Si hiciéramos una lista de los actores más queridos de Hollywood, seguramente Keanu Reeves estaría compitiendo por el primer lugar. Evidentemente, además del carisma que desprende, existen múltiples anécdotas que han agrandado la figura del actor más allá del cine. Una de ellas, de hecho, tiene que ver con su participación en The Matrix, el primer filme de la exitosa franquicia de ciencia ficción que recientemente debutó su cuarta entrega.

De acuerdo a New York Post, Keanu Reeves recibió un total de $45 millones de dólares por aparecer en The Matrix. Cabe mencionar que $10 millones se pagaron por adelantado, mientras que el resto llegó gracias al desempeño del largometraje en la taquilla. Pues bien, el actor decidió donar el 70%, que equivale a $31,5 millones de dólares, a la investigación de la leucemia.

No obstante, existe una historia interesante de fondo que llevó a Keanu Reeves a realizar semejante donación. Su hermana menor, Karina Miller, fue diagnosticada con leucemia en 1991. Afortunadamente, superó la grave enfermedad tras una lucha que se prolongo durante 10 años. Esta situación, desde luego, motivó a Reeves a desprenderse de una importante suma de dinero. En aquel entonces, no olvidemos, apenas estaba consolidando su carrera en el mundo cinematográfico.

La voluntad de ayudar de Keanu Reeves

Después de aquella acción, Keanu Reeves volvió a hacer donaciones a la investigación de la leucemia, entre otras causas. Otro punto que debemos destacar es que el susodicho jamás alardea por sus contribuciones. Actualmente es normal ver a influencers presumir donaciones a través de redes sociales para buscar el aplauso y aprobación pública, pero Keanu Reeves prefirió seguir un camino de discreción.

Incluso creó una fundación sin fines de lucro y, durante muchos años, nadie lo supo. Cuando se descubrió, el propio Keanu Reeves explicó en 2009 la razón del secretismo: "Tengo una fundación privada que ha estado operando durante cinco o seis años, y ayuda a un par de hospitales infantiles y a la investigación del cáncer. No me gusta adjuntar mi nombre en ello, simplemente dejo que la fundación haga lo que hace".