El magnate de origen sudafricano Elon Musk vuelve a provocar una subida de la criptomoneda Dogecoin. Concretamente, lo ha hecho al anunciar que Tesla admitirá la citada criptomoneda para la compra de productos de merchandising. Una confianza a la que el mercado ha respondido positivamente pocos minutos después del anuncio.

Elon Musk habló sobre esta posibilidad el pasado mes de diciembre, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha activado en la web de Tesla la posibilidad de adquirir los citados artículos usando Dogecoin.

En la página de la empresa norteamericana se ha incorporado un breve Q&A que pretende aclarar algunas de las dudas que los posibles compradores puedan tener. Entre la información más relevante encontramos lo siguiente:

  • Los productos de Tesla que se pueden comprar con Dogecoin tendrán un símbolo de la criptomoneda junto al botón "pedir".
  • En el proceso de compra, la página de pagos mostrará el ID de la cartera de Tesla tanto en código alfanumérico como QR. El comprador tendrá que usar dicha dirección para transferir la cantidad indicada.
  • Los precios de los productos se mostrarán directamente en Dogecoin. La web de Tesla también incluirá los impuestos correspondientes a la compra.
  • No es posible cancelar un pedido hecho con Dogecoin. Tampoco se podrán devolver los productos adquiridos usando la criptomoneda.
  • No puedes usar múltiples carteras para realizar un mismo pago. Todo debe proceder del mismo wallet.
  • Si te equivocas pagando e incluyes una cantidad inferior, es posible que la transacción se cancele. Si envías una cantidad superior, Tesla no devolverá la cantidad cobrada en exceso a la forma de pago original.

Más allá de Dogecoin: Elon Musk y Tesla también han coqueteado con otras criptomonedas

Dogecoin es, actualmente, la única criptomoneda admitida por Tesla. No obstante, tanto la empresa norteamericana como el propio Elon Musk han coqueteado en el pasado con otras criptos como Bitcoin. De hecho, Tesla llegó a admitir esta criptomoneda durante un periodo de tiempo, aunque la compañía acabó dando marcha atrás.

Elon Musk no es el único CEO de una gran compañía estadounidense que muestra interés públicamente en las criptomonedas. Otro de ellos es Jack Dorsey, que recientemente abandonó su cargo en Twitter y, actualmente, se encuentra inmerso en proyectos de este tipo.