Tesla no tiene planes de anunciar ningún vehículo durante este 2022. Así lo ha confirmado Elon Musk, CEO de la compañía, en un la habitual llamada a inversores tras anunciar los resultados del cuarto trimestre de 2021. La empresa de movilidad eléctrica, por lo tanto, confirma definitivamente el retraso del Cybertruck para 2023, tal y como adelantaron algunos reportes hace apenas unos días.

La firma tampoco lanzará este año el Tesla Semi, el camión eléctrico cuya comercialización también estaba programada para este 2022. Según Musk, la introducción de nuevos automóviles, como el Cybertruck, significaría una disminución de la producción de los modelos actuales. Deja claro que el objetivo de este año es incrementar la fabricación de aquellos vehículos que ya se están en el mercado. El directivo, además, también quiere centrarse en la mejora de la conducción autónoma total. "Me sorprendería si no logramos una conducción autónoma completa más segura que un humano este año", ha destacado.

La compañía, recordemos, lleva lidiando con diferentes problemas en la producción del Cybertruck desde prácticamente su lanzamiento. Esto, inevitablemente, ha ocasionado diferentes retrasos en su comercialización. El pickup eléctrico debió llegar en 2021, pero Tesla finalmente lo retrasó para 2022. Ahora, según Musk, la producción iniciará en enero de 2023. Es básicamente, una cuestión de prioridades, según ha dado a entender el magnate sudafricano. "De haber tenido un coche nuevo el año pasado, eso hubiera requerido un nivel de atención y recursos que habría resultado en menos vehículos entregados. Y lo mismo es válido para este año", menciona.

Tesla todavía no ha comenzado a trabajar en el Tesla Model 2

Foto por Vlad Tchompalov en Unsplash

En paralelo, Elon Musk ha confirmado que la compañía todavía no está trabajando en el desarrollo del Tesla Model 2, el vehículo de 25.000 dólares previsto para un lanzamiento en 2023. No obstante, ha asegurado lo harán "en algún momento". Por lo tanto, los planes de lanzar un modelo eléctrico económico siguen en la mesa. Uno de los objetivos de este automóvil económico era el de impulsar las ventas de los vehículos de Tesla, algo que no parece preocupar a Musk. El máximo responsable de la firma norteamericana asegura que continuarán vendiendo todos aquellos vehículos que puedan producir, siempre y cuando el precio de estos "no cambie en absoluto".

Prueba de ello son los resultados de récord correspondientes cuarto trimestre de 2021, con un incremento de ingresos del 65 % respecto al mismo periodo del año anterior. El Model 3, además, se mantiene como el vehículo Tesla más exitoso en Europa.