Virgin Orbit cumplió su cometido y consiguió lanzar un cohete desde su Boeing 747 modificado para poner nueve satélites en órbita. La empresa de Richard Branson llevó a cabo la hazaña durante la mañana del domingo, cuando Cosmic Girl despegó de una base en California.

El cohete LauncherOne, montado en una de las alas del Boeing 747, llevaría al espacio nueve nanosatélites del programa educativo de la NASA. Cosmic Girl voló sobre el Océano Pacífico a más de 10.500 km de altura antes de iniciar el conteo para lanzar el cohete.

A cuatro horas después de su lanzamiento, Virgin confirmó que los satélites se desplegaron con éxito en la órbita objetivo.

¡Cargas útiles implementadas con éxito en nuestra órbita objetivo! Estamos tan, tan orgullosos de decir que LauncherOne ha completado su primera misión al espacio, llevando 9 misiones CubeSat a la órbita terrestre baja para nuestros amigos de la NASA.

De los nueve satélites puestos en órbita, uno de ellos estudiará cómo chocan las partículas diminutas en el espacio, otro es un satélite experimental de detección de radiación y otro monitorea la temperatura. Estos fueron desarrollados por tres universidades de Estados Unidos.

Virgin Orbit se acerca a SpaceX y ya piensa en enviar más satélites al espacio

Con la prueba finalizada, Virgin Orbit se une al selecto grupo de SpaceX y Rocket Lab, dos empresas de nueva generación que consiguen colocar cargas útiles en la órbita terrestre. A diferencia de ellas, Virgin tomó un camino diferente al lanzar un cohete desde el aire y no en una plataforma en tierra.

Cosmic Girl, como se conoce al Boeing 747-400, es un avión modificado que carga el cohete bajo una de sus alas. La primera prueba exitosa de un lanzamiento en el aire se realizó a mediados de 2019 sobre el desierto de Mojave, California. En ella se consiguió separar un LauncherOne completamente cargado desde el ala, aunque este cayó en picado.

Uno de los 9 nanosatélites enviados al espacio por Virgin Orbit

Luego de meses de ajustes, Virgin Orbit se preparó para un lanzamiento real y en mayo de 2020 probó suerte. Lamentablemente la misión terminó prematuramente debido a un fallo en el cohete al comienzo del vuelo. La empresa recibió el apoyo del mismo Elon Musk, quien expresó que a SpaceX le tomó cuatro intentos antes de poner en órbita el Falcon 1.

Tras el lanzamiento del domingo, Virgin Orbit se prepara para un futuro prometedor en el que espera enviar más satélites de otros clientes. Richard Branson confirmó que él y otros inversionistas inyectaron más de 1.000 millones de dólares para conseguir que Virgin Orbit hiciera honor a su nombre y colocara satélites en órbita.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.