Después de su estreno a finales de diciembre, No mires arriba sigue siendo una de esas producciones sobre las que se revisan todos los detalles. A medida que pasa el tiempo, y el equipo de trabajo se anima a compartir algunos aspectos de la producción, se revelan curiosidades e ideas que no se sabían desde un primer momento. Una de las más recientes fue compartida por el director de la película, Adam McKay, quien explicó parte del origen de la frase final con la que Leonardo DiCaprio cierra la película.

Tras una parodia sostenida sobre la sociedad contemporánea, No mires arriba va cerrándose hacia un camino previsible. Este aspecto se corresponde con el objetivo de los realizadores: la sensación es que, ante una amenaza global, cada quien seguirá prestando atención a cuestiones más próximas. La visión, que podría entenderse como algo egoísta, responde a ese mensaje. Entre tanta risa o situaciones absurdas hay una suerte de retrato de la humanidad.

La escena final de la película muestra a sus protagonistas, esos enfocados en difundir el riesgo que corría la Tierra, reunidos en una cena. Sí, la última cena. Aunque procuran generar una atmósfera serena, casi familiar, la tensión es evidente: se acerca el final. Es en ese momento cuando Leonardo DiCaprio toma la palabra: “Realmente teníamos todo, ¿no?…”, mientras comparte con sus compañeros una sonrisa de resignación. Ese final no estaba del todo cerrado, explicó Adam McKay, y fue el propio DiCaprio que se animó a sugerir la línea final.

No mires arriba, Adam McKay
y el trabajo con Leonardo DiCaprio

Durante una entrevista a Insider, Adam McKay detalló parte del proceso de colaboración entre él y Leonardo DiCaprio durante No mires arriba. El director dijo:

Lo creas o no, esa línea al final de la película donde dice: ‘Realmente teníamos todo…’ no estaba en el guión. Leonardo vino y la propuso el día que estábamos filmando”.

Profundizando en este momento y la relación con Leonardo DiCaprio, Adam McKay explicó: 

“En la edición, fue Leo quien nos empujó a poner la línea. La línea fue tan devastadora. Estábamos tratando de conseguir el equilibrio de ese final justo. No quieres traumatizar a la audiencia, pero quieres que los golpee. Así que no teníamos esa línea. Se acercaba al corte final y no nos quedaba mucho tiempo. Leo estaba allí y dijo: '¿Qué tal probar esa línea? Realmente se sintió poderoso cuando lo hicimos’”.

Pero no todo fue tan sencillo, al momento de tomar la decisión para dar el último toque a No mires arriba. Adam McKay dijo: 

Tenía miedo de usarla. Lo pusimos justo antes de una proyección de prueba y simplemente aterrizó. Así que le agradecí a Leo por empujarme en eso. Esa es realmente la línea de la película. Originalmente, la línea era Jen diciendo 'Bueno, lo intentamos'. Y fue Leo quien dijo: 'No, parece que tiene que ser otra cosa'".

No mires arriba se puede ver a través de Netflix.