Samsung lleva meses desarrollando un nuevo sistema de computación en memoria que utiliza la tecnología de los chips MRAM (Magnetoresistive Random Access Memory). Se trata de versión mejorada de los módulos DRAM que permiten que los datos puedan almacenarse y procesarse en el mismo componente. Ahora, la compañía ha confirmado la primera demostración y la intención de producir en masa esta nueva arquitectura.

La arquitectura MRAM ofrece múltiples ventajas. Entre ellas, y según Samsung, la posibilidad de almacenar los datos desde la propia red de memoria, algo que permite evitar el uso de componentes externos de almacenamiento. También procesar los datos de manera paralela desde el mismo chip, lo que puede reducir el consumo energético. Todo ello, además, teniendo en cuenta que la memoria MRAM es una memoria no volátil. Es decir, puede almacenar los datos incluso aunque el dispositivo esté apagado.

Uno de los inconvenientes de las memorias MRAM, según Samsung, es su baja resistencia. Esto impide aprovechar la reducción de energía cuando se ejecuta en una arquitectura informática estándar. En este caso, los investigadores de Samsung decidieron abordar este problema ideando un nuevo chip de matriz MRAM destinado a la computación de IA.

Al introducir MRAM, la memoria que ya ha alcanzado la producción a escala comercial integrada en la fabricación de semiconductores del sistema, en el ámbito de la computación en memoria, este trabajo amplía la frontera de las tecnologías de chips de IA de baja potencia de próxima generación.

Explica Samsung.

En las pruebas, publicadas por la revisa Nature y realizadas junto a Samsung Advanced Institute of Technology (SAIT) y Samsung Electronics Foundry, la compañía consiguió que alcanzara un 98% de precisión en la clasificación de dígitos manuscrito y hasta un 93% de precisión en la detección de caras en escenas.

Samsung continúa trabajando en su memoria DRAM LPDDR5

Las memorias MRAM suponen un importante avance para Samsung. No obstante, la compañía continúa desarrollando su sistema DRAM LPDDR5 con hasta 64 GB por módulo, que ofrecen un rendimiento de procesado hasta 1,3 veces mayor que la arquitectura LPDDR5.

Este nuevo módulo de memoria RAM permitirá a Samsung ofrecer un rendimiento suficiente para procesar tareas de inteligencia artificial y está pensado para poder procesar toda la información que requerirá el metaverso. Por otro lado, y según confirmó la compañía, su uso puede estar destinado más allá de los teléfonos móviles.