones "en el contexto del litigio", según sea necesario.

Y desde el Global Internet Forum to Counter Terrorism también se despegaron de la cuestión. "No tenemos conocimiento de ninguna evidencia que respalde las teorías presentadas en esta demanda entre dos partes sin conexión con GIFCT", aseguraron.

Habrá que ver cómo avanza esta historia. Está claro que la industria del porno y el entretenimiento para adultos tiene una competencia feroz entre sus protagonistas; pero si se confirma la veracidad de las acusaciones contra OnlyFans, la firma quedaría envuelta en un nuevo escándalo de gran magnitud.

Recordemos que la compañía se convirtió en furor en los últimos años, especialmente durante la etapa del confinamiento más duro por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, su decisión de abandonar el contenido sexual explícito tuvo una reacción muy negativa entre los creadores de contenido; y si bien la empresa posteriormente dio marcha atrás en su decisión, la relación con muchos intérpretes quedó gravemente dañada. Y después de un período de silencio, recientemente OnlyFans volvió a los primeros planos al anunciar que ha comenzado a aceptar NFTs como fotos de perfil.