Virgin Orbit ha vuelto a ser noticia tras lanzar exitosamente al espacio siete nuevos satélites utilizando su cohete LauncherOne. Esta ha sido la primera misión de la empresa desde su reciente salida a la Bolsa, y ha permitido que tres clientes pongan su equipamiento en órbita.

De esta forma, la compañía perteneciente a Richard Branson da un nuevo paso hacia la expansión de sus operaciones. Según Bloomberg, la intención de Virgin Orbit es ofrecer sus servicios también fuera de Estados Unidos; se espera que desde el próximo año lo haga en Japón, pero los planes a futuro también incluirían a Brasil y otros territorios.

Pero volviendo a lo que ha sido su más reciente lanzamiento, Virgin Orbit ha sacado a relucir nuevamente toda su maquinaria. Como mencionamos al comienzo, los satélites se enviaron al espacio con el cohete LauncherOne; el mismo se lanzó desde el aire, montado bajo el ala izquierda de Cosmic Girl, un avión Boeing 747 modificado.

De acuerdo con el desglose de la misión, la aeronave despegó desde Mojave, California, y se elevó hasta casi 10 mil metros de altura sobre el Océano Pacífico antes de desprenderse del cohete en cuestión. El procedimiento transcurrió sin mayores contratiempos y eso se reflejó también en el ámbito bursátil, pues las acciones de Virgin Orbit vieron un incremento del 3,7% en su valor, llegando a comercializarse por 9,75 dólares.

Virgin Orbit fortalece su presencia en el mercado

Si bien actualmente existen varias compañías aeroespaciales que se dedican a enviar satélites particulares al espacio, algunos nombres resaltan más que otros. Por lejos, la más conocida es SpaceX por sus esfuerzos con la red Starlink, y bastante por detrás aparece Kuiper Systems, una subsidiaria de Amazon. Es evidente que Virgin Orbit también quiere ganar su tajada dentro de este segmento, sin prisa pero también sin pausa.

Tengamos en cuenta que la firma de Richard Branson aún es bastante joven, habiendo lanzado exitosamente por primera vez al cohete LauncherOne recién en enero del año pasado. Eso no le ha impedido obtener clientes que confíen en su procedimiento.

En esta oportunidad, algunos de los satélites lanzados por Virgin Orbit pertenecen a la empresa estadounidense Spire Global, que se dedica a proveer imágenes satelitales; en tanto que la firma polaca SatRevolution ha enviado dos nanosatélites: uno para fotografías destinadas al sector agrícola y el otro para probar una nueva tecnología de propulsión en el espacio. Por último, la carga también incluye satélites de investigación y desarrollo del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

De acuerdo con el detalle oficial, el mencionado equipamiento orbitará a una altitud de 500 kilómetros y con una inclinación de 45 grados.

Virgin Orbit es solo una de las expresiones relacionadas a la industria aeroespacial que se encuentra bajo el mando de Richard Branson. El millonario británico también está explorando el turismo espacial de la mano de Virgin Galactic. Con dicha compañía fue noticia en varias oportunidades durante el 2021; no solo por haber llegado hasta el filo del espacio a bordo de la nave SpaceShipTwo, sino también por su rivalidad creciente con Blue Origin, de Jeff Bezos.