Que Guillermo del Toro es uno de los cineastas mexicanos más conocidos en el mundo entero parece una obviedad. Su interés por el género fantástico resulta indiscutible a la luz de los once largometrajes que ha parido hasta el momento. Saltó a la palestra con su ópera prima, Cronos (1993), y de ahí, al dorado Hollywood. Desde entonces, nos ha entregado otras películas como Hellboy (2004), El laberinto del fauno (2006) o La forma del agua (2017), triunfante en los Premios Oscar. Y El callejón de las almas perdidas (2021) es su nuevo filme.

Se trata de un remake del homónimo de culto que había dirigido en 1947 el británico Edmund Goulding, responsable de la oscarizada Gran Hotel (1932), Amarga victoria, La solterona (1939) o El filo de la navaja (1946) también. Con él adaptó la novela de título idéntico escrita un año antes por el estadounidense William Lindsay Gresham (1909-1962). El actor Tyrone Power desempeña el papel principal de Stan Carlisle, un personaje misterioso cuyos pasos le conducen a un circo ambulante que trastoca su existencia y la de los que le habitan allí.

Lógico que ‘El callejón de las almas perdidas’ atraiga a Guillermo del Toro

Searchlight

La idea para la obra de Gresham le llegó cuando luchaba con las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española. Le hablaron sobre cierta atracción espeluznante de feria que, por lo visto, había entonces en nuestro país. “La historia del Monstruo me obsesionó. Al final, para librarme de ella, tuve que escribirla”, había declarado el literato inglés después de que el libro se publicara. “La novela, de la cual fue la base, pareció horrorizar a los lectores tanto como me horrorizó a mí la historia original”. Lógico que algo así atraiga a Guillermo del Toro.

Sobre su versión nueva de El callejón de las almas perdidas podemos decir, por lo pronto y sin duda, que cuenta con un elenco estelar. Bradley Cooper (La gran estafa americana) se mete en la piel de Stan Carlisle, y le dan la réplica Cate Blanchett (El Señor de los Anillos) como Lilith Ritter, Rooney Mara (Her) encarnando a Molly Cahill o Toni Collette (Las horas) como Zeena.

Pero también Willem Dafoe (El aviador) interpretando a Clem Hoatley, Ron Perlman (Enemigo a las puertas) como Bruno, David Strathairn (Eclipse total) dando vida a Pete, Richard Jenkins (Mientras nieva sobre los cedros) como Ezra Grindle o Mary Steenburgen (Regreso al futuro 3) de la señora Kimball. Y ahora te ofrecemos un clip exclusivo con imágenes de la película y comentarios de casi todos ellos.

La ambición desmedida de Stan Carlisle

El callejón de las almas perdidas es un relato sobre el destino, sobre un personaje que podría cambiar su vida y, aun así, su propio orgullo es tan fuerte que se convierte en su destino”, asegura Guillermo del Toro. Para Toni Collette, “se trata de un hombre que se busca a sí mismo en el entorno de una feria ambulante y toda la gente que hay en ella”, un ámbito que “es un imán para este tipo de personas que creen que no pertenecen a ningún lugar”. Aunque, en palabras de Ron Perlman, “el problema con Stanton Carlisle es que no está hecho para encajar”.

Cate Blanchett, por su parte, expone que “la película transcurre en dos mundos muy distintos: el mundo de una feria” —al que se acude “con otro tipo de vida de la que [se] quiere huir o de la que [uno] se ha hartado” según Perlman—, “y el de la alta sociedad”. Pero “la oscuridad que hay en ese mundo real es mucho más amenazante y aterradora”. Y concluye la actriz: “El callejón de las almas perdidas es la noche oscura del alma y gravita en torno a Stan [Carlisle] y su implacable deseo de llegar a lo más alto, cueste lo que cueste”.